Christian Convery interpreta a Gus en "Sweet Tooth" (Foto: Netflix)
Christian Convery interpreta a Gus en "Sweet Tooth" (Foto: Netflix)

se ha convertido en una de las series favoritas del momento, no solo porque la historia se desarrolla en un mundo donde un virus acabó con la mayor parte de la humanidad, sino que también resalta por el nacimiento de niños híbridos, es decir mitad humanos, mitad animales.

MÁS INFORMACIÓN: ¿Cuál es el origen del virus y cómo se conecta con los híbridos?

Debido a que los híbridos tienen características de animales, pueden vivir en la naturaleza y ser una parte equilibrada del ecosistema de una manera que los humanos comunes no pueden. Esto también es posible debido a las habilidades del mismo animal.

Gus, el protagonista de la , es un niño híbrido con cuernos y orejas de ciervo. Como fue criado en el bosque, el pequeño adquirió muchas habilidades de supervivencia, pero estas son independientes a las de su ADN de animal.

MÁS INFORMACIÓN: ¿Cuándo será estrenada la temporada 2 de Sweet Tooth?

Una de las características más resaltantes de la naturaleza híbrida de Gus son sus astas. Estas comenzaron como pequeñas protuberancias cuando era un bebé, pero con el paso de los años crecieron y se hicieron más grandes. Para los ciervos, los cuernos sirven para dos cosas: aparearse y pelear.

"Sweet Tooth" es una aventura de fantasía basada en I.P. (Foto: Netflix)
"Sweet Tooth" es una aventura de fantasía basada en I.P. (Foto: Netflix)

En el caso de Gus, él usa sus astas como arma. Es así como en el primer episodio de Sweet Tooth se le ve embistiendo a uno de los cazadores para poder liberarse. Otra curiosa habilidad del niño es el poder que tiene para comunicarse con los animales. Esto no quiere decir que puede hablar con ellos, sino que tiene una conexión especial por ser mitad humano y mitad animal.

MÁS INFORMACIÓN: 10 grandes diferencias entre la serie Sweet Tooth de Netflix y el cómic

OTRAS HABILIDADES DE GUS COMO HÍBRIDO

Una de las habilidades más resaltantes de Gus es su visión nocturna. Cuando se esconde el sol o se apagan las luces los ojos del niño comienzan a brillar. Esto se debe a una capa de tejido en sus ojos que aumenta la cantidad de luz que pasa a la retina, mejorando así su visión.

Cabe resaltar que los ciervos son más nocturnos, duermen durante el día y buscan alimento al anochecer, por lo que su visión con poca luz les permite movilizarse de noche, encontrar comida e incluso detectar posibles amenazas.

Una de las habilidades más resaltantes de Gus es su visión nocturna. (Foto: Netflix)
Una de las habilidades más resaltantes de Gus es su visión nocturna. (Foto: Netflix)

El pequeño Gus no solo tiene el poder de ver en la noche, sino que también tiene una audición extremadamente sensible, eso quiere decir que puede oír a lo lejos. También tiene un sentido del olfato muy desarrollado, que es alrededor de 1000 veces más poderoso que el de un humano. Estos rasgos son cruciales para la supervivencia de un ciervo.

Por último, el protagonista de Sweet Tooth se caracteriza por ser ágil y veloz. Esto se muestra justo al final del primer episodio, cuando corre en busca de Tommy, un vagabundo solitario que se convertirá en su guardián y compañero de aventuras.