La actriz reconoce que gracias a su personaje en "Betty en NY" pudo salir adelante gracias a un tema personal que estaba atravesando. (Foto: Sylvia Sáenz / Instagram)
La actriz reconoce que gracias a su personaje en "Betty en NY" pudo salir adelante gracias a un tema personal que estaba atravesando. (Foto: Sylvia Sáenz / Instagram)

debutó en la pantalla chica en 2007 en la telenovela “Bellezas indomables” y desde ese momento trabajó muy duro para ganarse un espacio en el mundo de la televisión. En 2019 fue convocada para ser parte de la nueva versión de Betty, la fea y se puso en los zapatos de la entrañable ‘Patricia Fernández’, así que destacó muchísimo por su gran talento y presentar una nueva versión de ‘’.

MÁS INFORMACIÓN: 100 días para enamorarnos: en qué otras series ha participado Sylvia Sáenz, Jimena Sosa en la comedia dramática

Desde aquel momento, la actriz mexicana ha alcanzado gran popularidad y también ha sido parte de la historia de “100 días para enamorarnos” que sin duda, logró cautivar a los televidentes con la historia de Constanza y Plutarco.

Estas dos producciones de Telemundo le han dado la oportunidad de ganarse el cariño y la admiración de sus seguidores que están muy pendiente de ella a través de las redes sociales. Por esta razón preocupó a todos al revelar que durante los últimos meses ha tenido que enfrentar diversos problemas de salud totalmente sola.

MÁS INFORMACIÓN: “Betty en NY”: el difícil momento que vivió Sylvia Sáenz y cómo la ‘Peliteñida’ la ayudó a superarlo

SYLVIA SÁENZ Y LA TERRIBLE SITUACIÓN DE ENFRENTAR UN TUMOR

A través de un video en Instagram, contó que ha estado batallando el último medio año de su vida contra un problema de salud que decidió enfrentar sola en Miami, lugar en el que se encontraba grabando la serie Armas de mujer.

“Han sido unos meses muy cabrones”, reconoció visiblemente emocionada Sáenz. “Vengo saliendo, así que perdón si estoy un poquito así como estoy, pero ya veo la luz, ya por fin hoy se me dio de alta de una situación que llevo 6 meses cargando”.

La actriz explicó que a finales del año pasado “se me detectó un tumor en el ovario”. “En realidad era una cosa que se llama quiste septado, que son los quistes que son propensos a que pudieran convertirse en algo maligno. Me hicieron muchísimas pruebas para descartar que fuera cáncer, cosa que quedó completamente descartada en ese momento [y] me dieron un tratamiento”.

Jimena Sosa es esposa de Luis y madre de Susana. Excelente abogada. Considera que su matrimonio es perfecto, pero descubre que su matrimonio no es lo que cree (Foto: Instagram/Sylvia Sáenz)
Jimena Sosa es esposa de Luis y madre de Susana. Excelente abogada. Considera que su matrimonio es perfecto, pero descubre que su matrimonio no es lo que cree (Foto: Instagram/Sylvia Sáenz)

Pero su situación empeoró cuando pasados varios meses comenzó a sentirse “muy mal”.

“El tratamiento me cayó muy mal, las hormonas me cayeron fatal. Yo tenía unos dolores de cabeza terribles, unos dolores espantosos, no tenía energía para nada, tenía unos cambios de humor de loca y le hice caso a mi cuerpo […]. El punto es que terminé teniendo que hacer una laparoscopia un poco de emergencia en donde tuvieron que hacer una biopsia porque se había desarrollado un tejido dentro del quiste que había que evaluar”, compartió.

La actriz reconoció que cometió el error de querer enfrentar todo este complejo y largo proceso sola, lo que le salió muy caro “porque emocionalmente estaba yo muy fregada”.

“Se convirtió en un infierno porque para que mi seguro me aceptara que me tenían que operar tenía que ser algo que pusiera realmente en riesgo mi vida y para eso tuve que pasar muchas pruebas de cáncer, mucho estrés”, aseveró. “Yo pago un seguro nada barato y creo que la salud de la mujer es algo que tendríamos que las mujeres defender más porque hasta que no estamos ahí no nos damos cuenta de lo mal que funciona”, denunció.

Afortunadamente, la pesadilla ya terminó para la actriz.

“Después de la cirugía que tuve, mi cuerpo sanó muy bien, ya no queda nada, ya no es necesario hacer ni otra cirugía ni continuar con ningún tratamiento agresivo. Sentí que se me quitó un peso de encima que no puedo ni describir, estoy muy feliz”, expresó.