Don Berto Antonio  se graduó como bachiller a sus 78 años, una edad que muchos pensarían sería demasiado tarde para estudiar (Foto: Milto Giraldo)
Don Berto Antonio se graduó como bachiller a sus 78 años, una edad que muchos pensarían sería demasiado tarde para estudiar (Foto: Milto Giraldo)

A pesar de su avanzada edad, Don Berto Antonio de 78 años, logró uno de sus principales objetivos en la vida: recibirse de bachiller en la carrera que más anhelaba. Nacido en , el veterano hombre aparece en imágenes mostrando una gran sonrisa de felicidad que pudo ser captado por la cámara.

Estudiar para muchos es un privilegio más que una obligación. Aunque existen escuelas y universidades públicas en todos los países, muchos jóvenes y adultos por necesidad comienzan en el mundo laboral con sus estudios truncos o sin siquiera haber pisado una institución educativa en su vida.

Es por eso que la historia de Don es tan especial. Él demuestra que no hay edad para cumplir tus sueños. Aquí te presentamos los detalles sobre él y cómo recibió ayuda de su familia para culminar sus estudios.

Don Berto, el abuelito de 78 años que se graduó como bachiller

El pasado 27 de noviembre, el municipio de San Francisco en Antioquia de Colombia realizó una ceremonia de graduación para homenajear a un nuevo grupo de bachilleres que terminaron la educación media, así lo señaló , el diario mexicano.

No se tiene mucha información sobre el protagonista de esta historia, más allá que él estuvo presente en la ceremonia con su toga y su birrete. Él recibió su graduación como cualquier joven ese día, sonriendo a todos los que lo felicitaban por su logro.

Don Berto Antonio caminó con una sonrisa muy modesta por su graduación (Foto: Milto Giraldo)
Don Berto Antonio caminó con una sonrisa muy modesta por su graduación (Foto: Milto Giraldo)

Su sonrisa cansada y su tranquila humildad demuestran una vez más que nunca es tarde y que siempre es posible cumplir los sueños” escribió Milto Giraldo al momento de compartir la foto en las . Se informó también que el adulto mayor estaba en el horario de la noche, destacando por su puntualidad y disciplina.

Don Berto es un gran ejemplo de superación para todos aquellos que creen que es demasiado tarde para continuar sus estudios, incluso aquellos que creen que es más importante mantener un trabajo que formarse académicamente.