Carlos de Gales se despidió de su "querido papá", Felipe de Edimburgo, a quien calificó de "una persona muy especial". (Foto: AFP)
Carlos de Gales se despidió de su "querido papá", Felipe de Edimburgo, a quien calificó de "una persona muy especial". (Foto: AFP)

El 9 de abril de 2021 se convirtió en el día más doloroso para la reina Isabel II del Reino Unido. , su inseparable compañero con el que tenía 73 años de casada, falleció “en paz” en el castillo de Windsor; sin embargo, su muerte a los 99 años no solo significó un duro golpe para la soberana, sino para sus hijos, en especial Carlos de Gales, quien estaba preparado para un día lleno de alegría al cumplir 16 años de matrimonio con Camila de Cornualles y no para despedirlo.

MÁS INFORMACIÓN | El último año de Felipe de Edimburgo: entre paseos diarios con Isabel II y cenas juntos todas las noches

El padre de Enrique de Sussex y se casó con Camilla Parker-Bowles el 9 de abril del 2005, en una ceremonia civil en el castillo de Windsor, esto tras su divorcio con Diana de Gales, con quien sostuvo un matrimonio en boca de todos. ¿Te acuerdas de eso?

MÁS INFORMACIÓN: El príncipe Harry y Meghan de Sussex: lo que se sabe sobre su presencia en el funeral de Felipe de Edimburgo

Al enlace en el Ayuntamiento le siguió una misa oficiada por el arzobispo de Canterbury que marcaba la unión de ambos tras tres décadas de polémico romance donde las infidelidades, escándalo, peleas y comentarios sobre la monarquía británica marcaron su historia de amor.

El 9 de abril de 2005 el príncipe Carlos se casaba con Camilla Parker Bowles en Windsor. (Foto: AFP)
El 9 de abril de 2005 el príncipe Carlos se casaba con Camilla Parker Bowles en Windsor. (Foto: AFP)

Un día de luto

En la fecha en que Carlos de Gales y Camila de Cornualles solo debían enfocarse en su amor, el heredero al trono del Reino Unido, así como de los reinos de la Mancomunidad de Naciones, visitó a su madre en el castillo de Windsor horas después de la muerte de su padre, quien estaba por cumplir 100 años en junio.

El príncipe fue el encargado de dirigir al público los agradecimientos de la familia real británica por las condolencias y muestras de afecto. En un video difundido en las redes oficiales que comparte con su esposa se refirió a su “querido papá”.

Con 72 años y desde Highgrove, su casa en Gloucestershire, dio un discurso no leído en el que indicó: “Quiero recalcar que mi padre, durante los últimos setenta años, estuvo sirviendo devotamente y de la mejor forma posible, no solo a la reina, también a mi familia y al país, incluso a la totalidad de la Commonwealth. Como pueden imaginar, mi familia y yo le extrañamos enormemente”. También añadió en un tono muy personal que “mi querido papá era una persona muy especial, quien estaría impactado por tantas cosas buenas que se están diciendo estos días acerca de él”.

Funeral real

Fuentes cercanas al palacio de Buckingham informaron que la Reina Isabel II del Reino Unido mantuvo la calma y serenidad en este doloroso momento y estuvo apoyada de sus hijos. La monarca tomará 8 días de descanso de sus deberes para reponerse de la pérdida de Felipe de Edimburgo cuyos actos fúnebres se celebrarán el próximo sábado 17 de abril a las 3 de la tarde en la capilla de San Jorge, en Windsor.

La operación ‘Forth Bridge’ incluye una ceremonia a la que solo asistirán 30 personas de la familia real británica, incluido el príncipe Harry, y estrictas medidas de seguridad por la pandemia de COVID-19.

Además, no se realizará una procesión militar por las calles de Londres, pues Felipe de Edimburgo prefería una ceremonia sencilla, aseguran sus seres queridos. Será enterrado en el mausoleo real luego de una ceremonia privada con la familia.