Carlos de Gales y Enrique de Sussex. (Foto: AFP)
Carlos de Gales y Enrique de Sussex. (Foto: AFP)

Vuelve a criticar a su familia en público. Durante una conversación en el , el príncipe aseguró que el “dolor y sufrimiento” que le afectaron durante su niñez y adolescencia fueron a raíz del trato que recibió de su padre, el príncipe . Asimismo, aseguró que desde que tenía 20 años pensó en dejar la realeza. Unas declaraciones que sin duda no le gustarán para nada a la familia real británica.

MÁS INFORMACIÓN: TRIVIA: ¿Qué tanto sabes sobre la reina Isabel II del Reino Unido?

Asimismo, dijo que el príncipe Carlos “le trató de la manera en que él mismo fue tratado” por sus padres, la reina Isabel II del Reino Unido y el príncipe . El príncipe Enrique de Sussex habló de un “dolor genético” para referirse a un círculo vicioso que quiso “romper” para que no afectara a su hijo con Meghan de Sussex, Archie.

“Creo que no deberíamos echarle la culpa a nadie, pero lo cierto es que en lo que atañe a la paternidad, si he experimentado una forma de dolor o sufrimiento que es consecuencia del dolor o sufrimiento que quizás mi padre o mis padres habían sufrido, voy a asegurarme de romper ese círculo para no pasarlo, dijo el príncipe Enrique refiriéndose a que no quería transmitir ese “dolor genético” a sus hijos.

Enrique de Sussex y Carlos de Gales en el funeral de Felipe de Edimburgo. (Foto: AFP)
Enrique de Sussex y Carlos de Gales en el funeral de Felipe de Edimburgo. (Foto: AFP)

El duque de Sussex dijo no querer culpar a nadie, pero luego volvió a hablar de su padre sin mencionarlo explícitamente, aunque quedó claro que se refería al príncipe Carlos de Gales. “[Ese dolor y sufrimiento] está a su vez conectado con sus padres, lo que significa que me trató de la manera en la que él fue tratado, así que me dije: ¿Qué puedo hacer para cambiar eso y que no les pase a mis hijos?”.

Según , la decisión de abandonar la casa real británica le ha servido para romper ese círculo, algo que reveló que estuvo a punto de hacerlo en su adolescencia. “Cuando tenía unos veinte años pensaba: ‘No quiero este trabajo, no quiero estar aquí ni estar haciendo esto’. Mira lo que le pasó a mi madre, ¿Cómo voy a tener una mujer y una familia cuando sé que todo eso va a pasar de nuevo?”, indicó Enrique. “Al vivir en California puedo levantar la cabeza del suelo y sentirme diferente. El peso que llevaba sobre mis hombros ha caído. También el de Meghan”.