1 de 10
Si bien el tiempo ha llevado a sus practicantes a incorporar grados de dificultad y nuevas acrobacias, el parkour es una disciplina física que tiene su base el entrenamiento del “método natural”, una corriente de entrenamiento físico anclada en la idea del contacto con la naturaleza y los movimientos naturales del cuerpo (caminar, correr, escalar, saltar, etc).
Foto/ Eduardo Cavero / @photo.gec
La urbe de cabeza .

Si bien el tiempo ha llevado a sus practicantes a incorporar grados de dificultad y nuevas acrobacias, el parkour es una disciplina física que tiene su base el entrenamiento del “método natural”, una corriente de entrenamiento físico anclada en la idea del contacto con la naturaleza y los movimientos naturales del cuerpo (caminar, correr, escalar, saltar, etc). Foto/ Eduardo Cavero / @photo.gec

2 de 10
Muchas personas se quedan intrigadas, sorprendidas o incluso molestas al ver los entrenamientos de los alumnos de Marco, en el parque del barrio. “Poco a poco queremos desarrollar una relación con la comunidad, por ejemplo cada semana hacemos una campaña de limpieza del parque. Como una manera de retribuir y aportar al vecindario”, comenta Marco.
Foto/ Eduardo Cavero / @photo.gec
Cosa rara.

Muchas personas se quedan intrigadas, sorprendidas o incluso molestas al ver los entrenamientos de los alumnos de Marco, en el parque del barrio. “Poco a poco queremos desarrollar una relación con la comunidad, por ejemplo cada semana hacemos una campaña de limpieza del parque. Como una manera de retribuir y aportar al vecindario”, comenta Marco. Foto/ Eduardo Cavero / @photo.gec

3 de 10
Muchos coinciden en que esta disciplina es tan amplio ya que el único limite se lo impone uno mismo. Bajo esa perspectiva los retos del parkour atraen tanto a mujeres como a hombres.
Foto/ Eduardo Cavero / @photo.gec
La ciudad es de las chicas

Muchos coinciden en que esta disciplina es tan amplio ya que el único limite se lo impone uno mismo. Bajo esa perspectiva los retos del parkour atraen tanto a mujeres como a hombres. Foto/ Eduardo Cavero / @photo.gec

4 de 10
“Cada uno es dueño de su propio camino. Aquí solo enseñamos a dar el primer paso”, es uno de los lemas de Marco y su escuela de Parkour “Lima Traceurs”
Foto/ Eduardo Cavero / @photo.gec
Embrión.

“Cada uno es dueño de su propio camino. Aquí solo enseñamos a dar el primer paso”, es uno de los lemas de Marco y su escuela de Parkour “Lima Traceurs” Foto/ Eduardo Cavero / @photo.gec

5 de 10
El cemento de la ciudad es muchas veces pulido y es bastante resbaloso, aumentando el riesgo de caída y lesiones de los traceurs, es por ello que utilizan el “viejo truco de la saliva” y la aplican con sus manos en las suelas de sus zapatillas para aumentar el agarre durante el aterrizaje.
Foto/ Eduardo Cavero / @photo.gec
Gajes del oficio

El cemento de la ciudad es muchas veces pulido y es bastante resbaloso, aumentando el riesgo de caída y lesiones de los traceurs, es por ello que utilizan el “viejo truco de la saliva” y la aplican con sus manos en las suelas de sus zapatillas para aumentar el agarre durante el aterrizaje. Foto/ Eduardo Cavero / @photo.gec

6 de 10
“Cuando uno hace parkour, va caminando por la calle y va observando los obstáculo e imaginando el camino que sería posible realizar”, cuenta uno de los miembros del team de Lima Traceurs.
Foto/ Eduardo Cavero / @photo.gec
Amor al parkour.

“Cuando uno hace parkour, va caminando por la calle y va observando los obstáculo e imaginando el camino que sería posible realizar”, cuenta uno de los miembros del team de Lima Traceurs. Foto/ Eduardo Cavero / @photo.gec

7 de 10
La calle es la ya conocida selva de cemento, el bosque urbano que usan “los traceurs” (así se conoce a los practicantes del parkour) para crear su propio camino. Uno de los principios  observar es la fluidez (en el trazado del camino) por lo que la agilidad es una arma primordial en el arsenal del traceur.
Foto/ Eduardo Cavero / @photo.gec
Salto al vacío.

La calle es la ya conocida selva de cemento, el bosque urbano que usan “los traceurs” (así se conoce a los practicantes del parkour) para crear su propio camino. Uno de los principios observar es la fluidez (en el trazado del camino) por lo que la agilidad es una arma primordial en el arsenal del traceur. Foto/ Eduardo Cavero / @photo.gec

8 de 10
En los entrenamientos se desarrollan no solo las habilidades motrices, como los reflejos o la flexibilidad sino el estado mental. “Vencer el miedo es el primer paso para el parkour”, cuenta Marco.
Foto/ Eduardo Cavero / @photo.gec
Jugar al peligro

En los entrenamientos se desarrollan no solo las habilidades motrices, como los reflejos o la flexibilidad sino el estado mental. “Vencer el miedo es el primer paso para el parkour”, cuenta Marco. Foto/ Eduardo Cavero / @photo.gec

9 de 10
Para las clases que se dictan en los fines de semana se usan herramientas de todo tipo que buscan un desarrollo integral del alumno.
Foto/ Eduardo Cavero / @photo.gec
Poco a poco.

Para las clases que se dictan en los fines de semana se usan herramientas de todo tipo que buscan un desarrollo integral del alumno. Foto/ Eduardo Cavero / @photo.gec

10 de 10
Los Yamakasi fue el grupo conformado por los amigos de David Belle y que practicaban junto con él, el “arte del desplazamiento”. Muchos años después, el legado de Belle y sus Yamakasi continúa alrededor del mundo.
Foto/ Eduardo Cavero / @photo.gec
El team.

Los Yamakasi fue el grupo conformado por los amigos de David Belle y que practicaban junto con él, el “arte del desplazamiento”. Muchos años después, el legado de Belle y sus Yamakasi continúa alrededor del mundo. Foto/ Eduardo Cavero / @photo.gec


Contenido Sugerido

Contenido GEC