Guillermo y Catalina de Cambridge en su visita a Escocia. (Foto: AFP)
Guillermo y Catalina de Cambridge en su visita a Escocia. (Foto: AFP)

El príncipe y protagonizaron una graciosa escena en su visita oficial a Escocia. Esto luego que la pareja y familia directa de la reina asistiera como invitada a un centro juvenil donde se enseñan clases de artes y deporte a los adolescentes y así alejarlos de problemas como las drogas y la violencia.

MÁS INFORMACIÓN: ¿Qué tanto sabes sobre la reina Isabel II del Reino Unido?

Además de agradecer personalmente a todas las organizaciones y profesionales de actividades esenciales sus denodados esfuerzos durante la pandemia; Catalina y Guillermo tendrán la oportunidad de visitar la universidad de St. Andrews, el lugar donde hace 20 años.

Pero antes de que eso suceda, los duques de Cambridge visitaron un centro donde los niños y adolescentes aprenden disciplinas tan variadas como pinchar y crear música. Una profesión a la que, afortunadamente para la esposa del príncipe Guillermo no tiene que dedicarse para ganarse la vida.

Guillermo y Catalina de Cambridge durante su visita a un centro para jóvenes en Escocia. (Foto: AFP)
Guillermo y Catalina de Cambridge durante su visita a un centro para jóvenes en Escocia. (Foto: AFP)

Y es que entre las muchas habilidades de la duquesa parece no estar el buen oído musical. Al menos así lo demostró cuando uno de los voluntarios la animó para que se pusiera frente a la mesa de mezclas para intentar crear una canción. Algo que Catalina hizo encantada. Eso sí, con más ganas que destreza.

“Apágalo, me está dañando los oídos”, dijo el príncipe Guillermo. Claro que la propia Catalina de Cambridge ha sido consciente del escaso talento para ser DJ, ya que ella misma se ha tapado ambas orejas para no escucharlo. “Lo siento por la terrible canción que les dejé. Bórrenla, bórrenla”, dijo.