Lo boda real del príncipe Carlos y Diana fue el 29 de julio de 1981. (AFP).
Lo boda real del príncipe Carlos y Diana fue el 29 de julio de 1981. (AFP).

A pesar de que han pasado 40 años desde que se dieron el “sí, acepto”, el pastel de bodas más visto en el mundo de y sigue siendo objeto de deseo pues existen fans de la que están dispuestos a pagar por una rebanada. La tajada de 800 gramos de peso será puesta a subasta el 11 de agosto y se espera que se venda por cerca de 700 dólares, informó la .

TRIVIA | ¿Cuánto sabes sobre Diana de Gales?

La rebanada fue un regalo de la reina a su exempleada Moyra Smith, y será subastada junto a una copia del programa de la inolvidable boda de la princesa Diana y el príncipe Carlos, así como el menú de desayuno que se sirvió durante el televisado evento, según reportes.

Siguiendo la tradición de la familia real británica, Diana y Carlos sirvieron a sus invitados un pastel de frutas durante la recepción posterior a la boda. El pastel de cinco pisos, que se robó la atención de los presentes en el evento real, pesaba más de 100 kilos y estuvo decorado con flores naturales.

La tajada de pastel que está próxima a subastarse se ha conservado envuelta en papel plástico y ha estado guardada en una lata decorativa por 40 años. El pedazo de torta mide 20 por 17 centímetros y está decorado con el escudo de armas real en tono azul, dorado y rojo.

El especialista en recuerdos de la realeza, Chris Albury, de la casa de subastas Dominic Winter, afirmó que la torta es un pedazo de historia muy singular. “No recomiendo comerla”, dijo en tono de broma. “Pero después de 40 años, claramente está destinada a durar”, añadió.

La noticia de su casamiento causó un auténtico revuelo. Los príncipes se casaron en la Catedral de San Pablo de Londres el 29 de julio de 1981. A la ceremonia asistieron 3,500 invitados y el evento fue visto por más de 750 millones de personas alrededor del mundo.

Su historia de amor fue de todo menos feliz. Desafortunadamente, la pareja se separó en diciembre del 1992 y su divorcio se finalizó en agosto del 1996, un año antes de la muerte de Lady Di en Paris en 1997. Tuvieron dos hijos: Guillermo de Cambridge, futuro rey del Reino Unido, y .