La aeronave en la que se trasladaba el basquetbolista se estrelló contra una montaña cercana a Calabasas, ciudad ubicada en el estado de California. (Foto: AFP)
La aeronave en la que se trasladaba el basquetbolista se estrelló contra una montaña cercana a Calabasas, ciudad ubicada en el estado de California. (Foto: AFP)

El diario estadounidense The Washington Post suspendió temporalmente a la periodista Felicia Sonmez, luego que publicara una antigua noticia sobre una acusación de violación contra Kobe Bryant algunas horas después de su repentino fallecimiento. Conoce todos los detalles de esta historia que causó polémica entre los internautas.

La tarde del domingo, Sonmez tuiteó un enlace que llevaba a una historia de Daily Beast titulada ‘El perturbador caso de violación de : la evidencia del ADN, la historia del acusador y la media confesión’.

La publicación le valió el rechazo general de los usuarios de Internet. Según aseguró la propia comunicadora, el tuit originó que reciba “amenazas de abuso y muerte de 10 mil personas, literalmente”. Los mensajes fueron eliminados poco después por órdenes de sus superiores.

Tras hacerse eco de lo ocurrido, el diario decidió suspenderla para investigar el hecho. "La periodista de política nacional, Felicia Sonmez, fue puesta en licencia administrativa mientras se revisa si los tuits sobre la muerte de Kobe Bryant violaron la política de medios sociales de la sala de redacción del ‘Washington Post’. Los comentarios mostraron un juicio pobre que minó el trabajo de sus colegas", aseguró Tracy Grant, editora gerente del periódico.

La decisión del medio fue rechazada por el sindicato de periodistas de The Washington Post, el cual expresó su "alarma y consternación" mediante una carta en la que instan al diario a prescindir de cualquier acción disciplinaria contra Sonmez y a garantizar su seguridad ante las amenazas.

La denuncia

En junio de 2003, una empleada de un hotel, del estado de Colorado, denunció a Bryant por abuso sexual. El deportista se encontraba en el lugar para someterse a una cirugía en la rodilla derecha cuando conoció a la joven, quien trabajaba como recepcionista.

En un inicio, Bryant negó su responsabilidad, pero pruebas de ADN realizadas posteriormente confirmaron el hecho. El atleta pagó una fianza y en una rueda de prensa aseguró que "no la forcé a hacer nada en contra de su voluntad, soy inocente".

En el 2005, el caso se dio por cerrado tras un acuerdo económico al que llegaron ambas partes. Nunca se confirmó la cifra, pero se habla de 2 millones de dólares.

TE PUEDE INTERESAR:

TAGS RELACIONADOS