• La idea del hospicio es que los perros puedan recibir amor y compañía de una familia en sus días más difíciles. (Foto: Facebook @thegreymuzzlecaninehospice)
    1/5

    La idea del hospicio es que los perros puedan recibir amor y compañía de una familia en sus días más difíciles. (Foto: Facebook @thegreymuzzlecaninehospice)

  • El Hospicio Canino Gray Muzzle en el Reino Unido, que acoge a perros viejitos y abandonados para darles los cuidados que merecen. (Foto: Facebook @thegreymuzzlecaninehospice)
    2/5

    El Hospicio Canino Gray Muzzle en el Reino Unido, que acoge a perros viejitos y abandonados para darles los cuidados que merecen. (Foto: Facebook @thegreymuzzlecaninehospice)

  • Matilda tiene diversos tumores y, a pesar del dolor, disfrutó de su helado favorito en un día de playa. (Foto: Facebook @thegreymuzzlecaninehospice)
    3/5

    Matilda tiene diversos tumores y, a pesar del dolor, disfrutó de su helado favorito en un día de playa. (Foto: Facebook @thegreymuzzlecaninehospice)

  • A todos se les da la oportunidad de disfrutar de nuevas experiencias, como caminar en arena o comer hamburguesas. (Foto: Facebook @thegreymuzzlecaninehospice)
    4/5

    A todos se les da la oportunidad de disfrutar de nuevas experiencias, como caminar en arena o comer hamburguesas. (Foto: Facebook @thegreymuzzlecaninehospice)

  • Muchos perros necesitan cuidado especiales debido a su delicado estado de salud. (Foto: Facebook @thegreymuzzlecaninehospice)
    5/5

    Muchos perros necesitan cuidado especiales debido a su delicado estado de salud. (Foto: Facebook @thegreymuzzlecaninehospice)

Al igual que las personas, los también llegan a una edad en la que necesitan muchos cuidados y atenciones debido a las enfermedades que los aquejan. Algunos tienen la dicha de recibir amor y compañía en sus hogares, mientras que otros son abandonados por sus dueños al convertirse en ancianos y no gozar de buena salud. Este terrible panorama en Reino Unido llevó a una enfermera jubilada a iniciar un proyecto para cambiar sus últimos días de vida.

Nicola Coyle de 46 años creó el para cuidar a canes de avanzada edad o enfermos terminales que fueron dejados en la calle. Esta increíble historia se inició en su propia casa en Mansfield, Nottinghamshire.

“Solo los aceptamos si el veterinario dice que les quedan menos de 6 meses de vida, así que nos centramos en los cuidados finales (…) Creo que el que más ha estado con nosotros fue cerca de un año, y el que menos, unas 2 semanas”, explicó en una entrevista con Metro.

Aunque no sabe cuándo son sus cumpleaños, ella les organiza a todos una pequeña fiesta para que se alegren. (Foto: Facebook @thegreymuzzlecaninehospice)
Aunque no sabe cuándo son sus cumpleaños, ella les organiza a todos una pequeña fiesta para que se alegren. (Foto: Facebook @thegreymuzzlecaninehospice)

Es así que Nicola Coyle le dio la bienvenida a los perritos que fueron dejados en la calle y los llena de amor y cuidados. Incluso, algunos son llevados a disfrutar de una hamburguesa, buen filete o unas papas fritas. También hay los que prefieren ir a correr a la playa o saborear un helado.

Muchos ya no pueden caminar por lo que son llevados en coches de bebés a dar paseos por la calle. (Foto: Facebook @thegreymuzzlecaninehospice)
Muchos ya no pueden caminar por lo que son llevados en coches de bebés a dar paseos por la calle. (Foto: Facebook @thegreymuzzlecaninehospice)

Cada animalito que llega a su casa es tratado con amor por todos, incluso sus hijas forman parte de esta misión. Es así que Olivia se encariñó con el pequeño Buddy y se volvieron inseparables a tal punto que estuvieron juntos en el día de su graduación, sin duda, la mejor pareja que pudo llevar a la fiesta.

'Buddy' no paró de sonreír para cada fotografía. Ambos lucían impecables para la ocasión. (Foto: Facebook @thegreymuzzlecaninehospice)
'Buddy' no paró de sonreír para cada fotografía. Ambos lucían impecables para la ocasión. (Foto: Facebook @thegreymuzzlecaninehospice)

La idea de esta mujer del es lograr que las mascotas lleguen a ese momento en que deben cerrar sus ojos para siempre sintiéndose importantes y queridos. Cuando los perritos mueren, ella misma se encarga de incinerarlos y poner sus restos en una parcela.