"Monstruo: La historia de Jeffrey Dahmer" se toma licencias creativas, aseguró periodista que cubrió al asesino serial (Foto: Netflix)
"Monstruo: La historia de Jeffrey Dahmer" se toma licencias creativas, aseguró periodista que cubrió al asesino serial (Foto: Netflix)

Desde su estreno, el pasado 21 de setiembre, “” se ha convertido en una de las series de , ingresando a la lista de las más vistas de la plataforma de streaming.

Uno de los puntos fuertes de la producción , es la selección minuciosa de los que rodearon al infame asesino, responsable de la tortura y muerte de 17 personas.

Sin embargo, pese al éxito de la serie de Netflix, esta también ha obtenido algunas críticas negativas, principalmente por parte la familia de las víctimas, quienes , y a las que se ha sumado la reportera que sacó a la luz los atroces actos del asesino serial.

Evan Peters interpreta al infame asesino en "Monstruo: la historia de Jeffrey Dahmer" (Foto: Netflix)
Evan Peters interpreta al infame asesino en "Monstruo: la historia de Jeffrey Dahmer" (Foto: Netflix)

REPORTERA CRITICA “MONSTRUO: LA HISTORIA DE JEFFREY DAHMER”

En 1991, Anne E. Schwartz era una reportera policial que trabajaba en un diario local en Milwaukee, y que un día se enteró por una fuente que agentes del orden habían hallado restos humanos en un departamento. Fue así como el mundo se enteró de las atrocidades .

Tres décadas después, y con el éxito de la serie de Netflix, la reportera rompió su silencio y conversó con “” sobre la historia real y cómo fue recreada en la popular producción de la plataforma de streaming.

De acuerdo con Anne, los realizadores se tomaron una “licencia artística” con muchos detalles y aseguró que la serie “no se parece mucho a los hechos del caso”.

Cuando la gente ve la serie de Netflix de Ryan Murphy y dice ‘Dios mío, esto es terrible’. Quiero decirles que no necesariamente ocurrió de esa manera”, comentó la periodista.

Sobre la fecha en la que se descubrieron los asesinatos, Schwartz recordó que al llegar al edificio, solo halló a unos pocos policías, por lo que pudo ingresar sin problemas al lugar. “y asomé la cabeza, porque eres periodista y quieres saber”, explicó.

Anne Schwartz fue la responsable de cubrir los asesinatos de Jeffrey Dahmer (Foto: Anne E Schwartz / Twitter)
Anne Schwartz fue la responsable de cubrir los asesinatos de Jeffrey Dahmer (Foto: Anne E Schwartz / Twitter)

De acuerdo con la periodista, el lugar parecía una escena de crimen común, nada impresionante comparada con otras, e incluso los propios policías “No sabían lo que habían encontrado”.

Fui reportera policial durante cinco años, así que sé a qué huele cuando entras en un edificio donde hay un cadáver o un cuerpo en descomposición. Esto no fue eso. Este era un olor muy químico”, indicó, haciendo referencia a los experimentos que Dahmer realizó con sus víctimas.

Del mismo modo, Schwartz, quien meses después se uniría al área de Comunicaciones de la Policía de Milwaukee y del Departamento de Justicia de Wisconsin, considera incorrecta la descripción de los agentes como racistas y homofóbicos.

Pasé mucho tiempo con ellos, entrevisté a la gente que estuvo en el lugar. De nuevo, esto es una dramatización, pero en un momento en que no es algo fácil para las fuerzas del orden ganarse la confianza y la aceptación de la comunidad, no es una representación muy útil”, explicó.

Uno de los puntos retratados en, una vecina de Dahmer que al notar la extraña conducta del hombre, denunció a la policía una presunta actividad criminal, pero fue ignorada. Al respecto, la reportera descartó la raíz de la escena, pues esta vivía en un edificio separado.

En los primeros cinco minutos del primer episodio se ve a Glenda Cleveland tocar a la puerta de Dahmer. Nada de eso sucedió nunca”, explicó, aunque dejó en claro de que “la gente no lo ve de esa manera, lo ve como entretenimiento”.

EL LIBRO SOBRE JEFFREY DAHMER

Cabe destacar de que Anne Schwartz también es responsable de la publicación de “The Man Who Could Not Kill Enough”, un libro que recoge las tesis policiales y reconstruye las muertes de las 17 víctimas del asesino serial, algo por lo que el propio Dahmer la llamó desde prisión.

En su publicación, la mujer incluyó las conclusiones de los psiquiatras, donde atribuían el comportamiento del homicida a .

Odiaba eso. Para alguien que no mostraba ninguna emoción ni parecía preocuparse por nada, era muy protector con sus padres, sobre todo con su madre”, explicó, además de definir la llamada como “muy rápida y al grano”:

Así mismo, el homicida declaró que no existían responsables en su caso y asumió la culpabilidad de lo ocurrido.

No tenía inflexión en su voz. Era muy llana, muy plana. No había nada. Solo dijo que ‘nadie era responsable de lo que hice, excepto yo”, revelo.

EL MÉTODO DE DAHMER

De acuerdo con Schwartz, el asesino era muy “astuto”, pues seleccionaba cuidadosamente a sus víctimas, contactándolas en bares y en la calle, estudiando cuál sería la repercusión de su desaparición o si esto podría conectarlo y traerle complicaciones.

A esto se le suma su técnica para deshacerse de cadáveres, por lo que llegó a acabar con 17 personas antes de ser descubierto en un caso aislado a sus asesinatos. Además, como muchas de las víctimas eran parte de la comunidad gay de Milwaukee, estas no acostumbraban a denunciar, pues suponía admitir su identidad de género, sometiéndose a la marginación de los años 80 y 90.