Carlos de Gales. (Foto: AFP)
Carlos de Gales. (Foto: AFP)

Impactante. El príncipe recibió un millón de euros en una maleta del jeque Hamad bin Jassim bin Jaber Al Thani, el exprimer ministro de Catar. Según , este fue uno de los tres lotes de dinero en efectivo que el catarí entregó al hijo de la reina . En total, tres millones de euros fue lo que recibió personalmente de HBJ, como se conoce al jeque. Esta es la historia.

En una oportunidad, el jeque Hamad entregó al heredero al trono británico un millón de euros metido en bolsas de transporte de Fortnum & Mason, una famosa tienda por departamento de lujo que por años ha sido el proveedor oficial de comestibles de la familia real británica.

En otra ocasión, Carlos aceptó durante una reunión privada en Clarence House en 2015, una bolsa de viaje con un millón de euros. El príncipe se la entregó a dos de los asesores de la Casa Real que, según la publicación, contaron el dinero, en billetes de 500, a mano. Los asistentes de Palacio solicitaron al banco Couttus, con el que durante siglos lleva trabajando con la , que guardara el dinero.

Cada uno de los pagos se depositó en las cuentas del Fondo Benéfico del príncipe de Gales, una entidad de perfil bajo que concede subvenciones y financia algunos de los proyectos del príncipe y su finca de Escocia.

Carlos de Gales. (Foto: Daniel LEAL / POOL / AFP).
Carlos de Gales. (Foto: Daniel LEAL / POOL / AFP).

La versión de Clarence House

Ante la revelación, Clarence House aclaró que el dinero “se transfirió de inmediato a una de las organizaciones benéficas del príncipe que llevó a cabo los convenios apropiados y nos aseguró que se siguieron todos los procesos correctos”.

Según Clarence House, nada de lo revelado apunta a que estas entregas de dinero sean ilegales. La política de obsequios reales establece que los miembros de la familia real británica pueden aceptar un cheque como patrocinador o en nombre de una organización benéfica.

Las nuevas revelaciones generan dudas sobre las relaciones del príncipe Carlos con un jeque cuya figura es polémica. Llegó a admitir que bajo su mandato, “quizás” financió la rama siria de Al Qaeda sin su conocimiento. En Reino Unido se le conoce como ‘el hombre que compró Londres’ después de supervisar la adquisión de Harrods, el Shard y la Villa Olímpica por parte de Catar.


Síguenos en nuestras redes sociales:


TAGS RELACIONADOS