"Volver al futuro" es considerada una de las películas más icónicas del género de ciencia ficción. Con Christopher Lloyd y  Michael J. Fox, abrió las puertas a los viajes en el tiempo en el cine (Foto: Universal Pictures)
"Volver al futuro" es considerada una de las películas más icónicas del género de ciencia ficción. Con Christopher Lloyd y Michael J. Fox, abrió las puertas a los viajes en el tiempo en el cine (Foto: Universal Pictures)

El debate en torno a los viajes en el tiempo es de nunca acabar, sobre todo tras la aparición de ficciones como “Dark” o la misma trama de los Avengers. Las posibilidades infinitas. Las realidades alternas. Los cabos sueltos que pueden dejarse. Viajar en el tiempo es complicado a nivel narrativo y “Volver al futuro”, uno de los mayores exponentes de este subgénero, está recogiendo tardíamente los cuestionamientos que debieron hacerse en su momento, aunque más allá de la polémica sobre la manipulación de la línea temporal que plantea la trilogía dirigida por Robert Zemeckis, la historia de Marty McFly y Doc Brown ha sido puesta a prueba por supuestos agujeros de guion como el siguiente: ¿cómo es posible que Marty desconociera la existencia de una máquina del tiempo en el laboratorio de Doc si lo frecuentaba regularmente?

Si has visto las películas de “” (”Back to the Future” en su idioma original), seguramente te parecerá raro que Marty nunca haya descubierto por cuenta propia la verdadera naturaleza del DeLorean del científico. Después de todo, apenas comienza el filme de 1985, Zemeckis muestra que los personajes de Michael J. Fox y Christopher Lloyd son muy buenos amigos, al punto que Marty incluso prueba un amplificador de guitarra gigantesco instalado en la base de operaciones del Doc. No se explica cómo nació esta cercanía, pero que existe, se da por descontado.

En ese marco, tras perder contacto durante una semana, Doc reaparece y le pide al joven estudiante que lo encuentre esa misma noche en el Twin Pines Mall, donde finalmente le presenta su más grande invención: su máquina del tiempo. Desde ese momento, la vida de Marty toma un rumbo entre disparatado y fantástico, orquestado por su sabio pero loco compinche.

Este es el tráiler de "Volver al futuro", la película que impulsó el subgénero de los viajes en el tiempo (Video: Universal Pictures)

¿Cuál es la primera reacción de Marty ante la posibilidad de viajar en el tiempo? Por supuesto es de sorpresa, pero ¿debería serlo? Si bien puede comprenderse que Doc intentara mantener sus operaciones en secreto, sobre todo su relación con unos terroristas libios, es difícil creer que el personaje de Fox no sospechara nada, debido a que pasaba mucho tiempo en el laboratorio. ¿Entonces?

El mismo Bob Gale, coguionista de “Volver al futuro”, reconoció esta falta de continuidad, según explicó . Sin embargo, el escritor tuvo la oportunidad de solucionar este problema en la serie de cómics de la franquicia, que escribió junto con John Barber.

EL OTRO LABORATORIO DEL DOC

La serie publicada por IDW continúa directamente después de “”, luego que Doc se despide de Marty y se marcha en el tren del tiempo junto con su familia. En estas páginas, Marty recibe una carta donde Clara le pide ayuda para encontrar a su esposo, desaparecido tras realizar un nuevo viaje al futuro.

De vuelta a la aventura en 1986, Marty busca cualquier pista sobre el paradero de Doc con la ayuda de Jennifer, quien deduce por sí misma que si su novio nunca vio a Emmett Brown construyendo la máquina del tiempo, debió haberlo hecho en algún otro lado, quizá un laboratorio secreto.

En esas circunstancias, juntos ubican un edificio registrado a nombre de Von Braun, el verdadero nombre de Doc, y al revisarlo, hallan restos de los experimentos del científico, incluido otro DeLorean, aunque sin el condensador de flujo que permite los viajes.

Por tanto, a partir del cómic, la inesperada revelación del DeLorean no representa ningún agujero de guion. Marty no tenía forma de saber lo que hacía Doc a sus espaldas, lejos del laboratorio que todos conocían. Como Gale colabora en estas páginas, la existencia del otro centro de mando es canon. Ya no hay que darle tantas vueltas. Marty no es tan despistado.

MÁS SOBRE VOLVER AL FUTURO


TAGS RELACIONADOS