Módulos Tomas de Canal

Jubilada gastó todos sus ahorros para casarse con su joven amante y terminó en la ruina

Diane De Zoysa, de 60 años, vendió todas sus cosas en Escocia para darse la gran vida en Sri Lanka con su pareja 34 años menor que ella pero su historia no tuvo el final feliz que esperaba

“Si algo suena demasiado bueno para ser verdad, probablemente lo sea”. Este refrán es el más apropiado para describir la situación que vivió una jubilada de Escocia que acabó perdiendo más de 116 mil dólares después de casarse con su joven amante de Sri Lanka de 26 años.

Diane De Zoysa conoció a Priyanjana De Zoysa en 2016 y en tan solo siete meses se casó con él, vendió su casa en East Lothian, se mudó a Sri Lanka, construyó una casa para que viviera con su esposo y le compró un minibus para su uso personal, informó el diario Daily Record.

Ella pensó que se daría la gran vida en Sri Lanka pero en mayo del año pasado unos delincuentes empezaron a extorsionar a Priyanjana al enterarse que tenía dinero y eventualmente lo asesinaron.

La mujer de 60 años no solo se quedó viuda sino que también prisionera del hogar que había mandado construir. Para empeorar las cosas, halló documentos que demostraban que su esposo estaba casado con otra mujer y que la habían usado para sacarle dinero.

“Simplemente no podía quedar más ahí. Me sentí como una estúpida por no haber escuchadoa mi familia y a mis amigos porque ellos me dijeron que siempre fue por el dinero. Pensé que me amaba pero obviamente nunca lo hizo”, dijo Diana al citado medio británico.

La extrabajadora edil no pudo abandonar la propiedad debido a que sus familiares políticos se rehusaron a ayudarla a venderla, por lo que terminó endeudándose con miles de dólares después de apoyar económicamente a los deudos tras el asesinato de su marido.

“La familia de mi esposo virtualmente me tuvo bajo arresto domiciliario por dos años. No podía ir a ninguna parte, ni siquiera a la playa”, añadió Diane, que dijo que ellos no estaban contentos con su intención de regresar a su país de origen.

“Me denunciaron ante la policía local porque me estaba yendo con todas mis propiedades, pero logré escapar de ahí para quedarme con unos amigos. No estaban felices porque ya no podían sacarme más dinero”, explicó la mujer.

Eventualmente, Diane logró dejar atrás la cárcel en la que la hacía vivir la familia política de su esposo y logró refugiarse en casa de unos amigos antes de tomar un vuelo de 20 horas de regreso a su hogar en el Reino Unido.

Después de gastar los ahorros de toda su vida en lo que parecía ser un retiro romántico de fantasía en un paradisíaco país con su joven esposo, ahora Diane se encuentra de vuelta en la invernal Escocia y busca rehacer su vida.

“No tengo nada y todavía debo más de 5 mil dólares en mi tarjeta de crédito. Todavía sigo intentado pagar eso. Es imposible. Tengo que buscar un empleo. No puedo simplemente vivir de mi pensión, no me alcanza. Pero me alegra estar de nuevo en casa”, sentenció.

Tags Relacionados:

escocia

Sri Lanka

IrMundial 2018