La reina Isabel II del Reino Unido se encontró cara a cara con un desconocido en su habitación. (Foto: AFP)
La reina Isabel II del Reino Unido se encontró cara a cara con un desconocido en su habitación. (Foto: AFP)

¿Lo sabías? El Palacio de ha tenido una serie de violaciones de los protocolos de seguridad. En julio de 2019 un hombre trepó las rejas del recinto y estuvo cuatro minutos deambulando por los jardines de la e intentó entrar en el edificio antes de ser detenido por los agentes de seguridad de la residencia real. Un año antes, un vagabundo logró entrar en el perímetro de la casa de la monarca y pasar desapercibido durante cerca de cuatro horas.

TRIVIA | ¿Qué tanto sabes sobre la reina Isabel II?

Por supuesto, el caso más sonado en el Palacio de Buckingham, sin embargo, fue en el año 1982 cuando un desconocido ingresó hasta el dormitorio de mientras la reina dormía. Una escena que incluso quedó retratada en la cuarta temporada de la serie The Crown.

Antecedentes

El intruso fue Michael Fagan, un pintor y decorador que reveló que el incidente ocurrido en la madrugada del 9 de julio de 1982 fue su segundo intento por entrar a la residencia real; el primero había ocurrido aproximadamente tres semanas antes. El hombre, desempleado y padre de cuatro niños, consiguió evadir exitosamente las alarmas electrónicas, a la guardia real y a la policía de palacio.

Según reveló al diario , en el primer intento de irrumpir en la residencia real entró al palacio por un tragaluz abierto del techo y deambuló por los pasillos más de media hora. Se dio tiempo para contemplar los retratos reales, descansó un momento en el trono y luego se dirigió al salón de banquetes, donde se bebió media botella de vino acompañado de unos bocadillos antes de marcharse.

Buckingham ha tenido una gran cantidad de violaciones de seguridad. (Foto: AFP)
Buckingham ha tenido una gran cantidad de violaciones de seguridad. (Foto: AFP)

Acceso al dormitorio de Isabel II

Incapaz de resistir la tentación de volver a palacio, Fagan irrumpió por segunda vez la madrugada del 9 de julio, esta vez escalando la pared de cuatro metros de altura de Buckingham y, nuevamente, trepando por una tubería de desagüe antes de abrirse camino al dormitorio de la reina a las 7:15 a.m.

Fagan decidió entrar en la habitación de Isabel II, abrió las cortinas para descubrir a la monarca que aún descansaba y aseguró que la reina estaba “temblando”. “Paso junto a su cama y parecía demasiado pequeña para ser la reina. Así que me acerco y abro la cortina, solo para asegurarme, y de repente se sentó y me dijo: ‘¿Qué haces aquí? Terminé sintiendo un poco de lástima por ella”, dijo.

Algunos diarios en ese momento afirmaron que la reina se mantuvo tranquila y continuó hablando con él hasta que los agentes de seguridad llegaron. Sin embargo, Fagan negó esto. “¡No! Pasó junto a mí y salió corriendo de la habitación; sus pequeños pies descalzos salieron corriendo”, reveló a Mirror.

Al recordar el dormitorio de la monarca, Fagan dijo: “Me sorprendió lo de mala calidad que era. Me limpié las manos en las cortinas porque se me mancharon las manos un poco de suciedad al trepar por el desagüe y se caían a pedazos, estas cortinas de 20 pies. Era como la casa de ‘Los Locos Addams’, simplemente vieja. Y el aislamiento. Era una habitación grande, grande, con una personita en ella”.

Fagan contó que llegó un empleado y le sirvió un poco de whisky antes de que llegaran los agentes de seguridad. En ese entonces, la ley establecía que la intrusión se trataba de un delito civil en lugar de uno penal y, por lo tanto, Fagan no fue acusado de allanamiento de morada, pero sí de robo del vino, y los cargos finalmente se retiraron cuando fue internado para someterse a una evaluación psiquiátrica.

VIDEO RECOMENDADO

¿Qué pasaría si la Reina Isabel II muere?