Aunque desde pequeña le crearon complejos por su aspecto físico, con el paso de los años pudo superarlos. (Foto: Ludwika Paleta / Instagram)
Aunque desde pequeña le crearon complejos por su aspecto físico, con el paso de los años pudo superarlos. (Foto: Ludwika Paleta / Instagram)

, la reconocida actriz que da vida a Ana Servín en la exitosa ser de Netflix , contó cómo los estereotipos a los que está sometido este mundo destruyeron su autoestima desde que era una adolescente.

MÁS INFORMACIÓN: Niico, el hijo de Ludwika Paleta que quiere ser cantante

En diálogo con sus seguidores a través de cuenta de Instagram, la histrión de nacionalidad polaco-mexicana narró que durante su desarrollo habían personas que la hacían sentir mal y le creaban inseguridades por su aspecto físico.

Para comenzar a hablar de este delicado tema, ella compartió en sus historias la imagen de dos tipos de muñecas Barbie: la delgada y alta que todos conocemos y otra más bajita y un poco gruesa.

MÁS INFORMACIÓN: La historia de amor de Ludwika Paleta y Emiliano Salinas

“Relacionado con el post que puse de las muñecas: cuando yo estaba creciendo, yo tenía problemas de peso, yo no me sentía bonita. Yo llegaba a la oficina de algún productor o de alguna productora y antes de empezar una telenovela me decían: ‘Tienes que bajar de peso’ y tenía muchísimos complejos al respecto”, comenzó diciendo.

La actriz dijo que la verdadera belleza  es lo que está en el interior de cada persona. (Foto: Ludwika Paleta / Instagram)
La actriz dijo que la verdadera belleza es lo que está en el interior de cada persona. (Foto: Ludwika Paleta / Instagram)

Aunque por aquellos años estas “indicaciones” le afectaban porque estaba en pleno desarrollo, con el paso del tiempo comprendió que lo más importante en una persona es la belleza interna. “Por eso es lo que les digo: ‘Lo de la perfección es una cosa de adentro para fuera”.

MÁS INFORMACIÓN: “No es telesecundaria”, así defendió Ludwika Paleta a “Madre solo hay dos” de las críticas

Asimismo, señaló que por más que una persona sea físicamente simpática externamente, si esta no se siente bien consigo misma, nada tiene sentido.

“Lo bonito no es lo importante, que lo bonito está en otras virtudes, en ser valiente, fuerte, sensible, en ayudar a los demás, en tener un corazón bonito. No sé, en lo que se les ocurra, en lo que realmente es importante para que las niñas, desde pequeñitas, sintamos que no tenemos que ser bonitas”, indicó.

“Si tú no te sientes bien contigo misma, por más ‘bonita’ que parezcas (…), por más perfecta que seas; si tú no estás bien en tu interior, no te vas a sentir bien”, precisó.

Este mensaje de amor propio lo compartió en el marco del Día Internacional de la Mujer; por lo que pidió a todos a aceptarse y quererse tal y como son.

Ella lamenta que los estereotipos destruyeran su autoestima cuando era pequeña. (Foto: Ludwika Paleta / Instagram)
Ella lamenta que los estereotipos destruyeran su autoestima cuando era pequeña. (Foto: Ludwika Paleta / Instagram)

LUDWIKA PALETA DEFIENDE DE LAS CRÍTICAS “MADRE SOLO HAY DOS”

A pesar de que la  conquistó a la audiencia al derecho y al revés, salvo a un grupo que ha enfilado sus baterías contra su curiosa propuesta familiar: el colectivo  acusó a la producción mexicana de promover conceptos erróneos sobre la maternidad y las relaciones de pareja.

En respuesta,  aclaró que “” es una ficción que no persigue fines educativos, sino de entretenimiento, como cualquier otra producción que aborda historias novedosas.

“Es un proyecto, no es telesecundaria. Se retratan situaciones, pero no es educacional. Es una ficción, y si lo viéramos así [de determinante], no podríamos contar historias. Imagínate, qué limitante sería que todo lo que mostráramos fuera la vida perfecta o cómo debería de ser, ¡no habría historias!”, señaló en .

Asimismo, se preguntó “¿quién determina qué es lo que debería de ser y lo que no?”, deduciendo que si el mundo del entretenimiento se dejaría llevar por ello, no habría cine, teatro ni televisión. “No existirían las diferentes historias que hay en el mundo para contar. La ficción es para sentarte a adentrarte en la vida de estos personajes, sin pensar que porque uno se tira de un balcón tú vas a hacer lo mismo”.

La actriz de 42 años fue enfática en señalar que al ser una persona adulta, cada uno debe hacerse responsable de sus acciones; por lo que no dudó en reiterar que la serie busca mostrar las situaciones a las que se enfrenta una madre de familia y cómo aborda este rol.

“Cada una tiene las mejores intenciones, pero la realidad es que este es un rol que no es de una manera específica, sino de varias; y creo que sí logra revalorar toda la chamba de ser mamá”, precisó.

Una comedia sobre bebés cambiadas al nacer que redefine lo que significa una familia. Disfruta ver cómo crece la relación entre Mariana y Ana mientras se enfrentan al constante desafío de ser madres.  (Foto: Netflix)
Una comedia sobre bebés cambiadas al nacer que redefine lo que significa una familia. Disfruta ver cómo crece la relación entre Mariana y Ana mientras se enfrentan al constante desafío de ser madres. (Foto: Netflix)