Módulos Tomas de Canal

Investigadores australianos aseguran que el dingo no es un perro salvaje

Un estudio realizado por una veintena de científicos sostiene que los dingos tienen características que los diferencian de perros domésticos y canes salvajes

Australia

El dingo probablemente llegó a Australia hace 4.000 años, junto con los humanos. (Morguefile)

El dingo probablemente llegó a Australia hace 4.000 años, junto con los humanos. (Morguefile)

Investigadores australianos aseguran que el dingo no es un perro salvaje sino que es una especie por sí sólo, por lo que se necesita reclasificarlo para catalogarlo como fauna autóctona.

Unos 20 investigadores de diferentes universidades australianas observaron que el dingo tiene muchas características que lo diferencian de los canes domésticos y otras especies de caninos salvajes.

En un artículo publicado el martes en la revista científica Zootaxa, los investigadores argumentan que debido al aislamiento geográfico y el estado salvaje de Australia durante un milenio "existen pocas pruebas" que afirmen que este animal salvaje es un perro.

"No hay pruebas históricas de domesticación de cuando el dingo llegó a Australia, y el grado de domesticación antes de su llegada es incierto y probablemente bajo, comparado con los perros domésticos", indicó en un comunicado Bradley Smith, de la Universidad Central de Queensland.

La clasificación del dingo es fuente de un intenso debate en la comunidad científica.

El Museo Australiano, el más antiguo de su tipo en el país, considera que el dingo es un "perro salvaje" que probablemente llegó a Australia con los humanos desde Asia hace unos 4.000 años.

Su clasificación tiene consecuencias diferentes para su conservación en Australia, en donde se lo considera como una amenaza a los animales domésticos y el ganado, aunque algunos sostienen que favorece el control de plagas como los gatos salvajes y los zorros.

Los planes de control de los dingos difieren entre los estados, en algunos pueden ser capturados y cazados.

Los investigadores que argumentan de que no se trata de un perro, sostienen que el gobierno debe presentar una política que clasifique la especie como fauna nativa, lo que les proveería una mayor protección.

Los ataques de este animal contra los seres humanos son poco habituales. A pesar de ello esta semana una turista francesa y sy hijo tuvieron que recibir asistencia médica por un ataque de un dingo en la isla Fraser.

Tags Relacionados:

animales

Australia

ciencia

IrMundial 2018