Una llamarada solar fue captada por la NASA el 16 de agosto de 2020. (Foto: NASA/YouTube)
Una llamarada solar fue captada por la NASA el 16 de agosto de 2020. (Foto: NASA/YouTube)

Entre este jueves y viernes, una tormenta solar impactará en la Tierra, de acuerdo a los pronósticos de la Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica (NOAA) de Estados Unidos. A través de Facebook, la organización reportó que el 16 de agosto la NASA observó como una expulsión de masa coronal (CME por siglas en inglés) del Sol.

Análisis del CME sugieren una probable llegada a la Tierra en forma de un golpe indirecto temprano o a mediados del 20 de agosto. El pronóstico actualmente requiere una respuesta geomagnética planetaria general de condiciones ACTIVAS (K4), con la posibilidad de períodos aislados de condiciones de tormenta G1 (Menores)”, precisó la NOAA en Facebook.

Se cree que la llegada del golpe será de baja a moderada.

La NOAA no espera que la tormenta solar de esta semana tenga un impacto significativo, aunque mantienen el monitoreo constante. Lo que se puede esperar es que las partículas del Sol colisionen con el campo magnético de la Tierra y como consecuencia se creen Auroras boreales.

Por su parte, la que el 16 de agosto de 2020, “el Sol liberó una explosión de luz y energía conocida como llamarada solar”. Esta es de clase B1, la segunda clase de llamarada más pequeñas. En general, las llamaradas solares son poderosas explosiones de radiación. La radiación dañina de una llamarada no puede pasar a través de la atmósfera de la Tierra, para afectar físicamente a los humanos. Sin embargo, cuando es más intensa, puede perturbar la atmósfera para capa donde viajan las señales de GPS y comunicaciones.

TAGS RELACIONADOS