Es un misterio médico que ha dejado a varios doctores rascándose la cabeza. Un sospechoso tumor cerebral maligno desapareció sin tratamiento, dándole a un paciente una segunda oportunidad de vida. (Foto: Pixabay/Pexels)
Es un misterio médico que ha dejado a varios doctores rascándose la cabeza. Un sospechoso tumor cerebral maligno desapareció sin tratamiento, dándole a un paciente una segunda oportunidad de vida. (Foto: Pixabay/Pexels)

“Es un milagro. Esa es la forma en la que Dios lo planeó y así fue como se dio”. Esta es la conclusión a la que llegó un padre de familia de sobre el supuesto tumor cerebral maligno que le fue diagnosticado y que desapareció sin someterse a tratamiento alguno un día antes de la cirugía programada para retirárselo.

Este misterio médico, que ha dejado a más de un doctor rascándose la cabeza, tiene como protagonista a Paul Wood, residente de la localidad de Lodi en , quien acudió a su fe y a la comunidad religiosa a la que pertenece desde hace varios años en busca de apoyo para el difícil momento que atravesaba.

Todo empezó hace unos meses cuando Wood se dio cuenta que algo no andaba bien en su cuerpo, ya que padecía de “fuertísimos dolores de cabeza”. “No podía ni caminar por el pasillo sin sostenerme antes de las paredes”, señaló el también voluntario de causas comunitarias al noticiero .

Cuando acudió a su médico de cabecera para que lo examinara, este lo derivó a un neurocirujano de la Universidad de California San Francisco (), que pensó que tenía un sangrado cerebral; sin embargo, los radiólogos detectaron señales de un tumor en las pruebas a las que se sometió.

De inmediato, Wood recurrió a su fe y a sus compañeros de la para que oraran por su pronta recuperación pero jamás espero que el apoyo sería masivo, tanto con llamadas telefónicas como mensajes a través de las redes sociales. “Mi teléfono no deja de sonar y mi está lleno de plegarias de todas partes de California”, precisó.

Un día antes de la cirugía, la operación de Woods fue cancelada. ¿La razón? El supuesto tumor se había desvanecido. Los especialistas que iban a intervenirlo quirúrgicamente dijeron que no podían explicar por qué el tumor desapareció por completo, al igual que su médico de cabecera.

“Hicimos exámenes, tenemos tecnología médica y tratamos de llegar a una conclusión. Somos como detectives pero a veces las cosas pasan de forma que no podemos explicar”, dijo el Dr. Richard Yee. ¿Realmente ocurrió un milagro debido a las plegarias que Paul Wood recibió o se trató de un error de diagnóstico?

Sea lo que haya sido, Paul Wood –quien se mostró feliz por esta segunda oportunidad de vida y desea enseñarle al mundo sobre la esperanza– contó que los doctores están tan intrigados por su milagrosa recuperación que le han pedido que participe en un estudio de investigación para tratar de hallar una respuesta.

TAGS RELACIONADOS