El príncipe Guillermo y Catalina de Cambridge. (Foto: AFP)
El príncipe Guillermo y Catalina de Cambridge. (Foto: AFP)

se ha aislado en su domicilio tras haber estado en contacto con una persona que posteriormente dio positivo por coronavirus. ¿Qué le sucederá? A raíz de esto, la duquesa no pudo acompañar a en el compromiso que tenían programado el últimos lunes, y de ahí ha surgido una pregunta, ¿Por qué el duque no necesita aislarse con su esposa? Aquí te lo contamos.

TRIVIA | ¿Cuánto sabes sobre el príncipe Guillermo y Catalina de Cambridge?

Según las normas sanitarias del Gobierno del Reino Unido, a través de un sistema de rastreo de contactos, se impone una cuarentena al haber estado en contacto con alguien que dio positivo a COVID-19, por lo que, a pesar de que se sabe que la duquesa de Cambridge contra el coronavirus y parece no haber mostrado ningún síntoma, se encuentra en aislamiento en casa.

Pero, ¿Por qué el príncipe Guillermo no necesita aislarse con su esposa en Kensington? En este caso, Catalina fue quien estuvo en contacto directo con una persona contagiada de la COVID-19, pero como su esposo no estuvo presente al momento en el que esto sucedió, él no necesita aislarse en casa.

A pesar de esto, ante la cercanía que hay en un hogar familiar, en caso de que la duquesa de Cambridge empezara a experimentar algún síntoma relacionado al coronavirus o diera positivo en alguna de las pruebas de control, entonces el príncipe Guillermo tendría que aislarse también en casa.

Guillermo, Catalina y Jorge de Cambridge durante el juego de Inglaterra en la Eurocopa 2021. (Foto: AFP)
Guillermo, Catalina y Jorge de Cambridge durante el juego de Inglaterra en la Eurocopa 2021. (Foto: AFP)

Debido a estas normas promulgadas por el Gobierno británico desde que inició la pandemia, la rutina en el Palacio de Kensington puede continuar, con el equipo de los duques de Cambridge trabajando sin ningún tipo de cambio, mientras que Catalina se mantiene en confinamiento en su hogar.

Se cree que Catalina recibió la notificación el último viernes por la tarde, tras su aparición en el torneo de tennis de Wimbledon. A pesar de que todos los royals se practican dos pruebas a la semana, además de las que necesiten para sus compromisos, las reglas británicas establecen que cualquier que estuvo en contacto con una persona contagiada debe aislarse el tiempo que indica la ley.