El Día de Muertos es una festividad que honra a los difuntos y que cuenta con múltiples variantes de acuerdo a los lugares en donde se desarrolla. (Foto: Enrique Castro / AFP)
El Día de Muertos es una festividad que honra a los difuntos y que cuenta con múltiples variantes de acuerdo a los lugares en donde se desarrolla. (Foto: Enrique Castro / AFP)

El es una celebración tradicional mexicana que honra a las personas fallecidas. Tiene lugar los días 1 y 2 de noviembre y está vinculada a las celebraciones católicas de Día de los Fieles Difuntos y Todos los Santos.

MIRA: Día de Muertos: los 10 elementos que no pueden faltar en tu ofrenda

Esta festividad se celebra de distintas formas, de acuerdo al lugar. Están, por ejemplo, quienes prefieren colocar una ofrenda en un altar o sencillamente disfrazarse; no obstante, están también quienes prefieren tomar a la muerte como algo más que el fin de la vida, haciendo un recordatorio de que se encuentra bastante cerca de nosotros. Este es el caso de ciertas localidades mexicanas, que llevan a cabo algunas actividades que pueden ser consideradas extrañas y que llaman la atención por estar llenas de simbolismo.

Una mujer entrega fruta como ofrenda para la celebración del Día de Muertos, en la vereda Santa Fe de la Laguna, municipio de Quiroga, estado de Michoacán (México), el 31 de octubre de 2019. Las personas colocan ofrendas en sus casas por los fallecidos, incluidos los niños, conocidos como "angelitos". Los aldeanos traen fruta y pan como ofrenda. (Foto: Enrique Castro / AFP)
Una mujer entrega fruta como ofrenda para la celebración del Día de Muertos, en la vereda Santa Fe de la Laguna, municipio de Quiroga, estado de Michoacán (México), el 31 de octubre de 2019. Las personas colocan ofrendas en sus casas por los fallecidos, incluidos los niños, conocidos como "angelitos". Los aldeanos traen fruta y pan como ofrenda. (Foto: Enrique Castro / AFP)

Recrear al difunto

En Ocotepec, localidad del municipio de Cuernavaca en el estado de Morelo (México), se acostumbra recrear a la persona fallecida en un altar, según el medio Cultura Colectiva. Utilizando ropa, sandalias, y rodeado de su comida favorita, este ritual es realizado únicamente para personas que fallecieron en el transcurso del año.

Sacar al fallecido de su tumba

Pomuch es una población del estado mexicano de Campeche en donde se acostumbra que los familiares esperen que un fallecido cumpla tres años para exhumar su cadáver y limpiar sus restos con cuidado, señala el portal Más México. Cada 2 de noviembre, se extraen los huesos dado que existe la creencia de que, con esta actividad, los muertos pueden sentirse parte del mundo de los vivos.

Una invitación a los muertos

En San Juan Chamula, una población del estado mexicano de Chiapas, se acostumbra que, cada 1 de noviembre, los pobladores celebren “K’Santo” o “K’Anima”, un acto en el que llaman a sus difuntos y los invitan a disfrutar de una fiesta en honor a ellos. La fiesta incluye varios kilos de carne de res que se cuelga sobre fuego para ahumarla, después se prepara en caldo y se sirve como ofrenda el Día de Muertos. Antes de llegar al cementerio, una iglesia toca la campana, lo que es el llamado para que las almas que están en el otro mundo vengan al nuestro.

Danza de los huestes

En la Sierra Mazateca de Oaxaca, se cree que esta danza es el vínculo entre los vivos y los muertos. En esta celebración, los hombres se disfrazan con ropas viejas, un sombrero y una máscara de madera, para luego ir a los cementerios y a las casas con música y baile para rendir homenaje a sus familiares fallecidos.

TE PUEDE INTERESAR

VIDEO RECOMENDADO

En Chiapas, celebran la fiesta de las almas pese a la pandemia

La fiesta de las almas se celebra en Chiapas pese a la pandemia
Bajo una luna azul, los pueblos mayas de los Altos de Chiapas, en el sureste de México, celebran estos días la fiesta del alma (k´in ch´ulelal, en tzotzil), su