Amanda Bynes se confiesa y cuenta el infierno que vivió por abusar de las drogas

Amanda Bynes, la exactriz de Nickelodeon confesó todo el infierno que vivió a lo largo de su carrera profesional

Amanda Bynes

La actriz se confesó y contó que abusó del consumo del Adderall para bajar de peso. (Foto: Usmagazine.com)

La recordada actriz infantil, Amanda Bynes ha vuelto hacer noticia. La mujer de 32 años eligió la reciente edición de “Break the Internet” de PAPER para confesarse y contar el terrible infierno que vivió por abusar del consumo de las drogas.

Bynes se abrió por completo y ha contado todo lo que vivió, no ha dejado escapar ni un detalle, desde su pasado con las drogas hasta otros detalles embarazosos que han marcado mucho su vida. Amanda tiene casi cuatro años sobria, esto gracias al amor incondicional de su familia y ahora su única preocupación es continuar con su carrera en el Instituto de Diseño y Comercialización de Moda de L.A.

La exactriz de Nickelodeon consiguió mucho éxito al ser parte del elenco de la películas ‘Big Fat Liar’ y ‘What a Girl Wants’, pero el papel que tuvo en ‘She´s The Man’ la catapultó a la fama y la convirtió en la actriz de moda, pero para Amanda fue la peor experiencia de su vida.

"Cuando salió la película y la vi, entré en una profunda depresión durante 4-6 meses porque no me gustaba cómo me veía cuando era un niño. Nunca le dije eso a nadie", reveló. Por un momento. Bynes explica que verse a sí misma con el pelo corto y las patillas fue "una experiencia muy extraña y fuera de sí", y agregó con franqueza: "Realmente fue una bofetada".

Desde ese momento se obsesionó con su apariencia cuando fue elegida en 2007 para actuar en ‘Hairspray’. En ese tiempo, recuerda haber leído un artículo donde se referían al Adderall como la "nueva píldora para adelgazar", ya que los posibles efectos secundarios del estimulante incluyen disminución del apetito y pérdida de peso.

"Estaban hablando de cómo las mujeres lo tomaban para mantenerse delgadas. Yo estaba como, 'Bueno, tengo que poner mis manos en eso'". Así que, contó, visitó a un psiquiatra y fingió los síntomas de ADD (Trastorno de Déficit de Atención por Hiperactividad) para obtener una prescripción. En retrospectiva, se arrepiente de haber tomado esas píldoras, especialmente teniendo en cuenta cómo comenzó a afectar su trabajo en la primavera de 2010.

A raíz del consumo de este medicamento, la actriz andaba despistada y no podía recordar sus líneas. Además, sentía que no conseguía el peso ideal, así que se sentía muy descontenta con su apariencia y decidió renunciar a la comedia.

Meses después de que abandonó Hall Pass (y fue reemplazada por Alexandra Daddario), Bynes fue a una proyección de Easy A y dice que tuvo "una reacción diferente a la de todos los demás ante la película".

"Literalmente no pude soportar mi aparición en esa película y no me gustó mi actuación. Estaba absolutamente convencida de que tenía que dejar de actuar después de verla. Había fumado mucha marihuana cuando la vi, pero por alguna razón, realmente me afectó". Amanda reveló que comenzó a fumar marihuana a los 16 años.

¡No sé si fue una psicosis inducida por las drogas o qué, pero afectó mi cerebro de una manera diferente a la de otras personas. Cambió mi percepción de las cosas de manera absoluta". Y así, Amanda Bynes anunció su retiro en Twitter a la edad de 24 años. "Si me iba a jubilar, debí haberlo hecho en un comunicado de prensa, pero lo hice en Twitter", dijo "¡Con clase!". Pero admitió que estaba muy pasada y cometió un error "tonto". "Yo era joven y estúpida".

Amanda, quien dice que "nunca le gustó el sabor del alcohol", finalmente comenzó a experimentar con drogas como la cocaína y el éxtasis.

"Probé cocaína tres veces, pero nunca me drogué. Nunca me gustó. Nunca fue mi droga preferida", reveló, sin embargo, admite abiertamente que "definitivamente abusó de Adderall".

Después de retirarse de la actuación, sintió que "no tenía ningún propósito en la vida" y se perdió en el camino. "Tenía mucho tiempo en mis manos y me 'despertaba y horneaba' y, literalmente, me la pasaba drogada todo el día". Bynes comenzó a "andar con una multitud más sórdida" y se aisló de sus seres queridos. "Me metí realmente en el uso de drogas... Se convirtió en un mundo muy oscuro y triste para mí".

Por un tiempo, bajo el efecto de las drogas tuiteó cosas extravagantes, lo que, a su vez, generó cientos de titulares. "Estoy realmente avergonzada por las cosas que dije. No puedo retroceder el tiempo, pero si pudiera, lo haría. Lamento mucho a quienquiera que lastimé y a quien mentí... (Esto) me hace sentir tan horrible y enferma del estómago, triste", dice. "Todo lo que había trabajado durante toda mi vida lo arruiné todo a través de Twitter...".

Cada vez que se drogaba, describió: "Era como si un extraterrestre hubiera invadido literalmente mi cuerpo".


Tags Relacionados:

Amanda Bynes

IrMundial 2018