1 de 11
Celia Cruz visitó por primera vez el Perú en 1955 cuando la canción 'Tu voz' era una de las más sonadas en las radios. Para nadie es un secreto que Celia Cruz sentía un cariño especial por nuestra patria. En 1957 regresó a Lima luciendo una delgada figura, nuevamente para deleitar a sus seguidores. Posteriormente vino muchas veces más, donde dejó en claro su capacidad para interpretar temas que finalmente fueron un éxito mundial.
Celia Cruz, representa una historia multifacética de inmigración, música y entretenimiento. Foto EFE
Celia Cruz

Celia Cruz visitó por primera vez el Perú en 1955 cuando la canción 'Tu voz' era una de las más sonadas en las radios. Para nadie es un secreto que Celia Cruz sentía un cariño especial por nuestra patria. En 1957 regresó a Lima luciendo una delgada figura, nuevamente para deleitar a sus seguidores. Posteriormente vino muchas veces más, donde dejó en claro su capacidad para interpretar temas que finalmente fueron un éxito mundial.

2 de 11
Pero la historia empieza, siendo aún pequeña, cuando un primo suyo la llevó a un concurso de canto en la radio García Serra de La Habana y Celia interpretó un tango. El primer premio de todos los que recibiría en su vida fue muy peculiar, una torta. Además de entretener a sus familiares y vecinos en sus pequeños conciertos improvisados, se presentaba a todos los concursos de las radios para, algún día, poder costear la carrera de docencia que tanto anhelaba.
Celia Cruz durante una entrevista en Lima, Perú. 06 de enero de 1957.Foto GEC Archivo Histórico
Celia Cruz

Pero la historia empieza, siendo aún pequeña, cuando un primo suyo la llevó a un concurso de canto en la radio García Serra de La Habana y Celia interpretó un tango. El primer premio de todos los que recibiría en su vida fue muy peculiar, una torta. Además de entretener a sus familiares y vecinos en sus pequeños conciertos improvisados, se presentaba a todos los concursos de las radios para, algún día, poder costear la carrera de docencia que tanto anhelaba.

3 de 11
Celia Cruz se unió como vocalista a la 'Sonora Matancera' y se convirtió en un éxito inminente en la Cuba de los años cincuenta. Se enamoró del trompetista Pedro Knight, que se convertiría en su pareja, arreglista y representante para toda la vida, y, con el paso de los años, al mundo entero, con ese ritmo vocal que solo ella poseía.
Celia Cruz, la cantante cubana durante una conferencia de prensa antes de su presentación en la Feria del Hogar. 26 de julio de 1993. Foto GEC Archivo Histórico
Celia Cruz

Celia Cruz se unió como vocalista a la 'Sonora Matancera' y se convirtió en un éxito inminente en la Cuba de los años cincuenta. Se enamoró del trompetista Pedro Knight, que se convertiría en su pareja, arreglista y representante para toda la vida, y, con el paso de los años, al mundo entero, con ese ritmo vocal que solo ella poseía.

4 de 11
Un 15 de julio de 1960, salió Celia Cruz de Cuba, se fue de gira a México con la Sonora y ya no pudo volver, pues el régimen cubano de ese entonces la rechazó y la vetó, no más pudo regresar a la isla ni siquiera para poder presenciar los últimos días de sus padres. Desde entonces llevaría a Cuba en su corazón y en sus interpretaciones. En 1990 logró volver como invitada a una presentación en la base norteamericana de Guantánamo y se guardó un puñado de tierra, de su propia tierra, para llevársela a su sepulcro cuando muriera.
Celia Cruz durante el concierto en la Feria del Hogar. 02 de agosto de 1993. Foto GEC Archivo Histórico
Celia Cruz

Un 15 de julio de 1960, salió Celia Cruz de Cuba, se fue de gira a México con la Sonora y ya no pudo volver, pues el régimen cubano de ese entonces la rechazó y la vetó, no más pudo regresar a la isla ni siquiera para poder presenciar los últimos días de sus padres. Desde entonces llevaría a Cuba en su corazón y en sus interpretaciones. En 1990 logró volver como invitada a una presentación en la base norteamericana de Guantánamo y se guardó un puñado de tierra, de su propia tierra, para llevársela a su sepulcro cuando muriera.

5 de 11
Celia inició su carrera como solista con 'Canciones que yo quería haber grabado primero'. Después vendría su sociedad con grandes maestros del genero, como Tito Puente, Memo Salamanca y Johnny Pacheco, cuando el son, la guaracha, la rumba  y otras influencias cubanas acompañadas al jazz empezaban a formar ese otro género definitivo que se llamaría salsa.
Celia Cruz y su esposo Pedro Knight, durante el concierto en la Feria del Hogar. 02 de agosto de 1993. Foto GEC Archivo Histórico
Celia Cruz

Celia inició su carrera como solista con 'Canciones que yo quería haber grabado primero'. Después vendría su sociedad con grandes maestros del genero, como Tito Puente, Memo Salamanca y Johnny Pacheco, cuando el son, la guaracha, la rumba y otras influencias cubanas acompañadas al jazz empezaban a formar ese otro género definitivo que se llamaría salsa.

6 de 11
Celia tuvo presentaciones inolvidables como la del mítico concierto organizado en el Yankee Stadium de Nueva York con la Fania All Stars, donde interpretó 'Bembá Colorá'. Otro de los conciertos histórico, fue el organizado por Don King en el marco de la pelea entre Muhammad Ali y George Foreman. Aquí, nuevamente junto a la Fania de ese momento -Héctor Lavoe, Cheo Feliciano y Ray Barreto, entre otros-, Celia arrancó con un 'Químbara', apoteósico.
Celia Cruz, Tito Puente y el doctor Luis Delgado Aparicio. Foto GEC Archivo Histórico
Celia Cruz

Celia tuvo presentaciones inolvidables como la del mítico concierto organizado en el Yankee Stadium de Nueva York con la Fania All Stars, donde interpretó 'Bembá Colorá'. Otro de los conciertos histórico, fue el organizado por Don King en el marco de la pelea entre Muhammad Ali y George Foreman. Aquí, nuevamente junto a la Fania de ese momento -Héctor Lavoe, Cheo Feliciano y Ray Barreto, entre otros-, Celia arrancó con un 'Químbara', apoteósico.

7 de 11
Para el gozo del público peruano, Celia nos ofreció en 1993, un emotivo musical con ese amor, entregado para sus admiradores limeños, y que se vio reflejado en todas sus canciones, dedicadas con mucha emoción. El público gozó de su participación, su ritmo era contagioso, jugó con el repertorio y demostró el gran virtuosismo de su voz, esa voz que la llevó a la gloria.
Celia Cruz y Lucila Campos. Foto GEC Archivo Histórico
Celia Cruz

Para el gozo del público peruano, Celia nos ofreció en 1993, un emotivo musical con ese amor, entregado para sus admiradores limeños, y que se vio reflejado en todas sus canciones, dedicadas con mucha emoción. El público gozó de su participación, su ritmo era contagioso, jugó con el repertorio y demostró el gran virtuosismo de su voz, esa voz que la llevó a la gloria.

8 de 11
Celia Caridad Cruz, se preparaba para subir al escenario del Gran Estelar en la siempre concurrida Feria del Hogar. Era una noche de agosto de 1993, y el publicó que había envuelto el escenario en generosa cantidad, esperaba ansioso para ver a la reconocida cantante, que había crecido artísticamente con la famosa Sonora Matancera.
Celia Cruz, Enrique Ghersi, Beatriz Merino, Pedro Cateriano y Luis Delgado Aparicio. Foto GEC Archivo Histórico
Celia Cruz

Celia Caridad Cruz, se preparaba para subir al escenario del Gran Estelar en la siempre concurrida Feria del Hogar. Era una noche de agosto de 1993, y el publicó que había envuelto el escenario en generosa cantidad, esperaba ansioso para ver a la reconocida cantante, que había crecido artísticamente con la famosa Sonora Matancera.

9 de 11
Celia embelesó al público con canciones como ‘El Yerberito’, ‘Quimbara’,’ Burundanga’ y otros temas más; pero la ovación máxima del público llegó cuando interpretó ‘Toro Mata’ del famoso compositor peruano Caitro Soto. La ‘Reina Rumba’ nos hizo felices una vez más, porque fue la más grande cantante popular de la historia, fue humilde y sincera, toda una profesional.
Celia Cruz con su esposo Pedro Knigth. Foto GEC Archivo Histórico
Celia Cruz

Celia embelesó al público con canciones como ‘El Yerberito’, ‘Quimbara’,’ Burundanga’ y otros temas más; pero la ovación máxima del público llegó cuando interpretó ‘Toro Mata’ del famoso compositor peruano Caitro Soto. La ‘Reina Rumba’ nos hizo felices una vez más, porque fue la más grande cantante popular de la historia, fue humilde y sincera, toda una profesional.

10 de 11
Celia Cruz abrazó la muerte a los 78 años y miles de seguidores se unieron para rendirle un último adiós, además de las millones de personas que celebraron su existencia en festivales, conciertos y reuniones familiares. Su legado es inmenso, la rumbera será siempre recordada por su peculiar e inolvidable voz, sus emblemáticas frases, y su único sabor para bailar y cantar la salsa.
Celia Cruz acompañada por la Orquesta de Aníbal López. Foto GEC Archivo Histórico
Celia Cruz

Celia Cruz abrazó la muerte a los 78 años y miles de seguidores se unieron para rendirle un último adiós, además de las millones de personas que celebraron su existencia en festivales, conciertos y reuniones familiares. Su legado es inmenso, la rumbera será siempre recordada por su peculiar e inolvidable voz, sus emblemáticas frases, y su único sabor para bailar y cantar la salsa.

11 de 11
Millares de seguidores todavía se mueven al ritmo del son montuno, de la guaracha y la salsa, de su inolvidable ¡Azúcar! pues Úrsula Hilaria Celia Caridad Cruz Alfonso llegó al mundo para apoderarse del corazón de todos. Celia falleció en libertad y tuvo la gran responsabilidad personal de que se conociera la música cubana en los 5 continentes. 
<div>
<a href="https://www.tiendaelcomercio.com/" target="_blank">

<img src=https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/elcomercio/XVX2QLAMXNGRFOZYJHTK2CI3HA.jpg width="100%">
</a>
</div>
Celia Cruz, su legado es inmenso, la rumbera será siempre recordada por su peculiar e inolvidable voz, sus emblemáticas frases, y su único sabor para bailar y cantar la salsa.. Foto EFE
Celia Cruz

Millares de seguidores todavía se mueven al ritmo del son montuno, de la guaracha y la salsa, de su inolvidable ¡Azúcar! pues Úrsula Hilaria Celia Caridad Cruz Alfonso llegó al mundo para apoderarse del corazón de todos. Celia falleció en libertad y tuvo la gran responsabilidad personal de que se conociera la música cubana en los 5 continentes.


Contenido Sugerido

Contenido GEC