1 de 10
Los canes más jóvenes son captados y promocionado en las redes sociales de Dame Una Patita de Amor. Con el fin de conseguirles hogares responsables y reducir la población de animales abandonados. 
Foto / Julio Reaño / @photo.gec
Cachorros.

Los canes más jóvenes son captados y promocionado en las redes sociales de Dame Una Patita de Amor. Con el fin de conseguirles hogares responsables y reducir la población de animales abandonados. Foto / Julio Reaño / @photo.gec

2 de 10
Acompañados siempre de uno a más canes, los voluntarios se dirigen por diferentes lados de Nueva Esperanza en Villa María del Triunfo .
Foto / Julio Reaño / @photo.gec
Caminata con guardia .

Acompañados siempre de uno a más canes, los voluntarios se dirigen por diferentes lados de Nueva Esperanza en Villa María del Triunfo . Foto / Julio Reaño / @photo.gec

3 de 10
Con diferentes tareas asignadas, Una Patita de Amor prepara su famoso ¨caldito especial¨ que será entregado a todo can necesitado que deambule por la zona.  
Foto / Julio Reaño / @photo.gec
Organizados

Con diferentes tareas asignadas, Una Patita de Amor prepara su famoso ¨caldito especial¨ que será entregado a todo can necesitado que deambule por la zona. Foto / Julio Reaño / @photo.gec

4 de 10
En su recorrido, los voluntarios también examinan que los canes estén en buenas condiciones. En caso contrario son llevados al veterinario para tratamiento y recuperación
Foto / Julio Reaño / @photo.gec
Amor no solo es comida .

En su recorrido, los voluntarios también examinan que los canes estén en buenas condiciones. En caso contrario son llevados al veterinario para tratamiento y recuperación Foto / Julio Reaño / @photo.gec

5 de 10
Jóvenes estudiantes de Nueva Esperanza, organizaron el accionar de cocinar, rescatar y ayudar a cuadrúpedos (en su mayoría perros) de su sector. 
Foto / Julio Reaño / @photo.gec
Una patita de amor

Jóvenes estudiantes de Nueva Esperanza, organizaron el accionar de cocinar, rescatar y ayudar a cuadrúpedos (en su mayoría perros) de su sector. Foto / Julio Reaño / @photo.gec

6 de 10
El tan esperado ¨Caldito Especial¨ es entregado a los canes callejeros encontrados en el camino, algunos ya son conocidos como "Gemelita" que saca su lengua saboreando la sopa y su amigo Rubio. 
Foto / Julio Reaño / @photo.gec
Amigos conocidos.

El tan esperado ¨Caldito Especial¨ es entregado a los canes callejeros encontrados en el camino, algunos ya son conocidos como "Gemelita" que saca su lengua saboreando la sopa y su amigo Rubio. Foto / Julio Reaño / @photo.gec

7 de 10
Algunos cuadrúpedos que han crecido solos sin interacción humana por los cerros de Villa María encontrándose en un estado salvaje. Los voluntarios llegan a ellos solo para repartir alimentos dado que en su condición silvestre es imposible tener alguna interacción. 
Foto / Julio Reaño / @photo.gec
Canes salvajes.

Algunos cuadrúpedos que han crecido solos sin interacción humana por los cerros de Villa María encontrándose en un estado salvaje. Los voluntarios llegan a ellos solo para repartir alimentos dado que en su condición silvestre es imposible tener alguna interacción. Foto / Julio Reaño / @photo.gec

8 de 10
Según la Organización Voz Animal, solo en Lima metropolitana habría una población de cuatro millones de canes abandonados a su suerte. El papel que tienen las municipalidades para poder solucionar el problema ha sido escaso.  
Foto / Julio Reaño / @photo.gec
Una triste realidad.

Según la Organización Voz Animal, solo en Lima metropolitana habría una población de cuatro millones de canes abandonados a su suerte. El papel que tienen las municipalidades para poder solucionar el problema ha sido escaso. Foto / Julio Reaño / @photo.gec

9 de 10
Una Patita de Amor. El voluntariado está tomando cada vez más fuerza en la zona de Nueva Esperanza, contando con un total de quince participantes que llevan ayuda a todo can abandonado en su sector. 
Foto / Julio Reaño / @photo.gec
Tarea importante.

Una Patita de Amor. El voluntariado está tomando cada vez más fuerza en la zona de Nueva Esperanza, contando con un total de quince participantes que llevan ayuda a todo can abandonado en su sector. Foto / Julio Reaño / @photo.gec

10 de 10
María de los Ángeles Belén Román Narva, joven técnica en Contabilidad y Finanzas es la presidenta de la organización que junto a los voluntarios sueñan con ser un gran Albergue de Mascotas en Lima. 
Foto / Julio Reaño / @photo.gec
Futuro gran albergue.

María de los Ángeles Belén Román Narva, joven técnica en Contabilidad y Finanzas es la presidenta de la organización que junto a los voluntarios sueñan con ser un gran Albergue de Mascotas en Lima. Foto / Julio Reaño / @photo.gec