Familia real británica
Familia real británica

Valentine Low, periodista y experto en del diario inglés The Times, compartirá pronto todo su conocimiento sobre la a través de un nuevo libro llamado Courtiers: The Hidden Power Behind the Crown (”Cortesanos: el poder secreto tras la Corona”).

A poco días de su lanzamiento, Low, primer periodista que informó sobre el acoso a Meghan de Sussex cuando aún formaba parte de la familia real británica, ha ofrecido un adelanto en The Times.

1. El rey Carlos III es “un jefe exigente”

Una de las revelaciones del libro es cómo el nuevo rey siempre espera mucho de su personal, sobre todo, tal y como alega una de las fuentes del periodista, porque “es muy exigente consigo mismo”. Aparentemente, el monarca del Reino Unido “siempre está trabajando. Siete días a la semana. Así que en cualquier momento puede querer llamarte para algo... El ritmo es muy intenso”.

Carlos III del Reino Unido. (Foto: AFP)
Carlos III del Reino Unido. (Foto: AFP)

2. A Guillermo no le gustan las formalidades

Low ha revelado que cuando “los hijos de Guillermo y Catalina eran pequeños, Guillermo le pidió a su personal que no llevara traje cuando estuviera en la oficina”. Según una fuente interna, los ahora príncipes de Gales quieren que en casa “haya un ambiente informal, que los niños corran por la oficina. No quiere un ambiente de trabajo recargado o encorsetado”.

3. El personal de Meghan no se sorprendió cuando renunció

Low sostiene que los duques de Sussex llegaron a mantener relaciones muy tensas con algunos de los responsables de su agenda y actos oficiales. De hecho, algunos de sus empleados se referirían posteriormente a sí mismos como “el Club de sobrevivientes de Sussex”.

Sobre lo ocurrido previo a la decisión de la pareja de renunciar a su condición de miembros de la realeza, Low afirma que los empleados del equipo de Enrique y Meghan de Sussex llegaron a sentirse “engañados” y comenzaron a sospechar que sus esfuerzos estaban destinados al fracaso.

En sus propias palabras: “Quienes trabajaron con Meghan llegaron a estar tan desilusionados con su trabajo que empezaron a sospechar que incluso sus más sentidas súplicas de ayuda formaban parte de una estrategia deliberada que tenía un objetivo claro: su salida de la familia real”.

Enrique y Meghan de Sussex. (Foto: AFP)
Enrique y Meghan de Sussex. (Foto: AFP)

4. La burocracia hizo aumentar la tensión con los duques de Sussex

Incidentes como tener que ponerse en contacto con el personal de palacio para ver a su abuela, o que al parecer se les dijera que una comida familiar se postergaba, son algunos de los detalles que, según Low, hicieron que Enrique y Meghan se sintieran “acorralados, incomprendidos y profundamente infelices”. Desde palacio se les imponía tal “rigidez que los duques acababan siempre por enfadarse”.

5. Isabel II se negó a que Enrique y Meghan mantengan deberes

Low afirma que la ides inicial de Enrique y Meghan era “buscar un punto intermedio para poder vivir parte del año en el extranjero y aun así desempeñar ciertas obligaciones reales”. Los asesores que trabajaron con la familia real para tratar de hallar una solución propusieron “cinco planes diferentes”.

Sin embargo, como afirma Low: “Para palacio, todo lo que hicieran Enrique y Meghan más allá de sus obligaciones reales tendría una repercusión directa en la institución”. Isabel II, ya fallecida, se mostró inflexible en este punto ya que, al parecer, consideraba que “a menos que la pareja estuviera preparada para cumplir con las restricciones que se aplican a los miembros de la familia real, no se les podría permitir llevar a cabo tareas oficiales”.


Síguenos en nuestras redes sociales:




TAGS RELACIONADOS