Cuando el hijo de la pareja desapareció, la Policía china no consiguió muchas pistas. Esta historia, gracias a la inteligencia artificial, tuvo un final feliz. (Foto: Referencial - Pixabay)
Cuando el hijo de la pareja desapareció, la Policía china no consiguió muchas pistas. Esta historia, gracias a la inteligencia artificial, tuvo un final feliz. (Foto: Referencial - Pixabay)




Con la ayuda de la tecnología de (IA), una pareja de la ciudad meridional china de Shenzhen pudo reunirse con su hijo, quien había sido secuestrado 18 años atrás.

El joven desapareció cerca de su casa, situada en el distrito de Futian de Shenzhen, en 2001, cuando solo tenía 3 años de edad, según informó la Policía local. Aunque los padres proporcionaron oportunamente muestras de sangre, la Policía no logró conseguir ninguna pista valiosa sobre el paradero del niño.

La tecnología de IA empezó a ser usada este año para ayudar en la lucha contra la trata de personas. Según explicó Li Xin, experto de Tencent, la tecnología de visión artificial permite elaborar modelos simulados de caras humanas en el proceso de crecimiento y envejecimiento.

La pareja suministró tantas fotos como pudo de su hijo a fin de asistir al aprendizaje automático del computador. Con estas, el sistema produjo cerca de 100 pistas posibles.

Posteriormente, las autoridades conformaron un equipo especial para investigar las pistas. Poco tiempo después, los efectivos localizaron un joven en la ciudad de Yunfu cuyos rasgos eran muy similares a los del modelo facial. Tras ubicarlo, hicieron una prueba de ADN, con la cual confirmaron que se trataba del hijo de la pareja.

Las autoridades siguen investigando el caso.