Lyn May es una vedette y actriz de cine mexicana de ascendencia china (Foto: Lyn May/ Instagram)
Lyn May es una vedette y actriz de cine mexicana de ascendencia china (Foto: Lyn May/ Instagram)

es una reconocida vedette y actriz del cine mexicano que ha conquistado al público por su participación en varias producciones del género de “ficheras”. A sus 69 años, tiene una amplia trayectoria en cine, teatro, televisión y cabaret, consolidándose como todo un icono de la farándula de México.

MÁS INFORMACIÓN: ¿Lyn May imitó el look de ‘La Tigresa del Oriente’?

La famosa actriz, que tiene más de cuatro décadas dentro de la industria del entretenimiento mexicano, se mantiene vigente gracias a su participación en diversos realities como “Quiero Cantar” y por sus constantes apariciones en la prensa de espectáculos.

Aunque es un personaje público, pocas veces ha hablado de sus hijas. Recientemente, la vedette fue cuestionada durante una entrevista sobre la relación que mantiene con sus futuras herederas y reveló detalles poco conocidos sobre su pasado. ¿Qué dijo? Aquí los detalles.

MÁS INFORMACIÓN: Lyn May revela el sexo de su bebé
La estrella del cine de ficheras tiene tres hijas (Foto: Lyn May/ Instagram)
La estrella del cine de ficheras tiene tres hijas (Foto: Lyn May/ Instagram)

¿QUIÉNES SON LAS HIJAS DE LYN MAY?

es un ícono del cine mexicano que ha sabido ganarse un lugar en el corazón del público. Con 40 años de trayectoria, la actriz se mantiene vigente gracias a su participación en diversos realities como “Quiero Cantar” así como por sus constantes apariciones en la prensa de espectáculos, donde siempre da de qué hablar por sus irreverentes declaraciones.

Durante una entrevista con el programa “El minuto que cambió mi destino”, Lyn May se sinceró al referirse de las personas más importantes en su vida, sus hijas, a quienes muy pocas veces se les ha visto.

La actriz mexicana recordó su pasado que estuvo marcado por la violencia, situación de la que pudo escapar. Lyn May reveló que a los catorce años comenzó a trabajar como mesera en una lonchería del Mercado Central, ubicado en el barrio de Cuereria.

En ese lugar conoció a su primer esposo, un marino mexicano de 42 años que, deslumbrado por la escultural figura de la joven, la pretendió hasta convencerla de casarse con él.

“Era una niñita cuando me fui a México (CDMX), trabajaba en el mercado vendiendo y conozco a un marinero, guapillo y uno por salirse de la pobreza buscas un escape. Él me dijo que me iba a enseñar México, La Villa, me pintó las cosas color de rosa, sí me llevó a La Villa, pero después ya sabrás”, recordó la vedette.

Lyn May contó que a esa edad era muy inocente y que al enterarse que estaba embarazada, no sabía qué hacer. Ante esta situación, sus padres la obligaron a casarse con el padre de sus dos primeras hijas, un hombre muy agresivo que la golpeaba y maltrataba constantemente.

“Cuando estaba embarazada pensaba que mi hija iba a salir por la boca. Era mi muñequita, yo no había tenido muñecas ni nada de eso, mi regalo fue una muñequita, la adoré. El tipo me golpeaba mucho para sacármela porque ya tenía hijos más grandes”, recordó.

“Él tenía como 40 años y yo 14. Mi abuela tuvo la equivocación de echarnos la policía, lo metieron a la cárcel y a fuerza nos casaron, así eran los padres de antes, yo hubiera preferido mil veces que no hicieran eso”, agregó.

Después de tres años de relación y dos hijas, con tan solo 16 años, Liliana volvió al puerto de Acapulco, alegando violencia doméstica de parte de su marido. Sin embargo, su abuela la obligó a regresar con él.

Luego de un par de años, Liliana volvió a alejarse de su marido, pero esta vez de manera definitiva. En 2016, Lyn May reveló tener una tercera hija. Se desconoce si también es fruto de su primer matrimonio.

Lyn May se mudó a Acapulco, donde comenzó a trabajar para mantener a sus hijas, a quienes cuidaba su abuelita. La actriz mexicana reveló que la infancia de las pequeñas también fue dura ya que en la primaria sufrieron de bullying por el trabajo que ella realizaba como actriz en las producciones de ficheras y por aparecer en las portadas de varias revistas.

“A las dos grandes les hacían bullying, les llevaban las portadas de las revistas y lógicamente salía desnuda. Mis hijas salían llorando y las interné en Estados Unidos (…), la grande tiene un poco de resentimiento por esas cosas porque yo trabajaba todos los días, le di más tiempo a la chiquita porque me la llevaba a los palenques y ahí bailaba”, dijo al programa “Suéltalo Aquí”.

Con el paso de los años Lyn May aseguró que ellas terminaron por comprender su trabajo y ahora sus hijas mantienen una buena relación con ella.

“Me admiran mucho, me quieren mucho. Les di más a las grandes porque yo sentía que habían sufrido mucho más, pero por amor no quedó y les di de todo, carros, casas, todo (…), tengo cinco nietos, tres nietecitas y dos nietecitos”, afirmó Lyn May.

FOTOS DE LYN MAY EN INSTAGRAM

TAGS RELACIONADOS