El príncipe Guillermo de Cambridge junto al exjugador de fútbol inglés David Beckham. (Foto: AFP)
El príncipe Guillermo de Cambridge junto al exjugador de fútbol inglés David Beckham. (Foto: AFP)

Aún de luto por la muerte de su abuelo , fallecido el pasado 9 de abril a los 99 años, y pese a la neutralidad que los miembros de la Familia Real Británica deben guardar en este tipo de temas, el príncipe se ha sumado a quienes critican la creación de la Superliga Europea de fútbol.

MÁS INFORMACIÓN: Peter Phillips, el elegido para mantener la distancia entre William y Harry en el funeral de Felipe de Edimburgo

“Ahora más que nunca, debemos proteger a la comunidad entera del fútbol -desde los más top a las bases- y los valores de la competición y limpieza de juego que son su núcleo. Comparto la preocupación de los fans por la propuesta Super Liga y el daño que podría causar al deporte que amamos”, aseguraba Guillermo de Cambridge desde la cuenta de Twitter del palacio de Kensington.

Anunciada oficialmente, la Superliga Europea será una competición constituida por los grandes equipos de fútbol europeos. La mitad de los 12 fundadores son británicos (Chelsea, Arsenal, Liverpool, Manchester City, Manchester United y Tottenham Hotspur) pero Reino Unido es uno de los países donde mayor rechazo ha provocado el anuncio.

Tanto la Premier League como la Football Association, organización esta última de la que el príncipe Guillermo de Camrbidge es presidente de honor, se han mostrado contrarios a esta nueva liga, rechazada también por el primer ministro Boris Johnson. “Vamos a hacer todo lo que podamos para asegurarnos de que no sale adelante”, declaraba.