Todos los dónuts de una tienda de California se acaban antes del mediodía por una emotiva razón

Todo un vecindario se unió para apoyar a una pareja que les ha vendido dónuts por más de 28 años. Su historia ha conmovido a quienes se endulzaron con sus creaciones.

Donuts

Residentes de una ciudad californiana decidieron ayudar al dueño de una tienda local de dónuts con una solidaria campaña. (Foto: Pixabay)

Residentes de una ciudad californiana decidieron ayudar al dueño de una tienda local de dónuts con una solidaria campaña. (Foto: Pixabay)

Hay negocios que se vuelven los preferidos de todos los vecinos del barrio y más aún cuando son atendidos por amables personas. Esto es lo que sucede en la ciudad de Seal Beach en el condado de Orange, California, donde Donut City se ganó a su clientela no solo por sus riquísimos dónuts de diversos sabores sino porque los propietarios John y Stella Chhan han estado detrás del mostrador siempre con una sonrisa. Sin embargo, un penoso hecho les cambió la vida, pero también les demostró que lo que uno siembra, lo cosecha con creces.

En septiembre, los vecinos notaron que Stella ya no estaba vendiendo en el lugar y que su esposo se veía bastante preocupado. La clienta Dawn Caviola indagó y descubrió que la mujer de 63 años había sufrió un aneurisma, por lo que se mantiene en un centro de rehabilitación y que él va todos los días a visitarla y pasar tiempo con ella.

Esto la motivó a iniciar una solidaria campaña con todos los vecinos. Publicó su idea en Nextdoor, la red social privada para la comunidad de residentes indicando que "si suficientes personas compraban una docena de dónuts cada mediodía, el propietario podría cerrar temprano y estar con su esposa". La propuesta fue todo un éxito y rápidamente se viralizó.

La conmovedora historia se hizo más popular tras un reportaje del diario The Orange County Register donde se contó el boom que se vive en la tienda de dónuts los siete días de la semana y cómo todos no dudaron en apoyar a John, quien ya no tiene más productos que vender al llegar las 12, tres horas antes de lo habitual. Es así que por las tardes puede visitar a su amada en un centro de rehabilitación.

Los vecinos de Seal Beach no solo hicieron de Donut City su lugar favorito durante casi tres décadas por el exquisito sabor de sus donas, panecillos, rollos de canela o los baratos precios, sino porque siempre vieron al hombre “trabajar muy duro para mantener sus puertas abiertas y apoyar a su familia", así que ellos no dudaron en demostrarle su estima.

Por más de 28 años han trabajado con mucho esmero en su negocio por lo que cuando un cliente se ofreció a configurar una página GoFundMe para buscar donaciones, John se negó argumentando que “tiene mucho dinero” y “solo quiere pasar más tiempo con su esposa".

La pareja de esposos Chhan llegó a Estados Unidos desde Camboya como refugiados en 1979, y compraron Donut City 10 años después.

Tags Relacionados:

Estados Unidos

California

Donuts

Leer comentarios ()

IrMundial 2018