Con más de 500 mil seguidores en Facebook e Instagram y con 1.5 millones en Twitter, cuenta en el programa de espectáculos de El Comercio, #Dilo con Jannina Bejarano, que tiene el dominio absoluto de sus redes sociales. Al ser un personaje público, producto de su trabajo en televisión y cine, el hoy cineasta cuenta que ha aprendido a lidiar con los comentarios negativos en las redes y hasta confesó su secreto para verse mejor en las fotos.

Para sorpresa de muchos, Adolfo Aguilar no se siente totalmente cómodo con su apariencia. Con seis kilos por encima del peso ideal, el ex conductor de revela que el resultado de la balanza no lo tiene satisfecho. “Tengo seis kilos de más y me veo gordo”. Pero, para solucionar dicha incomodidad confiesa que una app del teléfono móvil lo ayuda al momento de captar su imagen para compartirla en las redes. “Tengo una aplicación que me adelgaza la cara”, comenta con soltura.

Aunque la gente le repite que se ve muy bien y que el cambio de la aplicación es imperceptible, al ex Polizonte le preocupa su físico porque ya no está en la posibilidad de hacer ejercicio como antes. Una condromalacia en las rodillas impide que salga a correr. “Yo corría diez kilómetros diarios”, afirma. Frente a esa condición, ahora es más cuidadoso con su alimentación para no exceder su peso. “Si antes comía arroz, ahora ya no como arroz. Lo reemplazo con papa”.

Adolfo Aguilar: "Tengo obsesión por mi peso"

Las redes sociales y quienes se esconden detrás

Cuando Adolfo Aguilar volvió al Perú, después de cinco años de vivir en Estados Unidos, inmediatamente se hizo merecedor del reconocimiento público por su participación en ‘El Gran Show’ y posteriormente en ‘El último pasajero’.

Era el año 2011 y Aguilar inauguraba su cuenta de Twitter, su popularidad hacía que todas sus publicaciones tuvieran mucha repercusión. Con el tiempo, para Adolfo fue una sorpresa notar que gran parte de sus seguidores eran usuarios no identificados. “Si tenía 1 millón de seguidores, probablemente 950 mil no tenían cara”.

Y como les pasa a quienes se enfrentan a la arrolladora fama, también vivió la desagradable experiencia de recibir mensajes en su contra a través de las redes. “Al principio te afecta porque entiendes que es directo contra ti, pero después aprendes que en realidad esta persona no tiene ningún tipo de vergüenza y que probablemente no te lo diría a la cara”, enfatiza.

A lo largo de la entrevista también abrió su corazón a sus fans y reveló que, hace algunos años, estuvo a punto de casarse. En el juego Impro en ABC recreó una hilarante improvisación en la que hizo el papel de un insistente conquistador.

TAGS RELACIONADOS