Ya no hay béisbol, ni carruajes de caballos, ni hordas de turistas. Han sido reemplazados por el canto de los pájaros, caminatas solitarias y un renovado aprecio por la belleza del Central Park durante la cuarentena de Nueva York debido al coronavirus. (Johannes EISELE / AFP).
Ya no hay béisbol, ni carruajes de caballos, ni hordas de turistas. Han sido reemplazados por el canto de los pájaros, caminatas solitarias y un renovado aprecio por la belleza del Central Park durante la cuarentena de Nueva York debido al coronavirus. (Johannes EISELE / AFP).

El alcalde Bill de Blasio, anunció el cierre de los colegios públicos de la ciudad durante el resto del año escolar, una medida que tildó de “dolorosa” pero “necesaria para salvar vidas” para poder seguir implementando el distanciamiento social y vencer al coronavirus. Las calles de lucen completamente vacías. De ser ‘La Gran Manzana’, pasó a ser una ciudad fantamas.

Sin empleo y sin dinero por la pandemia de coronavirus, millones de personas hacen fila durante horas en Estados Unidos para poder recibir comida gratis.

Los bancos de alimentos, que ya atendían a una población vulnerable, multiplican la distribución, pero temen no poder hacer frente a la creciente demanda.

Las mismas escenas se reproducen por todo el país, de Nueva Orleans a Detroit, pasando por Nueva York, donde el gobierno municipal reparte desayuno, almuerzo y cena gratuitos en varios puntos de la ciudad.

Nueva YorkNúmero
Muertos17,671
Contagios236,732

Son imágenes de una población desesperada, que en general ha perdido su empleo y por tanto sus ingresos, a la espera de la llegada de un cheque del gobierno federal, que aprobó a fines de marzo un gran plan de apoyo a la economía.

Pero para algunos, como millones de inmigrantes sin papeles, en su mayoría de origen latinoamericano, no habrá cheque, advirtió el gobierno de Donald Trump.

Coronavirus: en EEE.UU las comunidades latinas y afroamericanas son las más afectadas

¿Era Nueva York más vulnerable?

El gobernador Andrew Cuomo lo repitió muchas veces. La ciudad de Nueva York, con una población de 8,6 millones de personas, es una megalópolis de una alta densidad poblacional, con más de 10.000 habitantes por km2. Un terreno propicio a la propagación de enfermedades infecciosas. Además, millones utilizan a diario el transporte público.

Es también uno de los primeros destinos turísticos mundiales: recibe cada año más de 60 millones de turistas.

Según expertos en genética estadounidenses, el virus llegó desde Europa a Nueva York en febrero.

Un estudio publicado en marzo por el blog educativo Clever clasificó a Nueva York como la ciudad "más vulnerable" a la epidemia en el país, por delante de San Francisco, Washington, Detroit y Miami.

La metrópolis se caracteriza por fuertes desigualdades socioeconómicas y una sobrepoblación en algunos barrios populares de Queens o el Bronx, donde muchos neoyorquinos sufren problemas de salud y no tienen acceso a atención médica. Estos barrios -donde viven millones de hispanos- son los más afectados por el coronavirus. La tasa de infección en el Bronx, por ejemplo, duplica la de Manhattan (1.273 casos por 100.000 habitantes, contra 611 en Manhattan).

"Con la densidad, la sobrepoblación, la pobreza, Nueva York cumplía con todos los prerrequisitos para sostener la hipótesis de que sería golpeado con mucha dureza", subrayó Irwin Redlener, profesor de salud pública en la Universidad de Columbia.

¿Subestimaron el riesgo las autoridades?

El 2 de marzo se confirmó el primer caso en Nueva York y al día siguiente, cuando se detectaba otro en New Rochelle, en los suburbios, el gobernador Cuomo afirmó que la ciudad tiene "el mejor sistema de salud del planeta". "No pensamos que la situación aquí pueda ser tan mala como en otros países", dijo entonces.

Tras muchas dudas, el alcalde Bill de Blasio anunció el cierre de las escuelas públicas, bares y restaurantes el 16 de marzo. El gobernador decretó el confinamiento y el cierre de todas las actividades no esenciales una semana después, el 22 de marzo.

Últimas Noticias del Coronavirus en Nueva York

La historia de un farmacéutico en Nueva York que acumuló 200.000 mascarillas y se aprovechó de la crisis del COVID-19

Un farmacéutico de Nueva York acumuló y trató de vender equipos de protección personal y mascarillas con un alto margen de beneficio mientras los trabajadores de la salud reclamaban suministros para hacer frente al coronavirus, según informó The New York Post a partir de una orden de registro ordenada por el Tribunal de Distrito Este de la ciudad.

El farmacéutico del Upper East Richard Schirripa, de 66 años y dueño de una farmacia en Madison Avenue, está acusado de comprar por miles de dólares mascarillas y otros productos de protección a principios de este año y aumentar los precios en abril, con la pandemia del coronavirus.

Schirripa, que aún no está detenido, fue sorprendido por la policía cuando agentes discutieron con él la venta de máscaras quirúrgicas y comerciales de grado N-95 a entre 22 y 15 dólares, cuando generalmente se venden por menos de 1,50 dólares, según los documentos judiciales.

Los agentes federales dicen que el farmacéutico gastó más de 200.000 dólares en mascarillas cuando el virus comenzó a extenderse por China a principios de este año, pero aún no había llegado a Estados Unidos.

Schirripa le dijo a los compradores potenciales, agentes encubiertos, que obtuvo las máscaras de un proveedor en Florida, donde se obtuvieron a su vez en el mercado negro, que aumentaron de 20 a 400 dólares por caja.

“Pagué un precio muy alto por ellos, pero sabes, cuando tienes algo que nadie más tiene, no es un precio alto ... Solía vender una caja de estos por 20 dólares, ahora es como 15 por mascarilla”, indicó The New York Post en referencia al diálogo de Schirripa con los agentes encubiertos.

Las bicicletas en Nueva York

Cuando la tienda de venta y reparación de bicicletas más antigua de Estados Unidos abrió sus puertas, la gripe española hacía estragos en Nueva York.

Más de un siglo después, está ayudando a los neoyorquinos a trabajar y a mantener cierta salud física y mental.

El ciclismo se ha tornado vital durante el coronavirus.

Casi todas las tiendas tuvieron que cerrar debido a las medidas de cuarentena adoptadas por la Gran Manzana para hacer frente a la COVID-19, pero comercios como Bellitte Bicycles fueron considerados esenciales y se les permitió permanecer abiertos.

Se han tornado fundamentales para los neoyorquinos que van a los hospitales, para los trabajadores inmigrantes que hacen repartos y para residentes aislados que buscan desesperadamente escapar de sus pequeños apartamentos para hacer un poco de ejercicio en solitario.

"Los negocios han sido buenos pero también se trata de servir a la comunidad", dijo Sal Bellitte, copropietario de Bellitte Bicycles, cuyo abuelo abrió la tienda en el barrio de Jamaica, en Queens, en 1918.

Los habitantes de Nueva York tratan de evitar el metro o los autobuses debido a las reglas de distanciamiento social, disfrutan de calles y avenidas desprovistas de sus embotellamientos habituales y están haciendo que las tiendas de bicicletas sean uno de los raros comercios que se benefician de la crisis.

Los neoyorquinos están arreglando viejas bicicletas o comprando nuevas para compensar las clases de pilates canceladas y el cierre de los gimnasios, mientras los repartidores buscan arreglar los frenos o los cambios.

"El negocio marcha viento en popa", dijo Paris Correa, de 29 años, que comenzó hace poco a trabajar en el Bike Stop en Astoria. "Me contrataron porque el dueño sabía que esto mejoraría".

Bellitte Bicycles es la tienda de bicicletas más antigua en manos de una misma familia en Estados Unidos, según Bellitte, tercera generación de su familia propietaria del comercio.

EEUU observa el coronavirus con leve optimismo tras mejora en Nueva York

La situación mejoró este jueves en los hospitales de Nueva York, suscitando un leve optimismo ante la pandemia de coronavirus que ha dejado más de 15.000 muertos en Estados Unidos, pero las autoridades advierten que aún está lejos el regreso a la normalidad, ya que no se descarta una segunda ola de contagios.

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, anunció un nuevo récord de fallecidos por COVID-19 en su estado, 799 en 24 horas, casi el mismo número que en países como Italia o España en lo peor de la pandemia.

Cuomo comunicó, sin embargo, un dato más alentador: nunca hubo tan pocas nuevas hospitalizaciones desde el inicio de la crisis en el estado de Nueva York. En las últimas 24 horas, sólo 200 nuevos pacientes con coronavirus tuvieron que ser ingresados.

La admisión en cuidados intensivos también está bajando, con sólo 84 personas ingresadas en el último día.

De seguir esa tendencia, la curva de fallecidos se aplanará en las próximas semanas.

Se ha evitado la penuria de camas de hospitales prevista por distintas estimaciones, dijo Cuomo, que insistió sin embargo en que la lucha no ha terminado.

“No podemos asumir que porque estamos viendo algunas señales positivas esto acabará pronto o que no habrán olas adicionales” del brote en el futuro, alertó el gobernador.

No habrá un levantamiento repentino del confinamiento decretado en el estado hace 18 días, advirtió Cuomo. Se procederá paso a paso, y primero habrá que realizar pruebas de detección de la COVID-19 a millones de trabajadores para comprobar quién tuvo el coronavirus y está por tanto inmunizado, pero el número de test disponibles aún está lejos de lo necesario.

Récord de muertos en Nueva York por coronavirus, pero caen las hospitalizaciones

El estado de Nueva York registró un récord de 731 muertes por coronavirus en las últimas 24 horas, aunque la cantidad de hospitalizaciones parece estar estabilizándose, anunció el martes el gobernador Andrew Cuomo.

La covid-19 en Nueva York ya registra la mitad de todos los fallecidos por el virus en Estados Unidos, informó Cuomo en conferencia de prensa.

Tras dos días en que los números de muertes cayeron a 599 y 594, Nueva York tuvo el lunes su mayor número de fallecidos, 731, desde el récord anterior de 630 registrado el sábado.

Pero las hospitalizaciones han estado bajando en los últimos tres días debido a las fuertes medidas de confinamiento adoptadas por el estado con más de 139.000 enfermos de la covid-19, ofreciendo una luz de esperanza, aseguró Cuomo.

“Estamos proyectando que estamos llegando a una meseta en el número de hospitalizaciones”, dijo el gobernador. Las estimaciones muestran que la curva “está empezando a bajar”.

“Los ingresos diarios a cuidados intensivos están bajando, y eso es una buena noticia. La cantidad de intubaciones está bajando, y eso es una buena noticia”, añadió.

El gobernador, que el lunes extendió las medidas de distanciamiento social decretadas hace tres semanas hasta el 29 de abril, llamó a los residentes de Nueva York a no salir de sus hogares a menos que sea estrictamente necesario.

“Lo que hagamos afecta el número de casos, nuestra conducta afecta el número de casos”, recordó.

El Time Square luce completamente vacío luego de la indicación del gobierno de no salir a las calles a menos que sea necesario. (Foto: AFP)
El Time Square luce completamente vacío luego de la indicación del gobierno de no salir a las calles a menos que sea necesario. (Foto: AFP)

Las predicciones no son las mejores

El presidente Donald Trump reveló en conferencia de prensa que la podría alcanzar su punto más alto en las próximas dos semanas y que esas serán las más difíciles y dolorosas.

A pesar que el aislamiento social continuará, el mandatario explicó que proyecta de 100 mil a 240 mil muertes en el país debido al coronavirus, cifras que superarían a las 53 mil que dejó la Primera Guerra Mundial en el país norteamericano.

“Quiero que todo estadounidense esté preparado para los días oscuros que nos aguardan”, dijo Trump. “Serán dos o tres de las semanas más duras que haya vivido el país. Perderemos a miles de personas”.

En el peor de los casos el número de fallecidos se acercaría a las 291 mil bajas sufridas en los campos de batalla de la segunda guerra mundial.

“No hay panaceas”, dijo Birx. “No hay vacunas ni remedios mágicos. Solo las conductas. Cada una de nuestras conductas, que se traducen en algo que altera el rumbo de esta pandemia viral”.

Anthony Fauci, médico especializado en inmunología, dijo que las cifras eran “aleccionadoras” y exhortó a la población a “pisar el acelerador” de los esfuerzos colectivos de mitigación.

“Seguimos viendo que aumentan las cifras”, dijo Fauci. “No podemos caer en el desaliento por ello porque la mitigación funciona y funcionará”.

Donald Trump criticó a la OMS por su manejo sobre la crisis provocada por el coronavirus. /AFP / MANDEL NGAN).
Donald Trump criticó a la OMS por su manejo sobre la crisis provocada por el coronavirus. /AFP / MANDEL NGAN).

Catedral de Nueva York se convierte en hospital

La iglesia de la ciudad de Nueva York, conocida como la catedral gótica más grande del mundo, podrá atender al menos a 200 pacientes durante el brote de coronavirus, informaron autoridades eclesiásticas al New York Times.

El vasto interior de la catedral de San Juan el Divino (Cathedral of St. John the Divine) en Manhattan estaba vacío el lunes. Las miles de sillas que normalmente están bajo su alto techo fueron retiradas para dar lugar a un hospital de campaña para pacientes de coronavirus.

Fuentes de la catedral dijeron el lunes que su nave de 600 pies (182 metros) de largo y su cripta subterránea igualmente grande se convertiría en un hospital de emergencia como parte de la lucha contra la pandemia.

Nueve tiendas médicas con clima controlado capaces de albergar un total de al menos 200 pacientes serán erigidas dentro de la catedral a finales de la semana, dijo al Times el reverendo Clifton Daniel III, el decano de la catedral.

“Lo último como esto fue la pandemia de gripe en 1918, pero el mundo era diferente entonces y no creo que usaran la catedral de esta manera”, dijo Daniel al New York Times.

“La mayoría de los cementerios no tienen unidades de refrigeración para una pandemia. Entonces, el problema más grande ahora es que no tenemos almacenamiento refrigerado para mantener los cuerpos aquí por largos períodos”.

Así lo señala Tassi, quien preside la Asociación de Cementerios del Estado de Nueva York y trabaja desde hace 23 años en el sector.

Las funerarias también están rebasadas, y las autoridades han enviado decenas de morgues móviles o tráilers con refrigeración a hospitales y otros puntos de la ciudad para evitar que los cadáveres se acumulen sin un lugar que los reciba, como ha ocurrido en otros países golpeados por el virus.

“Nunca he visto algo así en toda mi vida, esta cantidad de personas que pueden fallecer en un período tan corto”, le dice Tassi a BBC Mundo. “Ni en el 11-S teníamos el número de cuerpos que tienes con esto”, sostiene en referencia a los atentados de 2001 en la ciudad.

El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, admitió que los muertos por coronavirus son más que los anunciados de manera oficial. (Foto: REUTERS/Brendan Mcdermid).
El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, admitió que los muertos por coronavirus son más que los anunciados de manera oficial. (Foto: REUTERS/Brendan Mcdermid).

La bolsa de valores inicia su caída

Wall Street abrió este miércoles con todos sus índices principales en rojo y con pérdidas del 3,67 % y cerca de 800 puntos en el Dow Jones, por el miedo y la incertidumbre de los inversores a lo que depara económicamente el segundo trimestre, especialmente después de que el presidente Donald Trump advirtió de que las próximas dos semanas “van a ser dolorosas” en relación a la crisis de la COVID-19.

Cinco minutos después del inicio de las operaciones en la Bolsa de Nueva York, el principal indicador del parqué neoyorquino retrocedía 804,05 puntos concretamente, situándose en 21.113,11 enteros, y lastrado especialmente por grandes cotizadas como American Express (-5,87 %) y Boeing (-5,85 %).

El mercado de Nueva York, que ayer cerró su peor primer trimestre de la historia, abría así con importantes pérdidas mientras los inversores se temen lo peor de cara al segundo trimestre del año, a pesar de que esta semana algunos analistas apuntaban a que el mercado podría haber tocado fondo y haberse situado en una “zona de resistencia”, aunque una recesión es “esperable”.

Hasta el momento, Estados Unidos se ha convertido en el país más afectado por el patógeno y cuenta ya con 189.633 casos y 4.081 muertes por COVID-19, según datos de la Universidad Johns Hopkins.E

Estados Unidos está en plena explosión de la enfermedad y ya supera los 300,000 casos y los 8,000 decesos. “Esta probablemente será la semana más dura. Habrá muchos muertos”, advirtió Trump, al admitir que el país está entrando en un “periodo que será muy horroroso”.

El estado de Nueva York, epicentro de la crisis en Estados Unidos, tuvo su peor jornada el sábado con 630 muertos en un día.

El problema de las ratas

“La gente no está dejando comida y basura afuera, así que no están siendo atraídas”, dijo al New York Times Katy Hansen, vocera de los Centros de Cuidado Animal de la Ciudad de Nueva York

Las ratas estarían buscando otros puntos para abastecerse. Es posible que en lugar de ir a los basureros de restaurantes y edificios comerciales se desplacen a sectores residenciales, donde la producción de basura ha cambiado menos.

Otra posibilidad es que las ratas cambien de comportamiento y sean más agresivas a la hora de buscar alimentos. Es posible que existan más peleas entre los animales.

Las ratas estarían buscando otros puntos para abastecerse luego que restaurantes cierren. (Foto: AFP)
Las ratas estarían buscando otros puntos para abastecerse luego que restaurantes cierren. (Foto: AFP)

¿Qué es un coronavirus?

Los coronavirus son una amplia familia de virus que pueden llegar a causar infecciones que van desde el resfriado común hasta enfermedades más graves, que se pueden contagiar de animales a personas (transmisión zoonótica). De acuerdo con estudios, el SRAS-CoV se transmitió de la civeta al ser humano, mientras que el MERS-CoV pasó del dromedario a la gente. El último caso de coronavirus que se conoce es el covid-19.

En resumen, un nuevo coronavirus es una nueva cepa de coronavirus que no se había encontrado antes en el ser humano y debe su nombre al aspecto que presenta, ya que es muy parecido a una corona o un halo.

¿Qué es la covid-19?

La covid-19 es la enfermedad infecciosa que fue descubierta en Wuhan (China) en diciembre de 2019, a raíz del brote del virus que empezó a acabar con la vida de gran cantidad de personas.

El Comité Internacional de Taxonomía de Virus designó el nombre de este nuevo coronavirus como SARS-CoV-2.

¿Cuáles son los síntomas del nuevo coronavirus?

Entre los síntomas más comunes del covid-19 están: fiebre, cansancio y tos seca, aunque en algunos pacientes se ha detectado dolor corporal, congestión nasal, rinorrea, dolor de garganta y diarrea. Estos malestares pueden ser leves o presentarse de forma gradual; sin embargo, existen casos en los que la gente se infecta, pero no desarrolla ningún síntoma, precisó la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Además, la entidad dio a conocer que el 80 % de personas que adquieren la enfermedad se recupera sin llevar un tratamiento especial, 1 de cada 6 casos desarrolla una enfermedad grave y tiene dificultad para respirar, la gente mayor y quienes padecen afecciones médicas subyacentes (hipertensión arterial, problemas cardiacos o diabetes) tienen más probabilidades de desarrollar una enfermedad grave y que solo el 2 % de los que contrajeron el virus murieron.

¿Cómo se contagia el coronavirus?

La covid-19 se contagia por el contacto de una persona sana con otra que esté infectada. Esta enfermedad se propaga de persona a persona mediante las gotículas procedentes de la nariz o boca cuando el que se encuentra enfermo tose o exhala.

En muchos casos, estas gotículas caen sobre objetos o superficies, que después tocan otros individuos y se llevan a la nariz, ojos o boca cuando pasan sus manos por la cara.

¿Quiénes son las personas que corren más riesgo por el coronavirus?

Debido a que la covid-19 es un nuevo coronavirus, de acuerdo con los reportes que se tienen a nivel mundial, las personas mayores y quienes padecen afecciones médicas preexistentes como hipertensión arterial, enfermedades cardiacas o diabetes son las que desarrollan casos graves de la enfermedad con más frecuencia que otras.

¿Cuánto dura el período de incubación de la covid-19?

Primero hay que entender que el período de incubación es el tiempo que transcurre entre la infección por el virus y la aparición de los síntomas de la enfermedad.

De acuerdo con estimaciones, el periodo de incubación de la covid-19 oscila entre 1 y 14 días, y en general se sitúa en torno a los cinco días.

Por el momento se continúan analizando y actualizando estos datos para tener una información más precisa y detallada.

¿Cuánto tiempo sobrevive el coronavirus en una superficie?

Aún no se sabe con exactitud cuánto tiempo sobrevive este nuevo virus en una superficie, pero parece comportarse como otros coronavirus.

Estudios indican que pueden subsistir desde unas pocas horas hasta varios días. El tiempo puede variar en función de las condiciones (tipo de superficie, la temperatura o la humedad del ambiente).

¿Cómo prevenir la propagación del coronavirus?

Para reducir la probabilidad de contagio existen varias maneras. Las principales son:

· Lavarse las manos con agua y jabón por 20 segundos y usar alcohol o gel desinfectante.

· Mantenerse a una distancia mínima de 1 metro de cualquier persona.

· Evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca, debido a que las manos al palpar muchos objetos y superficies pueden recoger el virus.

· Mantener una buena higiene respiratoria: si tose o estornuda deberá cubrirse la boca y la nariz con el codo doblado o con un pañuelo de papel, que deberá desecharse de inmediato.

· Permanecer en casa si no se encuentra bien. En caso tenga fiebre, tos y dificultad para respirar, busque atención médica y siga las instrucciones que le de personal de salud.

¿Hay cura para la covid-19?

Aún no existen pruebas de que alguna vacuna o medicamento pueda prevenir o curar la enfermedad. Sin embargo, los afectados deben recibir atención de salud para aliviar los síntomas; y si el paciente está grave, deberá ser hospitalizado.

La OMS coordina esfuerzos para encontrar la cura contra este nuevo coronavirus que ha acabado con la vida de miles de personas.

¿Cómo saber si recibiré el bono de S/ 380 en el Perú?

El Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social aprobó el padrón de los hogares en condición de pobreza o pobreza extrema que recibirán el subsidio ordenado por el Gobierno para disminuir la afectación económica por efecto del coronavirus. A los beneficiados se les otorgará S/ 380.

La titular del Midis, Ariela Luna, explicó que queda pendiente que el Gobierno informe quiénes acceden al subsidio y dónde lo cobrarán. “A partir de sábado o domingo se tendrá disponible una plataforma para ubicar esos datos, con solo poner su número de DNI tendrán acceso a esos datos”.

Nueva York es el epicentro de la pandemia de coronavirus en Estados Unidos y el mundo. (Foto: EFE)
Nueva York es el epicentro de la pandemia de coronavirus en Estados Unidos y el mundo. (Foto: EFE)

VIDEO RECOMENDADO

Los geriátricos de Nueva York, desbordados por coronavirus

Los geriátricos de Nueva York, desbordados por coronavirus (18/04/20)

TE PUEDE INTERESAR

MÁS VIDEOS

Coronavirus en Estados Unidos: crece ola de protestas contra el confinamiento por COVID-19

Coronavirus en Estados Unidos: crece ola de protestas contra el confinamiento por COVID-19