Diana de Gales se caracterizó por su sencillez y esta anécdota es un claro ejemplo. (Foto: AFP)
Diana de Gales se caracterizó por su sencillez y esta anécdota es un claro ejemplo. (Foto: AFP)

Un 1 de julio de 1961 nació Diana Frances Spencer, mejor conocida como la princesa , quien fue una activista, filántropa, humanitaria y aristócrata británica, primera esposa de Carlos de Gales, heredero de la corona británica.

Aunque 25 años después de su muerte nadie ha olvidado a la princesa Diana de Gales, quienes llegaron a conocerla recuerdan aún sus anécdotas con ella. Es lo que hizo hace unos meses el exeditor de Vogue y leyenda del mundo de la moda André Leon Talley en su de Instagram.

El gurú de la moda estadounidense coincidió con la madre de los príncipes y en un almuerzo que organizó en su casa de Georgetown la periodista estadounidense Katharine Graham, editora de The Washington Post y amiga personal de Lady Di.

El percance con la princesa Diana

Talley contó que tuvo el honor de sentarse a la derecha de la princesa , aunque visto lo que ocurrió hubiera preferido que lo sentaran más lejos. “Durante el almuerzo cometí un error garrafal. Con el codo arrojé el vaso de vino de la princesa Diana sobre su regazo”, recordó el exeditor de Vogue.

“Llevaba un traje lavanda de Gianni Versace con una falda lápiz. Hubo un grito ahogado en la mesa. Me dije: ‘bueno, pues ya está, jamás van a volver a invitarte a ninguna parte. Estás hundido’”, recordó la leyenda del mundo de la moda sobre el percance que vivió con la princesa Diana durante un almuerzo.

Sin embargo, Lady Di no le dio mayor importancia a que la copa de vino se derramara sobre su vestido Versace. “Con gracia y naturalidad, Diana humedeció la punta de su servilleta en su vaso de agua y me miró con una hermosa sonrisa mientras limpiaba su vestido. ‘Oh, no pasa nada’, me dijo”, narró.

Aunque Talley no indicó cuándo ocurrió la anécdota, lo probable es que ocurriera en septiembre de 1996, cuando coincidiendo con la visita que Diana hizo a la Casa Blanca para apoyar una recaudación de fondos para la investigación del cáncer de mama, Kay Graham dio un almuerzo en su honor.

La princesa acababa de firma su divorcio con el príncipe Carlos, hijo de Isabel II del Reino Unido, y había dejado atrás el estricto protocolo de la realeza británica. “Llámame simplemente Diana. En América todo el mundo lo hace”, recordó tras su muerte Kay Graham que le dijo al conocerla durante un verano en Martha’s Vineyard.

VIDEO RECOMENDADO

¿Qué pasaría si la Reina Isabel II muere?



TAGS RELACIONADOS