Carlos Espejel, el actor que perdió a sus padres en el 2020 (Foto: Instagram/ Carlos Espejel)
Carlos Espejel, el actor que perdió a sus padres en el 2020 (Foto: Instagram/ Carlos Espejel)

hizo su debut en el mundo de la actuación en los años 80 en el programa “Chiquilladas” y desde ese momento comenzó una fructífera carera en la comedia. Sin embargo, el año 2020 ha sido uno de los más fuertes para el artista, ya que a causa de la pandemia por el COVID-19 tuvo que cancelar muchos proyectos, pero también perdió a sus padres en menos de tres meses.

MÁS INFORMACIÓN: Anahí afirma que se contagió de COVID-19 en el concierto virtual de RBD

En septiembre se informó que su madre Yolanda Leguizamo falleció a causa de las diversas complicaciones que tuvo por los problemas cardiacos que padecía desde muy joven. A raíz de este duro golpe, su padre, Don Carlos, comenzó a mostrar un deterioro en su salud y finalmente falleció en el mes de diciembre.

“Mi papá vivió 82 años, tampoco fue poquito tiempo, la verdad es que tuve la fortuna de tenerlo mucho tiempo, y con eso me quedo, ya mi papá estaba pues muy triste desde la muerte de mi mamá, y había como venido deteriorándose su salud poco a poco. Mi papá tenía Parkinson desde hace muchos años, un Parkinson que no era tanto de vibrar, sino más bien de ponerlo rígido”, contó a la prensa en aquel momento.

MÁS INFORMACIÓN: Gaby Spanic quiere que Miguel Zuloaga la traiga a trabajar al Perú y él responde así

Hoy, casi un mes después de este duro golpe, Carlos Espejel conversó con el programa y reveló cómo se encuentra tras la muerte de sus progenitores.

“Estamos tranquilos. En tres meses la pérdida de mis dos papás... fue un año muy feo en ese sentido. Tuve que abandonar el teatro, regresarme de Mérida. En fin, ha sido un año complicado”, dijo el actor al programa.

Aunque Espejel señaló que está tranquilo “de que estén ya juntos los dos, que estén bien. Siento que fue un proceso fuerte, rápido, que no toca más que reponerse, poner la cara y salir adelante”.

“Hay veces que te acuerdas. Todavía tenemos las cenizas de mis papás ahí en la casa... Todavía las iglesias no abren. Hay que tomarlo con calma. Tampoco soy el único, ni el primero ni el único, entonces despacito vamos ir saliendo adelante”, agregó.

Además, Carlos contó que pudo convivir con su padre antes de su deceso: “Hablé con él, tuve la oportunidad de estar con él en sus últimos momentos. Me quedo muy tranquilo. Tanto con mi mamá, que siempre me apoyó, siempre estuvo ahí, como con mi papá, que lo pudimos cuidar en sus últimos días”.




TAGS RELACIONADOS