El discurso de la reina Isabel II del Reino Unido para una Tercera Guerra Mundial era parte de un ejercicio secreto. (Foto: AFP)
El discurso de la reina Isabel II del Reino Unido para una Tercera Guerra Mundial era parte de un ejercicio secreto. (Foto: AFP)

Las relaciones entre la Unión Soviética y Occidente se habían vuelto tan tirantes hace 40 años que las autoridades británicas decidieron redacatar un discurso para que la reina lo pronunciara a todos los británicos en caso estallara la Tercera Guerra Mundial. Esto según lo revelaron unos archivos secretos difundidos a la prensa inglesa en 2013. Esta es la historia de la alocución de la soberana.

TRIVIA | ¿Qué tanto sabes sobre la reina Isabel II?

En la alocución, la monarca iba a instar a los británicos a mantenerse unidos ante la “locura de la guerra”. Según la , el discurso fue escrito por responsable gubernamentales y era parte de un ejercicio secreto diseñado para preparar a Inglaterra ante una posible Tercera Guerra Mundial.

El discurso de la soberana británica se ideó para ser emitido en la primavera de 1983 bajo el escenario de un empeoramiento de las relaciones entre Estados Unidos y la Unión Soviética, cuando el presidente estadounidense Ronald Reagan describió a la Unión Soviética como un “imperio del mal”.

Las palabras de aliento de la reina Isabel II hacia los británicos en caso estallara la Tercera Guerra Mundial fueron difundidas por los Archivos Nacionales del Reino Unido en 2013 bajo una ley que obliga a hacer públicos archivos de la oficina del primer ministro y su gabinete después de 30 años.

El discurso de Isabel II del Reino Unido fue preparado en 1983 en plena Guerra Fría. (Foto: AFP)
El discurso de Isabel II del Reino Unido fue preparado en 1983 en plena Guerra Fría. (Foto: AFP)

El discurso completo

Cuando les hablé hace menos de tres meses todos estábamos disfrutando del calor y la compañía de una Navidad en familia. Nuestros pensamientos estaban concentrados en los fuertes vínculos que unen a cada generación con las que vinieron antes y las que la seguirán. Los horrores de la guerra no podrían haber parecido más remotos mientras mi familia y yo compartíamos la alegría de la Navidad junto a la creciente familia de la Commonwealth.

La locura de la guerra se esparce de nuevo por el mundo y nuestro valiente país debe prepararse de nuevo para sobrevivir ante enormes adversidades.

Nunca he olvidado la pena y el orgullo que sentí cuando mi hermana y yo nos arremolinamos alrededor de la radio de la guardería para escuchar las inspiradoras palabras de nuestro padre en aquel funesto día de 1939. Ni por un momento pude imaginar que este solemne y terrible deber recaería un día sobre mí.

Todos sabemos que los peligros que enfrentamos hoy son inmensamente mayores que los de cualquier otro momento de nuestra larga historia. El enemigo no es un soldado con su rifle, ni siquiera un piloto merodeando en los cielos sobre nuestras ciudades y pueblos, sino el poder mortífero de tecnología espuria.

Pero cualesquiera sean los terrores que nos esperan, todas las virtudes que nos han ayudado a mantener intacta nuestra libertad dos veces en este triste siglo serán de nuevo nuestra fortaleza. Mi esposo y yo compartimos con las familias de todo el territorio el miedo que sentimos de perder a nuestros hijos e hijas, maridos y hermanos que nos han dejado para servir a nuestro país. Mi querido hijo Andrés se encuentra en este momento destacado con su unidad y rezamos continuamente por su seguridad y por la seguridad de todos los hombres y mujeres que sirven en casa y allende los mares.

Es este vínculo cercano de la vida familiar el que debe ser nuestra más grande defensa contra lo desconocido. Si las familias permanecen unidas y firmes, dando cobijo a los que viven solos y desprotegidos, la determinación de nuestro país para sobrevivir no podrá ser vencida.

Mi mensaje para ustedes es, por tanto, simple. Ayuden a los que no se pueden ayudar a sí mismos, den consuelo a los solitarios y a los que no tiene techo y dejen que su familia sea el centro de la esperanza y la vida para aquellos que lo necesiten.

Mientras luchamos juntos para combatir contra este nuevo mal, recemos por nuestro país y por los hombres de buena voluntad donde quiera que estén.

Que Dios nos bendiga a todos.

¿Quién es Isabel II del Reino Unido?

Lilibet, era el apodo que le dio el rey Jorge VI del Reino Unido a su primera hija, la reina Isabel II del Reino Unido. Preparada por los mejores tutores de Inglaterra en su época, Elizabeth destacaba por sus estudios en historia constitucional, leyes y literatura, formándose para el rol que asumiría a los 25 años, y que la convirtió en la actual figura principal del Reino Unido y otras 54 naciones ante el mundo.

La reina ha sido testigo de eventos que han marcado la historia. Durante la Segunda Guerra Mundial, Isabel II ingresó al Ejército británico como teniente, convirtiéndose en el primer miembro de la familia real en enrolarse a las fuerzas armadas a tiempo completo. La monarca ha visto pasar a 14 primeros ministros del Reino Unido, siendo servida por figuras como Winston Churchill y Margaret Thatcher.

VIDEO RECOMENDADO

La reina Isabel II cumple 70 años en el trono
La reina Isabel II cumple 70 años en el trono