El actor, escritor, productor y director estadounidense dejó de existir a los 54 años, el 1 de julio de 1991, casi tres meses después de ser diagnosticado con cáncer de páncreas. A él le gustaba distraer a los más pequeños. (Foto: NBC)
El actor, escritor, productor y director estadounidense dejó de existir a los 54 años, el 1 de julio de 1991, casi tres meses después de ser diagnosticado con cáncer de páncreas. A él le gustaba distraer a los más pequeños. (Foto: NBC)

Hace más de cuatro décadas se estrenó “” (“Little House on the Prairie” en inglés), una serie televisiva que se convirtió en una de las preferidas del público, que no se perdía ningún capítulo a lo largo de sus diez temporadas. Si bien, se basó en las novelas de Laura Ingalls Wilder, quien narra cómo es la vida en la frontera occidental y septentrional norteamericana del siglo XIX, esta ficción de antaño no sólo es recordada por la audiencia de los 70 y 80, sino por generaciones posteriores que vieron las repeticiones.

MÁS INFORMACIÓN: Cómo lucían y cómo se ven ahora los actores de “Little House on the Prairie”

Estuvo dirigida y producida por Michael Landon, quien también fue el protagonista interpretando a . En la trama, él junto a su esposa Caroline se trasladan a Walnut Grove, Minnesota, en busca de una comunidad mejor y de prosperidad para vivir; es así como se instalan en una pequeña granja, lugar donde crían a sus tres hijas: Mary, Laura y Carrie.

Además del papel que cumplieron los actores adultos, los más pequeños también hicieron un gran trabajo, por el cual son recordados hasta la actualidad. Debido a que la serie duró cerca de nueve años, para que las grabaciones fueran amenas y no agotadoras, hacía de las suyas en el set para mantener alerta a todo el equipo. Para ello, se valía de todo.

MÁS INFORMACIÓN: Cómo el personaje de Nellie Oleson salvó a la actriz Alison Arngrim cuando era niña
Al reconocido actor le gustaba ver que todos los miembros del elenco se sientan bien durante las grabaciones, incluso en los momentos de descanso. (Foto: NBC)
Al reconocido actor le gustaba ver que todos los miembros del elenco se sientan bien durante las grabaciones, incluso en los momentos de descanso. (Foto: NBC)

SE METÍA RANAS VIVAS A LA BOCA

Con el propósito de mantener a los niños más comprometidos para el rodaje, él hacía varias bromas que buscaban su atención; es así como siempre se le ocurría algo nuevo, pero lo común en él era jugar con ranas vivas.

Según recuerda Lindsay Greenbush, quien daba vida junto a su gemela a la pequeña Carrie Ingalls, ellas se unían a las bromas del protagonista. “[Todos los niños] solíamos cazar ranas en el arroyo y se lo llevábamos a Michael Landon. A él no se le ocurrió mejor idea que metérselos en la boca. No sólo eso, ya que luego caminaba hacia la gente, abría la boca y la rana saltaba. Todos se asustaban”, publicó .

Señaló que si bien todo era extremadamente divertido, cuando llamaban para grabar una escena, el juego acababa y debían trabajar profesionalmente, pese a la edad que tuvieran.

Pero esa no era la única forma de que Landon sacase una sonrisa a los demás, pues en varias ocasiones encontraba formas de distraerlos. De acuerdo con , el histrión divertía a los niños con piojos imaginarios; es decir, él fingía que había piojos en el cabello de Gilbert tras una escena y cuando acababan de filmar, le sacaba estos pequeños insectos de su cabeza, algo que sacaba muchas carcajadas.

MÁS INFORMACIÓN: 10 cosas sobre el actor que interpretó a Charles Ingalls en “La familia Ingalls”
Michael Landon se desempeñó como director, estrella y visionario del programa durante sus nueve temporadas. (Foto: NBC)
Michael Landon se desempeñó como director, estrella y visionario del programa durante sus nueve temporadas. (Foto: NBC)

¿DE QUÉ MURIÓ MICHEL LANDON?

Aparentemente, todo marchaba bien en la vida del actor, ya que había alcanzado el éxito, pero su adicción al alcohol y exageración al uso de tranquilizantes, hicieron que su salud se deteriore.

Algo que le costó la vida a los 54 años tras ser diagnosticado con cáncer al páncreas, enfermedad que le fue diagnosticada el 5 de abril de 1991, fecha en la que le dijeron que el mal estaba avanzado, pues éste ya había producido metástasis hacia el hígado y los ganglios linfáticos. El cáncer era inoperable y el pronóstico médico era terminal.

El 21 de mayo de 1991, Landon fue operado con éxito de un coágulo de sangre que casi le costó la pierna izquierda, pero falleció en Malibú el 1 de julio de 1991, casi tres meses después de conocer la enfermedad.

Landon dejó de existir cuando preparaba su cuarta serie. A su entierro asistieron el expresidente de los Estados Unidos Ronald Reagan y su esposa.