Astrid no sabía que sus sueños la ayudarían a descubrir lo que pasa al final de "Equinox" (Foto: Netflix)
Astrid no sabía que sus sueños la ayudarían a descubrir lo que pasa al final de "Equinox" (Foto: Netflix)

” es una serie danesa supernatural de , creada por Tea Lindeburg y basada en el podcast “Equinox 1985″, que encabezó en su momento la lista de podcasts de Apple en su país. El thriller sigue la vida de una joven que sufre el trauma de la inexplicable desaparición de su hermana junto con su clase entera del colegio en 1999.

MÁS INFORMACIÓN: “Equinox”, ¿tendrá segunda temporada en Netflix?

La serie está ambientada en Dinamarca y va y viene entre 1999 y la actualidad, y si bien los seguidores de lo sobrenatural recibieron con cautela esta producción de , con el paso de los capítulos reconocieron que dio la talla.

” hasta ha sido comparada con “”, la serie alemana del mismo servicio de streaming que causó revuelo por su propuesta para el complejo tema de los viajes en el tiempo.

MÁS INFORMACIÓN: Absolutamente todo sobre la segunda temporada de “Equinox”

¿Qué pasó exactamente en el último capítulo de “Equinox” y qué significa? A continuación, algunas respuestas sobre lo que le sucedió a Astrid y compañía en la recta final de la serie, según .

¿QUÉ PASÓ Y QUÉ SIGNIFICA EL FINAL DE “EQUINOX”?

Todo se basa en la leyenda de Ostara (Foto: Equinox / Netflix)
Todo se basa en la leyenda de Ostara (Foto: Equinox / Netflix)

Veintiún años después, todavía atormentada por lo que ocurrió, Astrid comienza a investigar por su cuenta el caso de los 21 estudiantes que desaparecieron en el aire, justo cuando celebraban su graduación de la escuela secundaria en 1999.

Como entre los desaparecidos estaba su hermana Ida, quien entonces tenía 18 años, Astrid, de 9 en esa época, comenzó a tener pesadillas traumáticas sobre el suceso y con el tiempo terminó en una sala psiquiátrica. Varios años después, resolvería el misterio para liberarse de los demonios de su pasado.

Para comprender el final de “Equinox”, primero debe comprenderse un poco del folclore en torno a Ostara, una divinidad de raíces danesas y alemanas que tiene relación con los orígenes del Conejo de Pascua. De acuerdo con la mitología sobre la diosa de la primavera, durante el equinoccio, Ostara, cuando todavía era humana, se enamoró locamente del Rey Liebre, quien sentía lo mismo por ella.

Debido a la naturaleza de cada uno de ellos, tuvieron que separarse. Sin embargo, Ostara comenzó a sentir su presencia en todas partes, descubriendo huevos en todos los lugares donde habían estado juntos. Al comienzo de “Equinox”, el padre de Astrid le cuenta esta historia antes de dormir y con el tiempo se convierte en su relato favorito.

En "Equinox", todo gira al rededor de la desaparición de varios chicos en 1999 (Foto: Netflix)
En "Equinox", todo gira al rededor de la desaparición de varios chicos en 1999 (Foto: Netflix)

Pero lo que hace es que presagia el final. Esencialmente, implica que Ida fue Ostara todo el tiempo, y también lo fue Astrid, su verdadera hermana. La mujer que ambos consideraban su madre, Lene, incapaz de quedar embarazada, de alguna manera había hecho un trato con el Rey Liebre, en la forma de Henrik, que le dio Ida en el pasado.

Los términos de su acuerdo eran que la niña regresaría con él a la edad de 18 años y le entregaría lo que una vez le habían prometido. Sin embargo, cuando Ida tuvo un aborto, sin saberlo, rompió el pacto, lo que enfureció a Henrik. A su vez, la mantuvo cautiva a ella y a sus 20 compañeros hasta que se cumplió el trato desde el otro lado.

El Rey Liebre estaba entre los protagonistas de "Equinox" durante todo el programa (Foto: Netflix)
El Rey Liebre estaba entre los protagonistas de "Equinox" durante todo el programa (Foto: Netflix)

Y debido a que se dice que Ostara corre en la sangre de la misma manera que el agua corre en el río, una vez que Astrid regresa a él, todo se corrige. Aquellos que habían estado atrapados durante mucho tiempo son soltados y el Rey Liebre se vuelve a unir con Ostara. Sin embargo, en lugar de regresar al mundo real, Ida y Astrid eligen vivir con el Rey Liebre en otro reino por completo.

Lene y Dennis, casados y enamorados en un momento, querían formar una familia juntos, así que cuando Lene se dio cuenta de que no podía quedar embarazada, evocó al Rey Liebre para tener un bebé. Él concedió el deseo, pero especificó que el niño tendría que ser devuelto a él a la edad de 18 años.

Es por eso que Lene parece ser tan sobreprotectora con su hija mayor, restringiendo su libertad siempre que sea posible. Una vez que Ida termina embarazada, Lene cambia el trato para renunciar al bebé de Ida en lugar de la propia Ida, a quien ella “había llegado a gustarle”. Pero cuando Ida tiene un aborto sin que su madre lo sepa, sin saberlo cambia el curso de la naturaleza.

El Rey Liebre sabe lo que quiere y no soltará a los desaparecidos hasta obtenerlo (Foto: Netflix)
El Rey Liebre sabe lo que quiere y no soltará a los desaparecidos hasta obtenerlo (Foto: Netflix)

Lene, presa del pánico, intenta hacer todo lo posible para advertir a Ida que podría terminar herida por sus acciones, pero la adolescente no escucha. Y así, los peores temores de Lene cobran vida. Henrik hace que el autobús de graduación del adolescente se estrelle y se lleva a todos los estudiantes a bordo, excepto a tres.

Los atrapa en su cueva de niebla naranja de otro mundo donde no pueden moverse ni envejecer hasta que se obtenga lo que le prometieron. Esa misma cueva es la que atormentó a Astrid casi toda su vida. Las tres personas, sin saberlo, ya habían desempeñado su papel en el cumplimiento del trato hecho por Lene y el Rey Liebre para llevarle a Ida a la edad de 18 años.

Así que una vez que las cosas salieron mal, los perdonó para asegurarse de que volvieran a hacer lo mismo con Astrid llegado el momento. Además, ya habían elegido sus respectivas profecías con la ayuda del libro Grimoire, que simplemente tenían que vivir sus vidas con las consecuencias elegidas.

Jakob perdió a la mujer que amaba ante el Rey Liebre. Amelia pierde su vida, su mejor amiga y su cordura, queriendo ser Ida y estar con Ida. Falke sufre mentalmente todos los días hasta que las cosas se ponen en marcha para ser corregidas una vez más. Al final, Jakob y Falke, sabiendo que sus propósitos finalmente se han cumplido, se quitan la vida.

El destino de los tres es triste, pero es lo que ellos mismos decidieron (Foto: Netflix)
El destino de los tres es triste, pero es lo que ellos mismos decidieron (Foto: Netflix)