Tras su muerte a los 99 años el título nobiliario de la realeza británica ya tiene sucesor para Felipe de Edimburgo: Eduardo de Wessex. (Foto: @theroyalfamily / Instagram)
Tras su muerte a los 99 años el título nobiliario de la realeza británica ya tiene sucesor para Felipe de Edimburgo: Eduardo de Wessex. (Foto: @theroyalfamily / Instagram)

No solo fue el gran compañero de la reina Isabel II del Reino Unido y padre de sus cuatro hijos, sino reconocido en todo el mundo como el duque de Edimburgo que alcanzó mucha notoriedad. Tras la muerte de , saltó la interrogante de quién heredará el título que se le otorgó el 19 de noviembre de 1947, la víspera de su boda real. Hoy se sabe que el príncipe Eduardo de Wessex es el elegido, pero que asuma el cargo no será tan sencillo. Aquí te explicamos.

MÁS INFORMACIÓN | Felipe de Edimburgo: cómo un día de alegría para Carlos de Gales se tiñó de luto por la muerte de su padre

Fue su futuro suegro, Jorge VI, quien le otorgó tal distinción, además de los títulos subsidiarios de conde de Merioneth y barón de Greenwich. En sus 74 años como Duque de Edimburgo, fue quien más famoso hizo el título de todos sus anteriores poseedores.

Los títulos de Felipe

Según recuerda el especialista en asuntos de realeza Harry Mount en The Telegraph, él llegó al mundo como Príncipe Felipe de Grecia y Dinamarca, gracias a su ascendencia patrilineal de Jorge I de Grecia y Christian IX de Dinamarca, y estaba en línea de ambos tronos al nacer en 1921. En 1947, Felipe Mountbatten renunció a sus títulos reales danés y griego al saber que sería esposo de la reina del Reino Unido.

Para hacer un poco de historia, cuando Isabel II subió al trono en 1952 y se planteó cómo debería llamarse la nueva casa real, según Infobae, se dijo que Felipe quería que el nombre fuera Casa de Edimburgo; sin embargo, el tío materno del duque, el conde Mountbatten, se mostró partidario de la Casa de Mountbatten. En 1960 y luego que su esposo mostrara su incomodidad por no darle su nombre a sus propios hijos, la reina declaró que Mountbatten-Windsor sería el apellido de sus descendientes por línea masculina, que no son príncipes, princesas o Altezas Reales.

La reina Isabel II (centro en primer plano) y el príncipe Felipe (en primer plano derecho) se unen en Clarence House en Londres por el príncipe Carlos, (primer plano izquierdo) el príncipe Eduardo, (fondo derecho) la princesa Ana (fondo central) y el príncipe Andrés (fondo izquierdo). (TIM GRAHAM / POOL / AFP).
La reina Isabel II (centro en primer plano) y el príncipe Felipe (en primer plano derecho) se unen en Clarence House en Londres por el príncipe Carlos, (primer plano izquierdo) el príncipe Eduardo, (fondo derecho) la princesa Ana (fondo central) y el príncipe Andrés (fondo izquierdo). (TIM GRAHAM / POOL / AFP).

El heredero del título

Tras su muerte el pasado 9 de abril y según explica The Telegraph, el título de duque de Edimburgo lo heredará , hijo mayor de la pareja real y seguirá una inusual línea de sucesión.

Cuando el príncipe Carlos se convierta en rey, será el príncipe Eduardo de Wessex quien lo adopte (el menor de los cuatro hijos de Isabel y Felipe). Antes que se casara con Sophie Rhys-Jones en 1999, fue nombrado Conde de Wessex, un título por debajo del de duque y el de príncipe, pero el Palacio de Buckingham declaró que la reina y el príncipe Carlos habían acordado que tras su muerte y su ascenso al trono, el príncipe Eduardo se convertiría en el duque de Edimburgo.

Actualmente es el presidente del comité del Premio Internacional del Duque de Edimburgo (se le otorga a escolares británicos en la enseñanza secundaria y que consisten en hacer labores de voluntariado).

Sin embargo, también está la opción de que si el príncipe Carlos hereda el título de duque de Edimburgo y se vuelve rey, el título se fusionará con la corona y si no le otorga a su hermano Eduardo el ducado de Edimburgo estaría condenado a desaparecer.