• ¿Por qué es tan buscado el capítulo 251 de "Yo soy Betty, la fea"? (Foto: RCN)
    1/3

    ¿Por qué es tan buscado el capítulo 251 de "Yo soy Betty, la fea"? (Foto: RCN)

  • La respuesta es muy sencilla: es el capítulo de la primera transformación de Betty (Foto: RCN)
    2/3

    La respuesta es muy sencilla: es el capítulo de la primera transformación de Betty (Foto: RCN)

  • Es el capítulo en el que doña Catalina le cambia el look cuando viajan a Cartagena (Foto: RCN)
    3/3

    Es el capítulo en el que doña Catalina le cambia el look cuando viajan a Cartagena (Foto: RCN)

“Yo soy Betty, la fea” es la telenovela colombiana más exitosa de todos los tiempos y, más de 20 años después de su estreno, su popularidad se mantiene vigente gracias a su llegada a Netflix, donde el público está reviviendo la historia de amor entre Beatriz Pinzón y don Armando Mendoza, además de las aventuras del ‘Cuartel de las feas’ en Ecomoda.

MIRA: ¿Cómo era transformada Ana María Orozco en Betty, la fea?

La fue emitida en más de 180 países, doblada a 25 idiomas y contó con al menos 28 adaptaciones alrededor del mundo. Gracias a su popularidad, incluso ingresó en 2010 al libro Guinness de los récords comoen la historia de la TV.

"Yo soy Betty, la fea", o simplemente "Betty, la fea", es una telenovela colombiana, creada y escrita Fernando Gaitán (Foto: RCN)
"Yo soy Betty, la fea", o simplemente "Betty, la fea", es una telenovela colombiana, creada y escrita Fernando Gaitán (Foto: RCN)

La ficción se centra en , una joven economista que se enamora de Armando Mendoza, su jefe y heredero de un imperio de la moda, bajo una trama que equilibra humor y drama y que ha dejado personajes, escenas y.

MIRA: Hugo Lombardi y el origen de la frase “flu, flu, voló”

Protagonizada por Ana María Orozco y Jorge Enrique Abello, la telenovela sigue dando de qué hablar tras su regreso a la pantalla a través de, donde continúa robándose el corazón del público.

En este marco, uno de los capítulos más buscados por los seguidores en la plataforma de streaming es el 251. ¿Por qué? A continuación, la explicación.

MIRA: La escena más sensual de “Yo soy Betty, la fea”
Tras la llegada de la serie a Netflix, "Yo soy Betty, la fea" ha recuperado vigencia. Incluso en algunos países se sigue emitido por la televisión abierta (Foto: RCN)
Tras la llegada de la serie a Netflix, "Yo soy Betty, la fea" ha recuperado vigencia. Incluso en algunos países se sigue emitido por la televisión abierta (Foto: RCN)

¿POR QUÉ ES TAN POPULAR EL CAPÍTULO 251 DE “YO SOY BETTY, LA FEA”?

La razón es bastante clara: el 251 es el capítulo de la primera renovación del look de Betty tras renunciar a Ecomoda.

Como bien recordarás, Betty dejó la empresa tras descubrir una carta donde Mario sugería que don Armando fingía estar enamorado de ella. Eso sí, antes de marcharse, reveló ante la junta directiva que la situación económica de la compañía era tan delicado que para evitar un embargo debió recurrirse a otra razón social de la que Betty figuraba como propietaria. En la misma reunión, la joven economista confesó que había estado manteniendo un romance secreto con Armando, pero que ya sabía que este no sentía nada por ella. Aún así, su prometida deja al empresario.

Luego de la renuncia, Betty comienza a trabajar como asistente de la relacionista pública Catalina Ángel, a quien en el capítulo 251 acompaña a Cartagena para organizar el Concurso Nacional de Belleza.


MIRA:

En ese lugar, Betty le cuenta a Catalina la verdad de lo que pasó en Ecomoda y esta la comienza a asesorar para ayudarla a mejorar su apariencia personal. En este capítulo aparece Michel Doinel, empresario francés radicado en Cartagena y amigo de Catalina, quien al conocer a Betty empieza a tener interés en ella.

Todo esto ocurre al mismo tiempo que en Bogotá se dan cuenta que paranecesitas continuar con la estrategia iniciada por Armando por varios meses, para lo que necesitan de la ayuda de Betty, quien se encuentra lastimada por el engaño de Armando.

El capítulo 251 es una de los más buscados de la telenovela porque muestra la primera transformación de Betty. No solo mejora su aspecto físico, sino que su actitud cambia. A partir de entonces, el personaje de se empodera y no permite que nadie la vuelva a humillar.

Betty y Michel Doinel bailando en Cartagena, Colombia (Foto: YouTube/ Yo soy Betty, la fea)
Betty y Michel Doinel bailando en Cartagena, Colombia (Foto: YouTube/ Yo soy Betty, la fea)

TRANSFORMACIÓN A “BETTY, LA FEA”

La actriz contó que antes de iniciar las grabaciones de la telenovela, tenía que llegar varios minutos antes para que empiece la transformación junto con el equipo de maquillaje que le daba un cambio radical a su look. Aunque ella misma realizaba esta labor en gran parte.

No solo bastaba con ponerse unas gafas y vestimenta anticuada que la hicieran ver poco agraciada, sino que su rostro debía sufrir varios cambios para resaltar la fealdad de una persona. Y así fue.

En seis pasos se resumía la metamorfosis que experimentaba :

  1. Aplicar base en el rostro para lograr una palidez absoluta.
  2. Maquillar sus cejas con mucho vello para unirlas hasta la mitad de la frente.
  3. Dibujarle un bigote.
  4. El peinado jugaba un rol importante.
  5. Además, con un fijador le hacían un flequillo largo que estaba hacia dentro.
  6. Finalmente, le colocaban brackets.

Todo ello, sumado a la personalidad de Betty, quien tenía serios problemas de autoestima por las constantes burlas de sus colegas de trabajo o vecinos del barrio donde vivía, hacían que el papel de la protagonista fuera rico ni bien se iniciaban las grabaciones.

En un video, también se puede apreciar cómo la actriz se hacía el cambio radical. “Y sé que estoy fea y no me vuelvo a mirar en el espejo en todo el día, qué delicia, ahora es a actuar”, manifestó.

La primera transformación de Betty (Foto: Instagram)
La primera transformación de Betty (Foto: Instagram)

¿CUÁNTO GANABA LA ACTRIZ DE “YO SOY BETTY LA FEA”?

La protagonista de la telenovela reveló hace unos años a la revista argentina Caras que estaba orgullosa de representar a Betty y que no se arrepentía de nada, pero ella no era quien se estaba haciendo rica.

“Mi trabajo es muy duro (…). Si te digo cuánto gano te mueres de risa. El canal es el que se ha enriquecido. La gente piensa que porque estás en la tele eres millonaria. Aunque ganes mucho dinero, es difícil disfrutarlo porque te secuestran”, manifestó en 2001.

Asimismo, contó que las jornadas de trabajo eran muy pesadas, pues había días de grabaciones de hasta 18 horas.

“Amé hacer ‘Betty, la fea’. Hoy podemos disfrutar de lo que no gozamos en ese momento porque nos tocaban jornadas inhumanas. Este elenco fue increíble. La novela tenía una magia y tocaba los corazones de cada persona”, dijo en aquella oportunidad.

Ver esta publicación en Instagram

@gabrielcarvajalfoto 🖤

Una publicación compartida por Ana M Orozco (@anaorozcoof) el

MIRA:

VIDEO RECOMENDADO

“Yo soy Betty, la fea”: la trágica muerte de Catalina Ángel, la amiga de Betty en la novela

TE PUEDE INTERESAR