David Hayman, de 60 años, murió mientras dormía por coronavirus. (Foto: East Kent Hospitals University NHS Foundation Trust)
David Hayman, de 60 años, murió mientras dormía por coronavirus. (Foto: East Kent Hospitals University NHS Foundation Trust)

Un hombre de la tercera edad que llevaba una vida tranquila en un pueblo, ubicado a 90 kilómetros al sudeste de Londres (Inglaterra), y que recientemente se había convertido en abuelo, se fue a dormir y no volvió a despertar. Lamentablemente, , una enfermedad que no sabía que tenía ya que no presentó síntoma alguno.

MÁS INFORMACIÓN: “Tengo tres compañeros muertos, no quiero ser el cuarto”: la renuncia de un médico se vuelve viral

A inicios de noviembre, David Hayman, de 60 años, estaba en su casa de Biddenden cuando comenzó a sentir dolores en el estómago. Debido a que creyó que las molestias eran síntomas de un virus estomacal, decidió no prestarles atención y continuar con su vida.

Una mañana, Diane, su esposa, se despertó y notó que David no se movía. Lamentablemente, él había perdido la vida mientras dormía. La autopsia, realizada posteriormente, determinó que tenía coronavirus y ninguno sabía que eran portadores de la enfermedad.

Foto: East Kent Hospitals University NHS Foundation Trust
Foto: East Kent Hospitals University NHS Foundation Trust

Todo ocurrió solo cinco semanas después de que Michelle Hayman, hija de David, diera a luz a su cuarta hija. “Tuvimos que convencer a mamá de que se dejara revisar al día siguiente en que papá murió. Cuando llegaron los paramédicos su nivel de oxígeno estaba tan bajo que nos aseguraron que de haberse quedado en su casa esa tarde también habría muerto”, dijo en declaraciones recogidas por .

Diane recibió los cuidados necesarios y, luego de dos semanas en el hospital William Harvey, pudo recuperarse. Michelle, por su parte, lamentó que nadie haya podido visitar a su madre para consolarla después de la pérdida de su esposo. Asimismo, que estuviera muy cerca de perder a dos de sus seres más queridos.

“No puedo creer lo cerca que estuvimos de perderlos a ambos. Habían sido muy cuidadosos, siempre se lavaban las manos y usaban sus máscaras y aún así lo tenían [el covid-19]. Odiaría que cualquier otra persona pase por lo que hemos experimentado. Mis padres fueron muy cuidadosos y aún así se enfermaron”, declaró.

“Quiero que la gente sepa lo serio que es esto. No solo toma a los vulnerables, puede tomar a cualquiera”, agregó.

TAGS RELACIONADOS