Módulos Tomas de Canal

Sara Hinesley, la niña que nació sin manos y ganó un concurso de escritura

La pequeña de 10 años recibirá un premio en junio por sus impresionantes habilidades cursivas

Niña sin manos

La menor no tiene manos desde que nació. (Foto: WJZ)

WJZ

Ni la parálisis ni el cáncer la vencieron: conoce la historia de la mujer que abrió su gimnasio de crossfit

Conejo dejó impactadas a las autoridades chilenas tras realizar insólito hallazgo


A pesar de las dificultades que pueden presentarse, la vida es un continuo ejercicio de superación. No interesa si los obstáculos, grandes o pequeños, interrumpen nuestro camino, lo importante es que tenemos que mirar la manera de salir adelante. Un claro ejemplo de esto es la historia de una niña de 10 años que nació sin manos. Ella lejos de darse por vencida luchó cada día hasta lograr ganar un concurso de escritura por sus impresionantes habilidades cursivas en Estados Unidos.

Superó obstáculos con una sonrisa

Sara Hinesley nació en China y hace cuatro años fue adoptada por una familia estadounidense. Actualmente, cursa el tercer grado y pese a no tener ambas manos desde que nació, ella se las ingenió para aprender a escribir; tal es así que desarrolló su propio método de escritura al agarrar el lápiz con los brazos. Tiempo después su esfuerzo tuvo recompensa al ganar recientemente el Premio Nicholas Maxim en el Concurso Nacional de Manuscrito Zaner-Bloser 2019.

En una entrevista a WJZ, la pequeña señaló que nada es imposible para las personas que quieren crecer cada día. “Las cosas que no puedo hacer, trato de descubrir la forma en que pueda hacerlas y hacer todo lo posible para que funcionen. Simplemente me esfuerzo al máximo y me lo propongo. Esto es lo que sucede”.

Como toda niña dijo que le gusta jugar y ver televisión, además de pasar tiempo con su hermana mayor Veronica.

Niña sin manos

La menor decidió no usar prótesis en sus manos. (Foto: WJZ)

La menor decidió no usar prótesis en sus manos. (Foto: WJZ)

Pequeña independiente

La madre de la pequeña, Cathryn Hinesley, cuenta que su hija es bastante independiente y disciplinada en la escuela. Además, de haber tomado la decisión, a su corta edad, de no usar prótesis en sus manos. “Toda su vida ha descubierto formas de superar ese desafío y realmente la ha convertido en una pensadora muy estratégica. Antes de asumir una tarea, tiende a trazar cómo la va a lograr y generalmente tiene éxito. Todo lo que Sara hace, lo hace de la mejor manera posible y por su cuenta. Es una niña muy independiente, 'puedo hacerlo', como una niña”.

Por su parte, la directora del plantel, Karem Smith, dijo que Sara siempre tiene una sonrisa en la cara y nada la deprime, pues siempre busca la forma de hacer frente a cualquier tarea por más complicada que sea.

Premiación

La niña será galardonada el 13 de junio, al ser el último día escolar del año en ese país. Ella es la primera estudiante de la Escuela Católica Regional de St. John en Frederick, Maryland en recibir el Premio Nicholas Maxim por excelencia en cursiva.

IrMundial 2018