Un joven originario de Puerto Rico enfrenta una millonaria deuda tras pasar meses recuperándose de un accidente que casi le costó la vida. | Crédito: Alexis Joel Hernandez / Facebook
Un joven originario de Puerto Rico enfrenta una millonaria deuda tras pasar meses recuperándose de un accidente que casi le costó la vida. | Crédito: Alexis Joel Hernandez / Facebook

¿Te imaginas casi morir en una explosión, pasar por un extenuante programa de recuperación y enterarte que le debes una fortuna a las autoridades de tu país por salvarte la vida? Ese es el drama que vive desde hace dos años , un ciudadano de con una deuda al gobierno de su país que asciende a casi 2′000,000 de dólares por los siete meses que pasó en un hospital militar de , convaleciendo de las graves quemaduras que sufrió en gran parte de su cuerpo.

“Nunca, nunca en mi vida esperé que viviría algo como esto. Nunca imaginé que tendría que vivir tanto dolor”, dijo el originario de a sobre su experiencia cercana a la muerte compartida en un en su canal de . En enero de 2019, cuando tenía 23 años, Hernandez llegó a , para estudiar Medicina para convertirse en doctor, un sueño por el que trabajó “muy duro” durante gran parte de su vida para volverlo realidad.

Dos días después de su llegada, el joven puertorriqueño encendió la caldera para calentar agua para darse una ducha y ocurrió una explosión. “Las llamas envolvieron el apartamento y el edificio. Tuve que correr a través del fuego buscando una manera de salir de ahÍ. Casi pierdo la vida”, recordó. Afortunadamente, los rescatistas pudieron sacarlo del lugar y trasladarlo a un hospital mexicano, pero sus graves quemaduras requerían de cuidados especiales.

MÁS INFORMACIÓN: “Con 27 años no estoy dispuesta a que me dejen morir”: el llamamiento de una mujer con cáncer de mama

En su calidad de ciudadano estadounidense, Alexis Hernandez fue llevado por vía aérea a uno de los centros de tratamiento de quemaduras más prestigiosos del país norteamericano: El Instituto de Investigación Quirúrgica del Ejército de Estados Unidos () en San Antonio, Texas. De acuerdo a la asistente de fisioterapia Kelly Brown, “un gran porcentaje” de su cuerpo resultó afectado por el fuego y una de las pocas partes sin lesiones eran las plantas de sus pies.

El proceso de recuperación del protagonista de esta dramática consistió en 19 cirugías y cientos de horas de terapia física. “De nuevo comencé desde cero, aprendí cómo caminar, cómo comer, cómo respirar, cómo ver, cómo vestirme a mí mismo, cómo hacer todo de nuevo”, precisó. Incluso con la medicación, Alexis Hernandez experimentaba un tremendo dolor, pero pudo soportarlo gracias a su tremenda determinación.

Siete meses después, Hernandez viajó a su hogar en para visitar a sus familiares y amigos solo para darse con la sorpresa que la compañía con la que contrató su seguro de salud –que obtuvo a través de su padre por su trabajo como policía– se negaba a cubrir el pago de sus gastos médicos que ascendían a 1′700,000 dólares debido a que el terrible accidente que casi le cuesta la vida ocurrió en .

MÁS INFORMACIÓN: ¡Juntas lo lograron! La tierna historia de cuatro niñas que vencieron al cáncer

Al ver la carta del gobierno de que contenía la millonaria cuenta a nombre del por el tratamiento que le salvó la vida, en la que incluso le sugerían que podía pagarla tanto por cheque como por teléfono, Hernandez dijo que se sintió “completamente desesperado” y, a través de su representante congresal, intentó comunicarse con otras entidades públicas para que le condonaran la deuda, aunque sin éxito.

Ahora, el boricua intenta seguir adelante pese a la exorbitante suma que adeuda al gobierno de su país. Al ser consultado sobre qué es lo que lo mantiene su determinación y motivación, Alexis Joel Hernandez dijo que recibió una “segunda oportunidad” de vida y que se siente “afortunado” de “poder ver la luz del día, todos los días”. “No todos tienen una segunda chance. No voy a desperdiciarla”, agregó.

Entre sus planes a futuro figuran el completar sus estudios de Medicina y finalmente convertirse en doctor, siempre y cuando el tema de su deuda no se interponga en su camino. “Estoy trabajando duro para volver a la escuela. Quizás con esto, no voy a ser capaz de regresar”, precisó, al tiempo que dijo que tiene dos cirugías programadas para este año y varios meses más de rehabilitación física por delante.

TE PUEDE INTERESAR