Shaun consiguió convencer a los padres de Lea de que su relación no es un error (Foto: ABC)
Shaun consiguió convencer a los padres de Lea de que su relación no es un error (Foto: ABC)

CUIDADO, ALERTA DE SPOILER. En el octavo episodio de la cuarta temporada de “”, el equipo trata a una gimnasta adolescente que experimenta complicaciones por su entrenamiento intensivo. Mientras que Shaun conoce a los padres de Lea por primera vez.

MÁS INFORMACIÓN: El accidente de Audrey Lim en “The Good Doctor”, según Christina Chang

’ (4x08) empieza con Lea informándole a Shaun sobre la visita de sus padres y lo desastroso que ese encuentro podría resultar. Para evitar los nervios la pareja organiza una cena de ensayo con Morgan en el rol de la madre y Aaron Glassman como el padre. Pero no resulta como esperaban.

Durante la cena real, Pam, la madre de Lea, le pregunta a Shaun por su autismo y su trabajo, mientras que Mike, su padre, habla sobre las vacunas. Con la intensión de calmar los ánimos, el Dr. Murphy hace una comparación con un paciente terminal que necesitaba que le extirparan quirúrgicamente una hemorroide.

MÁS INFORMACIÓN: Las 10 mejores películas de Freddie Highmore según la crítica internacional
La cena con Glassman y Morgan tampoco resultó como esperaban (Foto: ABC)
La cena con Glassman y Morgan tampoco resultó como esperaban (Foto: ABC)

“Solo le quedaban unos meses de vida y nada cambiaría eso, pero la cirugía lo hizo sentir más cómodo. Sugiero que tratemos esta noche como una cirugía de hemorroides”, explicó Shaun. Aunque esto hizo reír a los padres de Lea no cambiaron su perspectiva de la relación de su hija con un joven autista.

En otro momento, Pam y Mike le explican a Lea que no creen que ella sea lo suficientemente madura para una relación tan complicada; sin embargo, Shaun los busca en su hotel y los confronta para desmotarles que están equivocados.

MÁS INFORMACIÓN: El Dr. Meléndez, ¿reaparecerá una vez más tras su muerte?

“Dijeron que nuestra relación tiene desafíos. Tienen razón. Lea y yo superamos desafíos juntos. Es lo que nos hace más fuertes. Lea me reta a probar cosas, incluso cosas que sé que no me gustarán porque no siempre es mejor parar y pensar; y hago que Lea sea paciente porque puedo ser muy frustrante. También ustedes dos”, señaló Murphy.

Al final de este episodio de la cuarta temporada de “”, los padres de Lea comprenden la situación e intentar enmendar su error con otra invitación a cenar.

MÁS INFORMACIÓN: “Way Down”, la película que Freddie Highmore grabó en España

GLASSMAN TAMBIÉN TIENE DUDAS SOBRE ESA RELACIÓN

Durante la cena de ensayo Glassman aclara que no le desagrada Lea, pero confiesa que tiene miedo porque cree que la relación con Shaun está avanzando demasiado rápido y que su protegido podría resultar lastimado.

En el hospital. Aaron y Lea hablan a corazón abierto, y aunque el médico señala que la joven es inteligente, divertida y que hace feliz a Shaun, también “puedes ponerlo muy, muy triste, y eso me preocupa”, explica.

“Todo por lo que Shaun ha pasado, todo ese rechazo y dolor… Todas las victorias le pertenecen, pero siento cada uno de los altos y todos los bajos. Entonces, lo siento, pero no voy a dejar de preocuparme por él, incluso si él no me necesita”, agrega.

MÁS INFORMACIÓN: ¿Qué pasó con Richard Schiff tras contagiarse de COVID-19?
Glassman y Lea aclararon las cosas en este episodio de "The Good Doctor" (Foto: ABC)
Glassman y Lea aclararon las cosas en este episodio de "The Good Doctor" (Foto: ABC)

LOS PROBLEMAS DE LIM CONTINÚAN

Claire le dice a Audrey que sufre de y que no cree que esté lidiando con eso. Lim responde que sí. En otro momento, Audrey le confiesa a Claire que fue a ver a un psiquiatra pero que solo fue una vez, después se marcha furiosa, empuja a Claire y arroja sus llaves a la fuente.

A pesar de que Claire está preocupada porque Lim siga el mismo camino destructivo que siguió su madre y habla directamente a Glassman para abordar el asunto, Lim se niega a abordar su trastorno de estrés postraumático, que continúa afectado su trabajo.