El guionista colombiano Fernando Gaitán creó Yo soy Betty, la fea, considerada la telenovela colombiana más exitosa de todos los tiempos (Foto: RCN)
El guionista colombiano Fernando Gaitán creó Yo soy Betty, la fea, considerada la telenovela colombiana más exitosa de todos los tiempos (Foto: RCN)

, es una de las telenovelas colombianas más exitosa de los año 90 y 2000. La formula secreta de esta historia fue que la protagonista rompió con todos los cánones de belleza, ya que era una mujer poco agraciada, pero su inteligencia que logró romper muchos muros.

MIRA AQUÍ: “Betty, la fea”: por qué fracasó ‘Ecomoda’, la secuela de las aventuras de Betty y don Armando

La historia original de logró hacerse un espacio en la historia de la televisión latinoamericana, pero también, contó con una gran directora de vestuario que hizo que Betty sea un personaje único y estamos hablando de Rosita Cabal.

La mujer fue la creadora de este personaje, ya que ella pensó en la ropa, los zapatos, las gafas y todo lo que eligió para transformar a en .

MIRA AQUÍ: La mayor vergüenza que vivió Lorna Cepeda como la ‘Peliteñida’ de “Yo soy Betty, la fea”
La historia de amor de Miguel y Julia que nació en la casa de “Yo soy Betty, la fea” (Foto: RCN)
La historia de amor de Miguel y Julia que nació en la casa de “Yo soy Betty, la fea” (Foto: RCN)

LA HISTORIA DETRÁS DEL VESTUARIO DE BETTY, LA FEA

Rosita Cabal ha confesado que los zapatos que usaba Betty eran de su madre. En una entrevista con el diario de Colombia, la reconocida vestuarista ha dicho que ese calzado formaban parte de la “colección que tenía, porque era una compradora compulsiva y luego no se los ponía porque decía que estaban pasados de moda”.

El resto de vestuario de Betty, sus gafas, su bolso, el muñeco que la acompañaba y hasta el san Antonio que la mamá del personaje tenía para pedirle esposo para su hija son parte de un legado del RCN, es más, tienen un espacio donde exhiben todos estos elementos que fueron parte de una de las telenovelas más exitosas de Colombia.

Los zapatos que usaba Ana María Orozco y le quedaban grandes (Foto: RCN)
Los zapatos que usaba Ana María Orozco y le quedaban grandes (Foto: RCN)

La vestuarista ha confesado que su trabajo inicial fue “afear lo más posible a la bella Ana María, que no se le vieran ni su figura ni sus talentos”.

De ahí que utilizaron los colores relacionados con el café y el vinotinto, y el verde militar, que tampoco le favorecía a la actriz.

La idea inicial es que Beatriz iba a ser gorda y que con el paso de los capítulos se iba ha realizar una liposucción, así que muchos se opusieron a esta opción.

"En un principio, Betty iba a ser, gorda, y la idea era que después encontrara la belleza porque se hacía una liposucción. Nos opusimos a esta idea porque ella era, ante todo, una mujer inteligente, y sus cambios debían venir de adentro. Con Rossio López, la maquilladora, le decíamos a Fernando Gaitán que preferíamos que en la trama la pusieran a dieta”.

Agrega que para Orozco era muy incómodo ser gorda porque le daba calor (por el relleno), “así que decidimos ponerle ropa holgada, que en un principio también salió del clóset de mi mamá”.

"Ahí aparecieron los chalecos largos tejidos, las faldas, también largas, y las blusas atemporales. Todo lo anterior hacía que su figura estuviera completamente escondida”, contó Cabal.

La ropa y los colores que no favorecían a Ana María Orozco (Foto: RCN)
La ropa y los colores que no favorecían a Ana María Orozco (Foto: RCN)

Pero además, mucha de la ropa también salió del vestuario del canal, “porque la telenovela no estaba pensada para ser la gran producción y tampoco había mucho presupuesto”.

“Luego de ser usada, Betty, con ese dolor, apela a su nueva figura. Se mira al espejo y se ve distinta, y además esta imagen le sirve para estar de igual a igual con Marcela (Natalia Ramírez) y la Peliteñida (Lorna Cepeda), sus enemigas”. Y las gafas para la nueva vida de Betty fueron “las más sutiles, con un marco casi imperceptible, dejando ver sus ojos y sus cejas; en general, toda la cara”.

¿QUÉ SIGNIFICA LA CANCIÓN DE BETTY, LA FEA?

“Se dice que soy fea, que camino a lo malevo, que soy chueca y que me muevo con un aire compadrón. Que parezco un dinosaurio, mi nariz es puntiaguda, la figura no me ayuda y mi boca es un buzón”. Esta es una estrofa de la canción , tema principal de la telenovela colombiana. Muchos conocemos de memoria esta letra, sin embargo pocos saben su origen.

La canción fue escrita por el compositor Ivo Pelay. “Se dice de mí” es una canción concebida originariamente como milonga en 1943, con música del director de orquesta uruguayo Francisco Canaro y letra del poeta argentino.

La letra original era para que la cantara un hombre pues el protagonista era un varón. Luego la versión femenina alcanzaría un éxito impresionante al ser grabada por Tita Merello con la orquesta de Francisco Canaro el 23 de julio de 1954 e incluida en la película argentina de 1955 Mercado de abasto, dirigida por Lucas Demare.

Luego de esto, el tema fue puesto en el cajón de los recuerdos hasta 1999, cuando el tema volvió a reeditarse como cortina musical de la exitosa telenovela colombiana , obteniendo popularidad en todo el mundo.

VIDEO RECOMENDADO

Yo soy Betty, la fea: Así lucen los actores de la recordada telenovela colombiana

Yo soy Betty, la fea: Así lucen los actores de la recordada telenovela colombiana
Yo soy Betty, la fea: Así lucen los actores de la recordada telenovela colombiana

MÁS SOBRE BETTY, LA FEA