La vez que Gokú se enfrentó a Lucifer y casi pierde la vida (Foto: Funimation)
La vez que Gokú se enfrentó a Lucifer y casi pierde la vida (Foto: Funimation)

No hay duda alguna que “” tiene diversos enemigos extraños que han debutado a lo largo de toda la franquicia. Pasando desde simples humanos que han intentado robar a los protagonistas con armas convencionales, hasta seres celestiales y Dioses que ha necesitado ayuda para poder vencer por no tener siempre un poder descomunal de su parte.

MÁS INFORMACIÓN: La primera aparición de Bulma en un anime ocurrió en una película que quizá no has visto

Sin embargo, durante sus primeros años de publicación del anime, “” integró a ciertos enemigos sacados de la cultura popular japonesa y global. Uno de ellos fue un extraño vampiro que fue presentado de manera elegante y que casi siempre utilizaba unas gafas de sol. Este no era otro que el mismo Lucifer.

Lucifer ha sido representado de diversas formas en el cine y la televisión, siendo una de las más populares la serie de televisión de Netflix”, donde el rey del inframundo viaja a Los Ángeles a vivir sus propias aventuras luego de renunciar a su trono. En “” en cambio, es la mismísima encarnación del mal.

MÁS INFORMACIÓN: De qué murió Ricardo Silva, la voz de la canción de “Dragon Ball Z”

Si bien este villano no fue todopoderoso, Gokú y sus amigos tuvieron muchos problemas para combatirlo en “” e incluso nuestro héroe estuvo por caer bajo su fuerza. ¿En qué momento apareció y por qué fue tan difícil vencerlo? Aquí te traemos todo lo que pasó con este curioso personaje.

LA VEZ QUE GOKÚ PELEÓ CONTRA LUCIFER EN “DRAGON BALL”

Póster oficial de "Dragon Ball: Sleeping Princess in Devil's Castle" (Foto: Funimation)
Póster oficial de "Dragon Ball: Sleeping Princess in Devil's Castle" (Foto: Funimation)

En la segunda película animada de “Dragon Ball”, “Dragon Ball: La princesa dormida del castillo embrujado”, Gokú y la pandilla tienen la tarea de rescatar a una princesa que está secuestrada. La película es esencialmente una reinvención del segundo arco de “Dragon Ball”, en el que Krillin y Gokú entrenan con el Maestro Roshi.

No obstante, Gokú y la pandilla se enfrentan al vampiro Lucifer, un insidioso señor de la oscuridad que tiene afinidad por las gafas oscuras de moda. Al considerar cuánto luchó Gokú contra Lucifer en la película, es importante recordar que tuvo lugar después de la primera saga de “Dragon Ball”.

La película comienza con Gokú y Krillin en busca de entrenamiento con el Maestro Roshi, quien les pide que encuentren a la legendaria princesa durmiente simplemente porque el Maestro Roshi desea a mujeres jóvenes y hermosas. Sin embargo, cuando llegan al castillo de Lucifer, se dan cuenta de que la princesa no es una mujer, sino una joya mágica que absorbe la luz de la luna.

Aunque parecía inofensivo, Lucifer era un peligroso enemigo (Foto: Funimation)
Aunque parecía inofensivo, Lucifer era un peligroso enemigo (Foto: Funimation)

Esto significa que en este punto, Gokú era bastante débil en comparación con lo que llegaría a ser. Según el Daizenshuu 7, Gokú tenía un nivel de poder de 10 en forma básica y 100 en su forma de Ozaru en ese momento. Al comienzo de “Dragon Ball Z”, el nivel de poder de Gokú estaba en 416. Básicamente, cuando Gokú se enfrentó a Lucifer, era un niño sin entrenamiento con una gran cantidad de potencial.

Además, Gokú todavía tenía su cola. Si bien la cola le permitiría transformarse en el Ozaru, también era extremadamente vulnerable al daño. Varias veces durante la película la cola vulnerable de Gokú es atacada por Lucifer y sus subordinados demoníacos. En un momento, Gokú salva la gema de Lucifer, solo para que Krillin sea secuestrado. Gokú regresa con la princesa, solo para que uno de los ogros le muerda la cola, dejándolo paralizado y con dolor.

En cuanto a la forma Ozaru de Goku, aunque se transforma en esta película, nunca lucha contra Lucifer usándola. Más bien, Lucifer hace que sus matones lo atrapen en una celda, solo para que la luna llena lo transforme en el Ozaru. En este caso, finalmente son Yamcha, Krillin y Puar quienes detienen a Gokú cortándole la cola.

Lucifer era un vampiro demoniaco que se vestía muy elegante (Foto: Funimation)
Lucifer era un vampiro demoniaco que se vestía muy elegante (Foto: Funimation)

Durante la mayor parte de la cinta, Gokú se embarca en una lúgubre aventura para derrotar a Lucifer, pero Bulma es la que pasa más tiempo con el vampiro con gafas de sol. Lucifer planea brindar por su éxito con la sangre de Bulma después de hacer uso de la princesa durmiente por última vez. Ha estado cargando gradualmente la joya y planea usarla para alimentar un láser que hará estallar el sol.

Los vampiros, después de todo, son vulnerables a la luz solar, de ahí las gafas de sol de Lucifer. En la oscuridad eterna, Lucifer finalmente podría invadir el mundo. Gokú finalmente no puede vencer al demonio por su cuenta. Más bien, necesita la ayuda combinada de Yamcha y Krillin para tener una oportunidad, e incluso entonces, es una verdadera lucha.

Lucifer en su forma verdadera de demonio (Foto: Funimation)
Lucifer en su forma verdadera de demonio (Foto: Funimation)

Justo cuando parece que Lucifer está a punto de matar a los tres para siempre, Gokú desata un Kamehameha que, en lugar de volar a Lucifer en pedazos, derriba el cañón gigante. En un giro irónico, el poder de la joya de la princesa durmiente enciende el cañón justo cuando cae frente a Lucifer. La explosión destroza al villano y su castillo. Al final, Gokú solo gana porque accidentalmente orquesta la autodestrucción de Lucifer.

Teniendo en cuenta la cantidad de poder que se necesitaría para hacer explotar el sol, es probable que el cañón de Lucifer generara un poder similar al del Gallick Gun de Vegeta, lo que significa que Gokú ciertamente habría sido asesinado por el vampiro si no fuera por ese golpe de suerte que lo llevó a la victoria. Un enemigo extraño, pero todo un reto para un inexperto Gokú.

La princesa durmiente era una gema, no una persona (Foto: Funimation)
La princesa durmiente era una gema, no una persona (Foto: Funimation)