El próximo jueves 1 de julio todos los reflectores estarán puestos sobre , de 36 años, y , de 39 años. Los dos hermanos volverán a verse para homenajear a su madre la denominada “Princesa del pueblo”, . El príncipe Enrique, que vive en California, podría viajar esta semana a Londres para cumplir con la cuarentena de diez días establecida por Reino Unido y llegar a tiempo a su cita con los Windsor.

TRIVIA | ¿Cuánto sabes sobre el príncipe Harry y Meghan de Sussex?

El aislamiento de diez días impuesto por las autoridades británicas a los viajeros lo llevaría en Frogmore Cottage, como ya lo hizo en abril para asistir al funeral de su abuelo, Felipe de Edimburgo. Allí vive la princesa Eugenia junto a su familia y según el diario The Sun, la residencia ha sido dividida en dos partes para que la llegada de Enrique, en estos tiempos de pandemia, sea lo más segura posible.

El duque de Sussex regresa sin dejar de lado la polémica. y el próximo reencuentro con su hermano continúa generando gran expectativa, como ya ocurrió el pasado 17 de abril. Tras más de un año sin verse, el duque de Sussex y el de Cambridge coincidieron en el funeral de su abuelo, protagonizando un inesperado acercamiento.

Enrique de Sussex y Guillermo de Cambridge durante el funeral de su abuelo, Felipe de Edimburgo. (Foto: AFP)
Enrique de Sussex y Guillermo de Cambridge durante el funeral de su abuelo, Felipe de Edimburgo. (Foto: AFP)

Sin reconciliación a la vista

De acuerdo a la prensa británica, los hermanos siguen distanciados desde la entrevista con Oprah Winfrey en la que los duques de Sussex revelaron detalles sobre su vida en la Familia real británica. “Enrique y Guillermo solo se han comunicado por mensaje de texto desde el funeral de su abuelo. No ha habido chats personales ni charlas [...] La relación todavía es muy tensa”, señaló una fuente a The Sun.

Pese a sus diferencias, los hermanos dejarán de lado sus rencillas para homenajear la memoria de su madre. El próximo jueves 1 de julio, coincidiendo con el que hubiera sido el cumpleaños 60 de Diana de Gales, el duque de Cambridge y el de Sussex develaran una estatua en los jardines del palacio de Kensington en honor a la princesa Lady Di, fallecida en un accidente automovilístico en París en 1997.