"El empleado nocturno" es un thriller detectivesco que puedes ver en Netflix (Foto: Convergent Media.)
"El empleado nocturno" es un thriller detectivesco que puedes ver en Netflix (Foto: Convergent Media.)

” (”The Night Clerk” en su idioma original) es una película de misterio que sigue la historia de Bart, un joven con Asperger que involuntariamente se convierte en sospechoso de un asesinato por su extraña afición: espiar a los huéspedes del hotel donde trabaja.

MÁS INFORMACIÓN: Explicación del final de “Akelarre”

, a cuyas habitaciones accede fácilmente. De hecho, instala micrófonos y cámaras en uno de estos cuartos, y si bien sus intenciones no son exactamente maliciosas, no dejan de ser poco éticas.

En sí, la ciudad en la que vive Bart y el lugar donde labora no son nada especiales, por eso todo parece tan irreal cuando ocurre un macabro asesinato a sangre fría en el hospedaje, y aún más inquietante cuando queda claro que el joven trabajador es el único que sabe quién es el homicida.

MÁS INFORMACIÓN: Explicación del final de “Vidas de papel”

Bart sabe lo que pasó y quién es el verdadero asesino, pero no puede probarlo porque, para hacerlo, tendría que explicar con detalles cómo sabe tanto sobre el crimen y afrontar las consecuencias legales de su extraño comportamiento. Por tanto, ¿qué pasó al final de “El empleado nocturno” y qué significa?

¿QUÉ PASÓ Y QUÉ SIGNIFICA EL FINAL DE “EL EMPLEADO NOCTURNO”?

Bart instala cámaras y micrófonos en una habitación del hotel en el que trabaja para aprender a comunicarse (Foto: El empleado nocturno / Convergent Media.)
Bart instala cámaras y micrófonos en una habitación del hotel en el que trabaja para aprender a comunicarse (Foto: El empleado nocturno / Convergent Media.)

En principio, Bart tiene el síndrome de Asperger, además de problemas para comunicarse con la gente. Aún así, consigue un trabajo en un hotel para cubrir el turno noche, labor que aprovecha para estudiar a las personas con la intención de mejorar sus habilidades sociales, aunque no de la forma correcta: instala cámaras en una de las habitaciones del hospedaje para observar e imitar el comportamiento de los huéspedes.

Sin embargo, su experimento da un giro drástico cuando presencia el asesinato de una mujer y luego se convierte en el principal sospechoso de la investigación. Bart tiene el corazón roto cuando ve a Andrea con Nick. Se aísla en su habitación y deja el trabajo. Esto preocupa a su madre y ella intenta animarlo a volver a su vida. Andrea también lo visita para averiguar por qué desapareció de repente.

Bart todavía tiene las cámaras en la habitación de Andrea, y esa noche, encuentra a Nick atacándola de la misma manera que lo había hecho con su esposa. Esto lo agita y se apresura al hotel para salvarla. Nick se escapa y Andrea le pregunta a Bart cómo sabía lo que estaba pasando en la habitación. La lleva a su casa y le cuenta todo, sobre el asesinato, las cámaras y las grabaciones.

Bart comienza a espiar a los inquilinos en una habitación (Foto: Netflix)
Bart comienza a espiar a los inquilinos en una habitación (Foto: Netflix)

Ella está perturbada por todo esto y le pregunta si se lo ha mostrado a alguien, a lo que él responde que no. Por la mañana, Bart se despierta solo en su habitación para encontrar que Andrea se ha ido, junto con la cinta que prueba que Nick asesinó a su esposa. Resulta que ella ya sabía sobre el asesinato y había estado jugando con él todo el tiempo. Vuelve a mirar las cintas de Andrea y más tarde, se escucha un disparo desde el sótano.

Los policías llegan a su casa, probablemente para arrestarlo, mientras su madre está frenética, pensando que su hijo se ha hecho daño. Sin embargo, cuando atraviesan la puerta de la habitación de Bart, la encuentran vacía, con una carta para el detective, junto con las copias originales de las grabaciones. En la escena final de la película, encontramos a Bart en un centro comercial.

En primer lugar, se confirma que Bart está vivo. El disparo que su madre había escuchado desde su habitación fue disparado contra la pantalla de los monitores. No se disparó a sí mismo. En ese momento, estaba viendo las grabaciones de Andrea y acababa de descubrir que ella lo había traicionado. Esto debe haberlo hecho enojar y disparó la pantalla que tenía su cara en ella.

Bart es el principal sospechoso de asesinato en el hotel que trabajaba (Foto: Netflix)
Bart es el principal sospechoso de asesinato en el hotel que trabajaba (Foto: Netflix)

También se dio cuenta de lo que significaba para él la pérdida de las cintas. Debido a que Andrea se había llevado la prueba de la culpabilidad de Nick con ella misma, y porque no había nada más que probara que Nick había estado en la habitación del hotel esa noche, y mucho menos haber matado a su esposa, significaba que no había razón para que la policía lo considerara sospechoso.

Ya se habían concentrado en Bart. Tuvieron un testigo que lo colocó en la habitación del hotel justo después de que se escuchó el disparo. La policía tenía una de las fichas que pertenecía a Bart como prueba en su contra. Además, no tenía una explicación adecuada de por qué regresó al hotel. Incluso si dijera que estaba allí, tendría que explicar por qué había puesto cámaras allí en primer lugar.

Todo esto lo haría parecer extremadamente culpable frente al jurado y sería condenado por un crimen que nunca cometió. El hecho de que Andrea debió saber todo esto y, aun así, eligió ayudar a su amante, quien es abusivo además de asesino, hizo que Bart se diera cuenta de que era mejor dejar salir el secreto de las cámaras y enfrentar las consecuencias, en lugar de mantenerlos e ir a prisión por asesinatos.

¿Bart se suicidó al final? (Foto: Netflix)
¿Bart se suicidó al final? (Foto: Netflix)

El único problema era que Andrea había robado las grabaciones y no tenía nada que probara sus afirmaciones. O al menos eso era lo que pensaba. Al principio de la película, cuando el detective revisó su sistema, descubrió que todos los discos duros se habían limpiado. Le preguntó a Bart si había hecho alguna copia y no lo creyó cuando Bart dijo que no. Por supuesto, no eliminaría todo sin crear una copia de seguridad.

Los videos que robó Andrea fueron las copias, mientras que los originales se habían escondido. Al final, se los pasa al detective. La escena final de la película muestra que Bart ha aprendido la lección. Espiaba a las personas en el hotel porque quería estudiarlas para poder comunicarse mejor con los demás, pero esto no era ni ético ni legal y se metió en muchos problemas por ello.

Si quiere mejorar sus habilidades de comunicación, tendrá que salir y hablar con la gente. Esta es la única forma en que puede mejorar, sin lastimar a los demás ni a sí mismo. Por ello se le ve intentando hablar con las personas en el centro comercial, pero no lo logra. Eventualmente alguien se parará y podrá compartir algo con él, y ese será un verdadero regalo para mejorar sus herramientas de comunicación.

Al final, Andrea era aliada de su amante e intentó destruir las evidencias en su contra (Foto: Netflix)
Al final, Andrea era aliada de su amante e intentó destruir las evidencias en su contra (Foto: Netflix)

NOTICIAS SUGERIDAS

Contenido GEC