Catherine Boone falleció sin saber que podía cobrar una herencia de más de 800 mil dólares. (Foto: Referencial / Pixabay)
Catherine Boone falleció sin saber que podía cobrar una herencia de más de 800 mil dólares. (Foto: Referencial / Pixabay)

Una mujer de Oregón, , murió en la indigencia sin saber que era la heredera de una fortuna de casi un millón de dólares. Catherine Boone, de 49 años, falleció en la calle por una serie de problemas respiratorios que se complicaron más de lo esperado.

Jack Spithill, su padre, fue quien ofreció detalles de esta trágica historia. En conversación con el canal de noticias , el hombre contó que su hija tenía problemas de salud mental y abuso de drogas. Vivió con su madre hasta su fallecimiento, ocurrido en 2016. Fue entonces cuando volvió a caer en el consumo de narcóticos, lo que la llevó a convertirse en una indigente.

Lo que Catherine desconocía era que su madre le había dejado una herencia de unos 884 mil dólares, un dinero que sin dudas habría dado un giro radical a su vida.

Falleció en situación de calle sin saber que había heredado una fortuna. (Foto: KGW News / YouTube)
Falleció en situación de calle sin saber que había heredado una fortuna. (Foto: KGW News / YouTube)

“No puedo entender cómo el dinero solo estaba allí. Ella tuvo una vida difícil, pero cuando estuvo bien, estuvo realmente bien”, dijo Spithill. Según explicó, intentó encontrar a su hija por mucho tiempo para entregarle su fortuna, pero jamás la encontró. Incluso contrató un investigador privado para que intentara localizarla.

Durante todo ese tiempo, Catherine nunca se enteró de la fortuna que su madre le había dejado. Por ello, vivió en situación de calle y frecuentó varios refugios sin saber que era la dueña de casi un millón de dólares.

“Atribuiría casi todos sus problemas a las drogas. Pero creo que ella también tenías problemas mentales y la combinación de ambas cosas no funcionó bien para ella. Creo que fue mi error no reconocer sus problemas mentales. De alguna forma me rendí con ella por las drogas y no debí haberlo hecho”, declaró el hombre.

En consecuencia, en julio de 2019, un juez ordenó que los 884 407 dólares que le correspondían fueran enviados al Departamento de Tierras de Oregón, encargado de gestionar el dinero no reclamado en caso de que los herederos no sean localizados o rechacen el pago.

El organismo recibió los activos seis meses antes de la muerte de Catherine, en enero de 2020, cuando ya era demasiado tarde, y ahora se encargará de identificar a las personas que tengan derecho a recibir el dinero.

Te puede interesar: