(Foto: Familia Bridges)
(Foto: Familia Bridges)

Seven Bridges tenía solo 10 años y había tenido una vida muy dura a causa de los problemas de salud que lo afectaban desde su nacimiento. A ello se añadió que el pequeño era constantemente acosado en el colegio, hasta llegar a un punto en el que no pudo soportar más.

El bullying llevó a que Seven decidiera quitarse la vida y el caso ha generado gran indignación en Estados Unidos, sobre todo porque el niño ya había aparecido en los medios indicando haber sufrido maltratos. La trágica historia fue registrada en Louisville (Kentucky).

"Vi a mi hijo muerto. Es algo que está en mi cabeza", contó Tami Charles, la madre de Seven, a .

Todo sucedió mientras la mujer había acudido a hacer compras a una tienda cercana y su esposo estaba en una práctica del coro de la iglesia. "Por los pocos minutos en los que nos fuimos, (parece que) él no quería que viéramos eso", sostuvo por su parte Donnie Bridges, padre del menor fallecido.

Seven era el único hijo de su familia y para su madre era un "niño milagroso", pues se le dijo que era incapaz de tener hijos; sin embargo, todo cambió cuando el pequeño llegó a este mundo en julio de 2018.

Más allá de la alegría, el niño tuvo que enfrentar enormes dificultades desde su nacimiento, debido a que una condición especial de su aparato digestivo. En total, Seven Bridges tuvo que pasar por 26 cirugías y desde muy pequeño vivió con una colostomía.

Dicho detalle es importante, pues la colostomía es una abertura que se hace en el intestino grueso para unirlo con la pared y es a través de esta cavidad por donde el cuerpo de estos pacientes elimina sus desechos.

Una intervención de este tipo tiene gran impacto en los pacientes que la tienen, por lo que resulta tan triste como indignante que la colostomía era uno de los motivos por los que Seven sufría de bullying. Según la madre del niño, sus compañeros se burlaban de la bolsa, diciéndole que él era una fuente de mal olor.

"Él solo quería ser normal", relataron sus inconsolables papás.

Señales anteriores
Ya en septiembre, WHAS11 había cubierto una denuncia de bullying por parte de la familia Bridges em septiembre. Seven había contado que sufrió insultos racistas por parte de un compañero en el bus escolar.

Lo desconcertante es que su amigo le sugirió que golpee a quien lo ofendió, a lo que Seven se negó. La respuesta del supuesto amigo del niño fue ahorcarlo ante la negativa.

Tami Charles pidió que se hiciera una investigación del incidente a Escuelas Públicas del Condado de Jefferson (JCPS), la entidad responsable del colegio en el que estudiaba su hijo; no obstante, nunca se precisaron las medidas correctivas que se tomaron tras la revisión del caso.

"No hubo referencias, no hubo reportes de incidentes ni papeleo", dijo la madre del menor a través de una transmisión de Facebook Live, la cual se hizo viral por aquellas fechas.

Tras el suicidio de Seven, los padres han acusado a JCPS de no haber actuado a tiempo para socorrer a su hijo. "No era que ellos tuvieran las herramientas para ayudar a las víctimas de bullying, estas simplemente no estaban ahí, simplemente no fueron usadas", dijo Charles.

El hecho viene siendo investigado por JCPS luego de la polémica. "Estamos devastados", dijo una representante de la entidad.

Para los padres del menor sigue siendo terrible, teniendo en cuenta que ya estaba decidido que el niño iría a otro colegio para el siguiente periodo académico. "Seguíamos diciéndole que todo esto se acabaría", cuenta la madre.

Por lo pronto, los papás de Seven han preferido hablar del perdón y han dicho que esperan que quienes acosaron a su hijo sean conscientes de las consecuencias de sus actos.

TAGS RELACIONADOS