(Domingo al día)

Anthony Obando, exempleado del hotel donde concentraba la Selección Peruana durante las Eliminatorias Rusia 2018, rompió en lágrimas al recordar cómo ocultó información durante las investigaciones por la contaminación que reclamó haber sufrido el delantero peruano al interior de las instalaciones del alojamiento en San Isidro.

El mozo que estaba a cargo de la atención de la Selección Peruana y que le tomó el pedido de un té con limón al futbolista peruano no soportó más y se quebró tras contar que fue instruido por Iván Hoyle, gerente de Alimentos y Bebidas del hotel, para librar de toda responsabilidad al establecimiento.

"Hizo que no habláramos y nos cambió el testimonio. Nos dio unas hojitas, preparándonos lo que íbamos a decir. 'Si alguien de la federación les pregunta algo, no digan nada', nos decía", señaló Obando antes de romper en llanto frente a Jordy Alemany, otrora asistente de Alimentos y Bebidas del hotel, quien le comentó que el mundo debía saber la verdad sobre esa "injusticia".

Previamente, Obando explicó en la conversación registrada con una cámara escondida y publicada por Domingo al día cómo la contaminación de Paolo Guerrero "se dio en el hotel". "Han agarrado una tacita o una jarrita con mate de coca, no la han lavado bien y han servido el té con limón ahí", se escuchar decir al mozo que atendió al futbolista nacional.

TAGS RELACIONADOS