Kim Kardashian. (Foto: AFP)
Kim Kardashian. (Foto: AFP)

La influencer y empresaria asegura que desconocía estar involucrada en la compra de una escultura de la antigua Roma que el Gobierno de Estados Unidos está buscando para devolverla a Italia. Según el medio TMZ, el nombre de la estrella de los realities aparece como importadora y consignataria de la antigüedad en los documentos de importación de los restos arqueológicos, realizada en 2016.

MÁS INFORMACIÓN: Trivia: ¿Cuánto sabes sobre Kim Kardashian?

La empresaria recién se enteró esta semana que la escultura que data del siglo I o II d.C. presuntamente fue adquirida por su aún esposo, el rapero Kanye West, como parte de una compra de varias piezas de arte, de acuerdo con el sitio web estadounidense. No quedó claro si el cantante la compró como un regalo o si planeaba contarle a Kim Kardashian sobre la adquisición.

Un representante de la estrella del reality Keeping Up with the Kardashians dijo que ella desconoce el origen de la antigüedad y espera que el problema se resuelva pronto.

“Creemos que podría haber sido comprado usando su nombre sin su autorización y debido a que nunca fue recibido, ella no sabía nada de la transacción”, señaló el representante de la celebridad a NBC News. “Alentamos una investigación y esperamos que sea devuelta a sus debidos dueños”, agregó.

Los documentos legales, de los que informó por primera vez en Twitter el periodista Robert Snell, han concluido que la pieza de arte fue “saqueada, contrabandeada y exportada ilegalmente”, y las autoridades de cultura de Italia han pedido su repatriación inmediata, informó Artnet news.